FYI.

This story is over 5 years old.

Μόδα

La semana de la moda de Londres... ¡De ácido!

¿Te imaginas ver a esta cara de ácido?
27.9.11

Esta es nuestra amiga Elektra. Ese papel pequeño en su lengua es un tripi.

Y aquí la tenemos un par de horas más tarde, alucinando que no veas en la presentación de Topshop Unique en el terminal Old Eurostar de la estación de Waterloo. La foto se tomó diez minutos después de empezar la hora de cola que hicimos para entrar.

Como probablemente ya sabéis, estar rodeada de gente después de comerte unos ajos es lo peor que hay. Y como también debéis saber, la gente del mundo de la moda es la peor gente del mundo. Esta terrible combinación empezó a cobrarse su tributo en nuestra pobre Elektra, cada vez más nerviosa. Por suerte, avistó a esta chica.

Esta zagala es como un tripi humano, ¿no? Pensé que Elektra intentaría lamerla, pero sólo se pasó 30 minutos de su trip mirándola fijamente.

Un poco de drama la sacó del trance. Un paparazzi tuvo su propio mal viaje cuando corría de espaldas intentando hacerle una foto a Pixie Geldof (son sus piernas las de esos tejanos de ahí).

Como podéis ver, a Elektra le pareció la monda. El crujiente sonido de miles de libras en equipo fotográfico aplastándose contra el suelo tuvo en ella un efecto hilarante. Aquí la tenemos, partiéndose el culo.

¡Y de qué manera! Esta foto se hizo diez minutos después de la caída del tío. La chica de la izquierda parece haberse dado cuenta de lo flipada que va Elektra.

Finalmente entramos. Teníamos asientos muy buenos. Le pregunté a Elektra cómo se encontraba y me respondió: “Vaya mierda que llevo”.

Esta es la pinta de las ropas. Elektra no tenía mucho que decir sobre ellas. “Estaba sobrepasada por la gente y por la música, en la ropa casi no me fijé”.

“También me empezó a preocupar el estado de salud de las modelos. ¡Estaban tan delgadas! Sobre todo la del pelo rosa. Esa estaba deshauciada, fijo. Le quedaba máximo una semana. Que descanse en paz”.

Cuando terminó el pase, hice que fuera a pedirle a Naomi Campbell si se podía hacer una foto con ella.

Os juro que no me lo invento: cuando Elektra le preguntó: “¿Me puedo hacer una foto contigo?” Naomi le dijo, “Lo siento, no voy a hablar”. Raro, porque para decir eso tuvo que hablar, ¿no?

El rechazo de Naomi envió a Elektra a un espacio muy negativo. Se tuvo que sentar. “Se me giró el estómago cuando me dijo eso. Me dio muy malas vibraciones. No me encuentro muy bien, pensé que me iba a pegar”.

La presencia de esta Hiroshima con gafas no mejoró el mal viaje de Elektra.

Por suerte, se dio una de esas situaciones sincronizadas que siempre parecen cuando vas de ácido: el lugar donde decidió sentarse Elektra fue compartido por el culo de Kelis. “Es increíble”, dijo. “Me da muy buenas vibraciones”.

Entonces sugerí que se hiciera una foto con Nicola Roberts. Creo que Nicola puso esa cara porque los paparazzi le estaban sacando fotos, y de repente una chica griega que no paraba de reírse se coló en medio de una toma.

Así es como su cara sonriente y tripada salió en The Daily Mail.

Después, todo quisque se metió en taxis para ir a saraos a las cuales nosotros no habíamos sido invitados.

Para terminar, ahí van unas frases concluyentes de Elektra: “Me siento como si hubiera pasado por mucho. Y VISTO mucho. Cosas buenas y malas. Creo que, de ahora en adelante, nadie debería ir a la semana de la moda sin haberse tomado antes un tripi. Sería una estupidez”.