FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Necrosis en la paella

Se cumplen 30 años de la fundación de Esplendor Geométrico, uno de los grupos clave de la segunda ola de la música industrial; una efeméride que a Arturo Lanz no se la podría pelar más. No a nosotros, que esperamos que llegue abril para hacernos con su...
1.12.09

Foto de Santiago Salvador

Se cumplen 30 años de la fundación de Esplendor Geométrico, uno de los grupos clave de la segunda ola de la música industrial; una efeméride que a Arturo Lanz no se la podría pelar más. No a nosotros, que esperamos que llegue abril para hacernos con su nuevo disco. Él, a su bola, seguirá en China, ocupándose de sus dos restaurantes españoles y de su curro en la embajada. Y que hablen los demás.

Vice: ¿Crees que el grupo es tan relevante ahora como en los primeros 80? Arturo Lanz: Ni me lo planteo. Nunca pienso en cómo está el panorama ni cuál es nuestro papel. Vamos, es que me la pela a unos niveles absolutos. Lo intuíamos. Nuestra duda era si te daba igual, te la sudaba o te importaba un rábano. Pues ni una cosa ni otra: me la pela. ¿Quiénes han malinterpretado más a Esplendor, sus detractores o los fans a muerte? Hombre, los detractores lo clavan. Yo me fío más de mi hijo, que tiene 14 años y dice que lo que hago es ruido, que del tío que viene y te dice que esto es muy moderno. Al contrario, es totalmente primitivo. No lo intelectualizo. Es como si le preguntas a uno de una tribu que por qué hace lo que hace. ¡Pues porque le sale del culo! Cada uno proyecta en su cabeza la imagen que quiere. Que si sois así o asá, que hacéis esto o aquello… Sí, que por la noche salimos por ahí a violar y somos vampiros. No, al contrario. La última vez que toqué en el nosequé Gothik Treffen [en Leipzig, Alemania], macho, yo iba sacando fotos a los pavos en plan, ¡joder, qué pintas! Esto se lo tengo que a enseñar a mi mujer. ¡Qué gente más rara! Jajaja… ¡Con qué gente se junta mi marido cuando sale! Era divertido, se notaba que iban disfrazados. Pero bueno, se lo pasan bien. Yo no me disfrazo ni en carnaval. Salgo a tocar tal como voy y después me cambio porque estoy sudado. Durante años se ha rumoreado que tu cargo de diplomático es en realidad una tapadera y que eres espía. ¿Eh? No, no. Yo no soy espía. En Pekín hay espías, y los conozco, pero yo no. Mi puesto es el de agregado en la Oficina de Comercio en la embajada. Pues mira que el rumor está extendido. ¡No jodas! Hostia, chaval. ¿Qué te parece la escena ruidista tipo Merzbow? No lo escucho. No conozco a nadie. De hecho, a Merzbow es que ni lo he oído. Sé que existe porque en 1996 tocamos en Japón y se presentó en el concierto. Andrés Noarbe [de Rotor y Geometrik Records] me dijo, "Mira, éste es Merzbow". Él también empezó a principios de los 80… Ya, y me enviaba cintas, las primeras que hizo. Y yo se las pasaba a Andrés sin escucharlas. Joder. Oye, ¿y qué recuerdos tienes del concierto en Tolosa de 1987? Conocemos gente allí que todavía se acuerda. Que se organizó en una herriko taberna, y yo en esa época era teniente del ejército. En el local había colgados retratos de etarras y a mí no se me ocurrió otra cosa que decir, "Coño, es que yo soy teniente del ejército español". No se lo creyeron, claro. Se pensaron que iba de cachondeo. "Mira que ser teniente y tocar con estos aquí mirándome…" Y los de la taberna partiéndose el culo. www.geometrikrecords.com/esplendor