FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Damas y caballeros: al fin, Omar Souleyman en Bogotá

El personaje que se ha hecho famoso por tocar en miles de bodas en Siria, que ha trabajado con Björk y Kieran Hebden de Four Tet, trae su delirio a Colombia. Prepárense para uno de los bailes más dementes del 2015. Sí hay boletas.
1.2.15

Foto por Jess Lehrman

Por fin, el personaje que se ha hecho famoso por tocar en miles de bodas en Siria, que ha trabajado con Björk y Kieran Hebden de Four Tet, trae su delirio a Colombia. Prepárense para uno de los bailes más dementes del 2015. La primera vez que escuché a Omar Souleyman fue en un taxi en Jordania, y sus extrañas canciones desérticas sonaban constantemente cuando vivía en una choza de cemento con algunos beduinos en los desiertos del norte del país, una zona bastante similar al pueblo natal de Souleyman, Ras Al-Alyn. Nunca podía descifrar qué instrumento podía producir los sonidos sobre los que Souleyman canta, y no fue hasta que me puse a ver varios videos borrosos de sus presentaciones en vivo que me di cuenta que era nada más un teclado Yamaha tocado a toda. Junto con gritos de "¡Yallah!" y el filtro de una videograbadora barata, el sonido de Souleyman de pronto sonaba entre una mezcla de folk, música experimental y música progresiva.

Omar Souleyman encontró la fama internacional después de haber sido firmado en 2006 por Sublime Frequencies, un sello de "world music" basado en Seattle, pero ha sido una leyenda en su país, Siria, y otros países vecinos, por casi veinte años. Desde que tiene siete años, Souleyman ha cantado canciones tradicionales de dabke, pero no fue hasta 1994 que encabezó su primer concierto (en Siria, eso significa tocar en una boda). Sus frenéticas canciones de boda rápidamente lo lanzaron al estrellato en el mundo árabe.

Souleyman se convirtió en una presencia omnipresente por su enorme cantidad de presentaciones en bodas, las cuales casi siempre eran grabadas en VHS para regalárselas a los novios, y que después eran copiadas en grandes cantidades para distribuirse a tienditas de música a lo largo de la región. Se rumora que ha hecho más de 500 cintas de ese tipo. "Después de la primera boda en la que canté, me empezó a contactar más gente para que cantara en sus bodas," dice. "Esto siguió por un rato hasta que me di cuenta que ya no tenía tiempo libre en la semana, el mes o el año. Sabía que me estaba volviendo famoso después de las primeras cinco bodas en las que canté, o algo así".

Publicidad

Su estilo único de sonidos dabke suena completamente extraño para los oídos occidentales, pero eso no se debe a únicamente a que su origen sean los exóticos desiertos de Arabia. El dabke normal no suena como el dabke de Omar. Omar mezcla el estilo iraquí de música Choubi con letras kurdas, y lo toca todo a la velocidad de la luz: "El área donde vivo es un triángulo, hay gente turca, cristianos y kurdos. Yo cantaba en todas esas áreas. En todas tocan su estilo tradicional de música, entonces cuando iba a tocar a esas regiones yo cantaba en su estilo, imitando cómo cantaban, su estilo folclórico, y le agregaba mi propio giro a eso".

Kieran Hebden, también conocido como Four Tet, produjo el más reciente álbum de Souleyman, Wenu Wenu, y aunque la combinación suena un poco descabellada, no es la primera vez que Souleyman trabaja con músicos que es más probable que escuches en un bar de Brooklyn que en un lugar de hookah en Damasco. Björk y Gorillaz también se han acercado a Souleyman en el pasado. Cuando le pregunto sobre trabajar con artistas como Four Tet y Björk, encoje los brazos y dice "Trabajo es trabajo, ¿no?", ¿y con quién es la persona con la que más le gustaría colaborar?. "Mi tecladista".

Souleyman contesta cada pregunta detrás de sus lentes de sol, entre fumadas de un cigarro que parece nunca extinguirse. Su buena onda y tranquilidad, en contraste con su música frenética y salvaje, es lo que hacen a Souleyman un personaje tan intrigante. A pesar de estar de gira por todo el mundo desde hace tiempo, se sigue vistiendo como si acabara de llegar del desierto beduino: bigote frondoso, keffiyeh, y thob (la caricatura de lo que significa ser un árabe para un occidental), y sus presentaciones siguen siendo como si estuviera en la recepción de una boda en los desiertos del norte de Siria, aún y cuando en realidad está tocando para hipsters borrachos.

Publicidad

Le pregunto qué tipo de música occidental le gusta.

"Lento. Me gusta todo lo que sea lento". ***

Bonita fiesta, ¿eh? Además, al hombre lo acompañan en el estéreo Richie Blair de Sidestepper, RAH del Reino del Mar y Memek.

Precios y más info del evento aquí.

¿Quién dijo boletas?

Tenemos algunas boletas dobles para los avezados que se atrevan a tomarse una fotito disfrazados de Omar y a compartirla en Twitter con la etiqueta #VICELLEVAMEAOMAR. Los mejores disfraces (a nuestro criterio, claro), se llevarán entradas gratis.