FYI.

This story is over 5 years old.

VICE Sports

Las mujeres juegan hockey sobre hielo en México

La historia del hockey en México es más larga de lo que uno se imagina, sin mencionar que también es muy poco conocida.
14.10.14

Imagen vía.

La alineación actual de la Selección Nacional Femenil de Hockey sobre hielo de México se formó hace poco más de dos años en el DF y entró a la pista de patinaje por primera vez como equipo. No resultó nada bien. Las jugadoras apenas podían mantener el equilibrio. Con el tiempo, lograron reunir suficiente fuerza para moverse sobre la pista, pero muchas se dieron cuenta que detenerse era igual de difícil.

Publicidad

Joaquín de la Garma —presidente de la Federación Mexicana de Hockey— miraba incrédulo a casi todas los integrantes del equipo chocando con los tableros porque ninguna sabía cómo reducir la velocidad.

Me sentía como Bambi”, dijo Claudia Téllez.

Por un momento, Joaquín de la Garma (de 61 años de edad) —quien ha participado en el deporte por casi 50 años— se preguntó en qué se había metido. ¿Sus expectativas eran demasiado altas?

Varios meses antes, de la Garma elaboró un plan que parecía ilógico. Quería tener un equipo mexicano de hockey sobre hielo listo para ir a las Olimpiadas. El camino para el equipo varonil era muy complicado. Así que decidió enfocarse en el equipo femenil. El único problema fue que en México no existía ningún equipo femenil. La Federación Mexicana era miembro de la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IIHF por sus siglas en inglés) desde 1985, pero hasta ese entonces ningún equipo femenil había participado en un torneo oficial de la IIHF.

De la Garma escribió una solicitud en la que pedía apoyo económico y la envió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte en México (CONADE). Para su sorpresa, aprobaron su solicitud. Le dijeron que el entonces nuevo presidente Enrique Peña Nieto iba a hacer un esfuerzo por mejorar la calidad del deporte en México.

Entrenar a cualquier equipo mexicano para las Olimpiadas es un logro digno de admiración. Hacerlo en el hockey sobre hielo —en especial con un equipo femenil en una época en la que México sigue aferrado a los anticuados roles de género— sería un logro extraordinario para el gobierno de Peña Nieto. El nuevo presidente podría decir que es un defensor progresista de los derechos de las mujeres, al menos en lo que respecta al hockey.

Publicidad

Sin embargo, de la Garma tenía que empezar desde cero. La misión parecía imposible. Primero contactó a las jugadoras de los deportivos locales, pero no fue suficiente para armar un equipo. Entonces, buscó a los miembros del equipo nacional de hockey sobre patines en línea de México. A pesar de ser un deporte popular en México, el gobierno no le proporciona apoyo económico al hockey sobre patines en línea porque no se considera un deporte olímpico oficial. Debido a esto, las jugadoras se sintieron intrigadas. De la Garma las tentó con promesas alocadas de gloria olímpica. Con esto en mente, jugadoras de toda la república llegaron a la Ciudad de México a intentar practicar su deporte sobre hielo.

Al principio —durante los primeros minutos sobre el hielo— fue humillante. Pero la humillación no duró mucho. Jugaron su primer partido el día 12 de febrero de 2012 y le ganaron 1-0 a Argentina. Un día después, vencieron nuevamente a Argentina 7–1. Su rendimiento mejoró en cada partido.

En marzo de 2014, México participó en las eliminatorias para el Grupo B de la segunda división del Campeonato Mundial Femenil de la IIFH. Si ganaban el torneo, pasarían al cuarto —y el más bajo— nivel de hockey femenil la IIFH. El equipo mexicano derrotó 1-0 a Hong Kong en la final y por fin logró entrar en el mapa de la IIHF. El próximo año van a participar en un torneo del Grupo B de la segunda división del Campeonato Mundial Femenil de la IIFH con el objetivo de avanzar al tercer nivel.

Publicidad

Así que por ahora, el equipo nacional de hockey va por un camino que fácilmente podría conducirlas a las eliminatorias olímpicas en 2017, donde podrían ganar una de ocho candidaturas olímpicas femeniles. México tendría que ganar todos los torneos mundiales a partir de ahora y hasta ese entonces, sin embargo, la misión que parecía imposible hace dos años, ahora sólo es poco probable.

“Si siguen mejorando al mismo ritmo que han venido haciéndolo, van a tener una verdadera oportunidad”, dijo Rick Cornacchia, el entrenador que vive en Canadá y que funge como consejero técnico del equipo.

Vista exterior del Palacio de los Deportes en la Ciudad de México, hogar de una de las pocas pistas de patinaje para hockey sobre hielo en México. Foto vía Wikimedia Commons.

La historia del hockey en México es más larga de lo que uno se imagina, sin mencionar que también es muy poco conocida. En la página web de la Federación dice que la primera vez que se jugó hockey en México fue en 1957. Algunos residentes de la Ciudad de México quedaron maravillados con el patinaje sobre hielo después de ver el espectáculo Holiday on Ice que se presentó en la ciudad ese mismo año. Los ciudadanos solicitaron que la pista de hielo continuara en funcionamiento.

