FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

El rey de España será un gitano: una entrevista con Juanma Ulloa

Juanma Bajo Ulloa no ha hecho una película antes porque estaba emparejando sus calcetines. Ahora ha sacado tiempo y rodará este verano Rey Gitano, su terapia contra la corrupción y las mentiras de los políticos.

Juanma Bajo Ulloa tiene en su filmografía dos películas de culto. Dos joyas como Alas de Mariposa y La Madre Muerta, que abrieron las puertas a un nuevo cine español, reventando esquemas y rompiendo con el pasado. Lo siguiente que arrasó fueron las taquillas con Airbag. Y luego saltó al vacío con Frágil. Y se dio cuenta que no tenía red.

De eso hace ya diez años. Ha tardado, pero por fin ha conseguido poner en pie Rey Gitano. El año pasado se presentó con Tony Lomba, uno de sus compinches, en el Festival de San Sebastián para anunciar el rodaje que comenzará este mes de julio. Como nos gusta todo lo que hace decidimos ver cómo lleva sus preparativos.

Publicidad

Vice: ¿Cómo va la preproducción de la película?

Juanma Bajo Ulloa: Hacer cine es un milagro, pero hacerlo en un país donde no existe una industria real ni libertad creativa en la práctica, es una pesadilla. Nosotros avanzamos con más esfuerzo y voluntad que medios, como está haciendo mucha gente en este país para salir adelante. La financiación es en buena parte privada y eso nos ayuda a rodar una historia diferente y sin censuras. Intentamos alejarnos así de la dictadura de la corrección política que inunda casi todo lo que, del modo más obsceno, se programa hoy día desde el poder.

¿Cuéntanos algo sobre el rodaje?

Es un rodaje complejo. Hay docenas de localizaciones y más de 50 personajes. Vamos a rodar por mi tierra, Vitoria y Rioja Alavesa, donde afortunadamente nos apoyan las instituciones locales y regionales. Y en Madrid, donde no hay apoyo alguno y rodar es un tormento. Existe la posibilidad de rodar en Cataluña y Andalucía, pero por ahora no está confirmado.

Por la presentación que hiciste en Donosti del proyecto, nos imaginamos que va a ser bastante gamberra…

Si hay algo que une a todos los pueblos de España, no es el idioma, la tortilla de patatas, ni la selección nacional, son las ganas de cachondeo. Esa es la razón de ser de la película, usar la realidad para crear una historia disparatada y, sin embargo, posible. La ciudadanía está harta de golfos y corruptos sin escrúpulos y de mentiras y, y ante la perspectiva de salir a la calle a quemar bancos y agredir políticos, les ofrecemos una diversión y un espectáculo que les sirva de terapia. Ante los enormes problemas y la frustración de cada día, reírse de ellos y de sus manejos, es más eficaz que ir al talego por lincharles. Así que, en realidad, somos un servicio público. Esos mamones nos deben un favor…

Publicidad

Juanma Bajo Ulloa y Tony Lomba, desmadre en Donosti. Imagen vía

Siempre te ha gustado provocar y ser 'el niño malo'…

La provocación, como la belleza o la maldad, está en los ojos del que observa. Pero nunca me he definido como niño malo ni bueno, esa es la necesidad de la prensa que acuña definiciones habitualmente simples para ofrecerlas a un público que cada vez lo es más. Simplificar les evita pensar por sí mismos. Pero casi nada es simple. No tengo tanto una necesidad de provocar pero sí la percepción de que decir lo que se siente resulta provocador para muchos que tal vez no se atreven a hacerlo. Cuando uno está lleno de temores y prejuicios, se escandaliza con facilidad.

Has hablado de censura y dictadura en términos comerciales en el cine… ¿quién es el que la ejerce?

Siempre el poder, ostentado eternamente por minorías que carecen de escrúpulos y empatía real con los menos afortunados. Y para asegurarse este estatus de privilegio es fundamental que la gente sea lo más estúpida y temerosa posible. Por eso les intimidan con montañas de malas noticias, o les regalan generosas raciones de fútbol, toros o concursos de perturbados cantando, cocinando o reventando vivos. A mi no me extraña ni asusta que el poder quiera convertir a los ciudadanos en borregos consumidores adictos a una basura que no necesitan, es lo lógico y esperable, lo que me preocupa es que los borregos confundan la anestesia con la felicidad.

Publicidad

¿Por eso has tardado tanto en rodar otra película de ficción?

Colaborar con quien solo te usa para sustentar su dominio, te convierte en cómplice de tu propia insatisfacción. Es una opción sin duda, pero intento evitarla en la medida de lo posible. Ahora en serio, en realidad no he rodado más películas porque he estado emparejando mis calcetines.

En la presentación te acompañó Tony Lomba en el papel de rey… ¿estará en tu película?

Espero que el genial Tony Lomba participe en voz y también en persona. Es un reparto excepcional, con Karra Elejalde, Manuel Manquiña, Rosa María Sardá y otros actores de lujo. Aún no hemos hecho público el resto del elenco pero, con permiso de los contertulios televisivos y de ciertos dirigentes, diría que tenemos a los mejores cómicos de España.

Rey Gitano va a ser una comedia salvaje, en la línea de Airbag, ¿también va a repartir para todos los lados?

Sólo repartimos cachondeo, pero siempre hay gente que se da por aludida y confunde la ficción con la realidad.

Juanma Bajo Ulloa en un momento Samuel Fuller. Imagen vía

En medio del debate sobre corona/república llegas tú con tu rey… ¿hubiera sido mejor candidato al trono que Felipe?

En el odio visceral a la monarquía (y al poder en general), hay un componente de envidia hacia quien suponemos disfruta de privilegios sin merecerlos. Y en la adhesión sin reservas, hay un punto de mansedumbre y clasismo igualmente sospechoso. Diría que en Rey Gitano estamos en un sano término medio, nuestra propuesta no puede ser peorque la realidad, pero sí quizá más divertida.

La forma en la que fue recibida Frágil te ha separado de ese cine más intimista que te dio a conocer…

Las películas intimistas buscan su propio público, que no ha de ser necesariamente el mismo del cine comercial o de masas. El problema es que ese cine no resulta rentable y apenas puede ya sobrevivir. Ese cine más personal requiere de una voluntad y un deseo del espectador de ir más allá, de no dejarse manipular. Pero el público parece cada vez más mediatizado por los eventos proyectados desde los grandes medios, y cada vez tiene menos interés en reflexionar y conocerse. Yo ruedo películas más personales o íntimas cuando puedo pero, sobre todo, cuando creo que tengo algo interesante y diferente que contar. Y espero seguir haciéndolo.

Si pudieras cambiar algo de tu carrera…

Cambiaría muchas cosas. Me he equivocado unas cuantas veces. Creo que no me dedicaría al cine.