Noticias

Lo que sabemos hasta ahora de la masacre en el bar Pulse de Orlando

Además del número de muertos y heridos, el ataque se ha convertido en una noticia global por haberse llevado a cabo en un bar gay, durante una noche latina, por un musulmán que supuestamente juró lealtad al Estado Islámico.
13.6.16

Foto vía.

Cincuenta personas murieron y otras 53 resultaron heridas durante una masacre en el bar Pulse de Orlando, EU, la madrugada de este domingo en lo que el presidente Barack Obama calificó como el peor tiroteo en la historia de ese país.

Además del número de muertos y heridos, el ataque se ha convertido en una noticia global por haberse llevado a cabo en un bar gay, durante una noche latina, por un musulmán que supuestamente juró lealtad al Estado Islámico, lo que ha hecho que las autoridades, además de un acto terrorista, lo consideren un crimen de odio.

Publicidad

Suspect identified as Omar Mateen, 29. An American citizen born in New York. — Orlando Police (@OrlandoPolice)June 12, 2016

El ataque comenzó a las dos de la madrugada cuando un hombre de 29 años, después identificado como Omar Siddiqui Mateen entró a Pulse, un conocido bar gay en el centro de Orlando, y comenzó a disparar con un rifle AR-15 y una pistola de mano. El atentado duró alrededor de tres horas y terminó cuando el atacante murió a manos de la policía poco después de las cinco de la mañana.

Por su parte el presidente Obama calificó el ataque como un acto de "terror y odio". De acuerdo con un oficial citado por la NBC, Siddiqui Mateen —ciudadano estadunidense de padres afganos— llamó al 911 durante el tiroteo y juró obediencia a Abu Bakr al-Baghdadi, líder de Estado Islámico.

Por otro lado, Rob Hopper, agente del FBI en Florida, aseguró que Mateen ya había sido interrogado en dos ocasiones por el FBI en 2013 y 2014 por posibles nexos con terroristas y por presuntos contactos con un hombre bomba estadunidense. Sin embargo, las autoridades consideraron que "no era una amenaza en ese momento".

Por su parte, Mir Siddiqui, padre de Mateen, aseguró el domingo, unas horas después del tiroteo, que el atentado no se dio por razones religiosas, y agregó que la homofobia pudo haber sido lo que motivó el ataque. Sin embargo, unas horas después del atentado, Amaq, la agencia oficial del Estado Islámico aseguró que el Mateen era uno de sus luchadores y que ISIS era responsable por el ataque.


Relacionado: Vigilia en Orlando tras la masacre del fin de semana


"Uno de los soldados del califato en América llevó a cabo una invasión de seguridad donde pudo entrar a una reunión en un bar para homosexuales", dijo el grupo en una emisión de Albayan Radio.

Sin embargo, el hecho de que Omar Siddiqui Mateenel haya jurado lealtad al Estado Islámico no significa que el grupo terrorista haya planeado el ataque. Aunque Barrack Obama aseguró que el hecho sería investigado por el FBI como un acto de terrorismo, el lunes por la mañana agregó que no hay evidencias para creer que se trata de una conspiración mayor ni que el atacante fuera dirigido por ISIS.

Foto vía.

Por otro lado, después del ataque, comunidades LGBT de todo el mundo salieron a las calles e inundaron las redes con mensajes de apoyo a las víctimas del bar Pulse. Desde Nueva York, hasta Toronto, París y Australia, miles de personas salieron a las calles con banderas de arcoiris, velas y mensajes de orgullo para mostrar su repudio al ataque y la solidaridad con las personas afectadas.

Del mismo modo, los medios en todo el mundo han cubierto el hecho que, a pesar de haberse llevado a cabo en un bar estadunidense, ha tenido un impacto global debido a los factores involucrados. Mientras algunos medios se centran en el ataque, el número de muertos, heridos y la manera en que se llevó a cabo este, algunos hablan directamente de terrorismo, así como lo que el ataque podría significar para las próximas elecciones en ese país, así como sus futuras políticas en cuanto a armas y migración.

Publicidad

Mientras miles de mensajes de solidaridad siguen llegando de todo el mundo y tanto las autoridades como los medios intentan conocer más detalles del cado, algunos políticos estadunidenses también han ofrecido mensajes de apoyo hacia las víctimas, sus familiares, y en general en contra de la violencia y el odio contra la comunidad LGBT. Por su parte, los dos posibles candidatos a la presidencia del país, aprovecharon el ataque para dejar en claro su posición y dar posibles estrategias que, según ellos, evitarían este tipo de tragedias.

Desperté con la devastadora noticia de FL. Mientras esperamos más información,mis pensamientos están con los afectados de este horrible acto

— Hillary Clinton (@HillaryClinton)June 12, 2016

Clinton prometió que trabajaría en la elaboración de leyes para controlar y restringir el acceso y uso de las armas, mientras que Trump, consideró que cuanta más gente tenga acceso a ellas más seguro será el país.

Appreciate the congrats for being right on radical Islamic terrorism, I don't want congrats, I want toughness & vigilance. We must be smart!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump)June 12, 2016

Aunque todavía no está clara la motivación detrás del ataque, el hecho a desenterrado varios debates presentes en la política estadunidense, desde la migración y los jóvenes extremistas en Estados Unidos, hasta la homofobia, la seguridad nacional, el racismo, y la política de armas en el país.

Publicidad

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, también expresó su solidaridad con las víctimas, calificó el hecho como uno de horror y terror, e informó que tres de las víctimas en el bar eran de origen mexicano:

"He sido informado que lamentablemente en este trágico hechoperdieron la vida tres personas de origen mexicano, uno más está herido pero está en condiciones estables", indicó Peña.

Lee más:

Lo que sabemos de Omar Siddiqui Mateen, autor de la masacre en Orlando

Reacciones de la comunidad LGBT estadunidense a la masacre de Orlando