El juego se volvió popular entre los niños que asistían a escuelas privadas. Pero el hockey nunca tuvo éxito en el país porque había muy pocas instalaciones —la federación calcula que hay menos de 30 pistas de hielo en todo México— donde jugar. Además, el deporte era caro.

Publicidad

Sin embargo, el hockey ganó un lugar de culto en la Ciudad de México y así fue como se fundó la federación. La selección nacional varonil tuvo su primer partido oficial de la IIHF en el año 2000. En la actualidad, el equipo se encuentra en la segunda división del grupo A, el quinto nivel —de seis que hay— en el hockey internacional varonil. El equipo debe ganar el campeonato mundial de grupo (que se realiza cada año) para poder avanzar al siguiente grupo. El torneo varonil es mucho más encarnizado ya que hay más países donde los hombres practican hockey que países donde juegan las mujeres. Aunque el equipo varonil ha mejorado bastante desde el año 2000, aún no tienen el nivel para competir con los mejores equipos del mundo.

“Es necesario tener al menos la mitad de integrantes del equipo de la NHL”, dijo de la Garma con respecto a la posibilidad de una candidatura olímpica varonil. “No tenemos a nadie. Faltan muchos años para siquiera pensar que eso sea posible”.

Las mujeres no tienen tantos obstáculos. Es por esa razón que Claudia Téllez renunció a su vida en Guadalajara para mudarse a la Ciudad de México. Los 28 integrantes del equipo nacional —cuyas edades van desde los 15 hasta los 32 años— viven en la capital.

“Quiero llegar a Las Olimpiadas”, dijo Téllez. “Ése es mi sueño. No vine a la Ciudad de México para trabajar, vine a jugar hockey”.

Téllez se despierta temprano cada mañana y va al gimnasio a entrenar. Después regresa a casa, come su desayuno, se baña y se va a la pista de hielo local a dar clases de patinaje. La mayoría de los jugadores imparte clases de patinaje a cambio de tiempo en las pistas de hielo locales. Por la tarde, Téllez también trabaja como administradora en la Federación. Todos los jugadores tienen empleo, la mayoría recomendados por de la Garma. Ninguno puede darse el lujo de vivir como jugadores de hockey.

Publicidad

La CONADE proporciona asilo, comida y un estipendio mensual de dos mil pesos, una cantidad que apenas les alcanza para sus necesidades básicas. Cuando los jugadores terminan de trabajar deben presentarse a la pista de hielo para sus practicas que en general terminan a las 10:30PM. Las practicas son tres veces a la semana, aunque en diciembre aumentaran a cuatro veces por semana.

"Dedico todo mi tiempo al deporte", dijo Téllez.

Para acelerar el aprendizaje del equipo, la federación contrató a Cornacchia para trabajar con el equipo. Cornacchia viaja a México un par de veces al año. Además de conseguir partidos para el equipo, también les muestra videos para enseñarles lo complejo del juego.

“Siendo honesto, no puedo creerlo. Han mejorado a pasos agigantados”, dijo Cornacchia.

El surgimiento de una liga de mujeres en México también sirvió para mejorar la calidad de juego para el equipo nacional. La liga sólo tenía dos equipos cuando se fundó y ahora tiene cinco.

Además, el equipo tendrá que viajar a EU y a Canadá para asistir a campamentos deportivos y para entrenar con Cornacchia. Todas estas actividades serán patrocinadas por la CONADE. Según de la Carpa, el viaje más reciente que realizó el equipo para asistir a un campamento en Toronto costó cerca de 1.5 millones de pesos.

Las instalaciones en México han mejorado gracias al apoyo gubernamental. La construcción del ICEDOME de tamaño olímpico en la Ciudad de México ha sido de gran ayuda para el equipo nacional. También está contemplado construir unas instalaciones con la tecnología más moderna en el complejo de la Ciudad de los Deportes en la capital nacional.

Publicidad

Hace unos meses, México fue sede del primer Torneo Panamericano de Hockey sobre Hielo. Según de la Garma, este evento fue patrocinado casi en su totalidad por la CONADE. Los equipos nacionales de Argentina, Brasil, Colombia y Canadá que participaron sólo tuvieron que pagar su boleto de avión. La CONADE se encargó de todo lo demás.

De la Garma aseguró que si el equipo avanza al torneo previo a Las Olimpiadas, el costo sería de casi 3 millones de pesos. La CONADE se comprometió a financiarlo por completo.

“Nos están apoyando económicamente con todo lo que necesitamos para clasificar en Las Olimpiadas”, dijo de la Garma.

El primer paso para calificar en Las Olimpiadas comienza en marzo del próximo año con los campeonatos del Grupo B de la Segunda División en Jaca, España. México se enfrentará a España, Australia, Bielorrusia, Eslovaquia e Islandia.

Cornacchia cree que México tiene una gran oportunidad de ganar el torneo porque su defensa de la portería es grandiosa. Como reconocimiento para los orígenes poco tradicionales del equipo, la transición de los porteros del hockey sobre patines en línea al hockey sobre hielo suele ser la más fácil. El primer día que el equipo se reunió en la Ciudad de México, mientras el resto del equipo resbalaba y caía, las porteras eran capaces de mantener el equilibrio.

Este artículo fue publicado originalmente en VICE Sports, nuestra plataforma de deportes.