Así son los riveritas, la gente que quiere que Albert Rivera sea presidente

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Así son los riveritas, la gente que quiere que Albert Rivera sea presidente

Nos pasamos por el acto de Ciudadanos en Madrid. Los votantes locos con su líder, mucha normalidad y el discurso de siempre.

"Me ha encantado todo lo que ha dicho, es que me lo creo", le decía una hija adolescente a su madre en una terraza de Pintor Rosales. A unos metros de allí, Albert Rivera se pegaba un baño de multitudes -modo selfie y achuchón- con sus futuros votantes. Aquellos que le quieren enviar a que ocupe en diciembre la Moncloa, a que se siente en el despacho de Mariano.

Ciudadanos había decidido sacar músculo. Ese eufemismo que se usa ahora en el mundo empresarial para decir que lo que haces es poner los genitales encima de la mesa, como se ha dicho toda la vida. Y lo hizo. Nosotros queríamos ver de dónde han salido, de repente, todos esos votantes que auguran las encuestas. Albert piensa que solo le faltan, como dijo ayer, "tres o cuatro escaños" para pillar a PSOE y PP. ¿Quiénes son? ¿De qué partido habrán inmigrado? Pues es tu compañero de oficina, o de de clase, o con el que juegas al fútbol los domingos. Aquel que nunca había dicho a quién votaba y que ha salido del armario (político).

Publicidad

Media hora antes de comenzar el acto, en realidad, una sucesión de discursos, ya había cola para entrar al pequeño auditorio improvisado frente al Templo de Debod. Todo muy bien medido, el tiro de cámara para las televisiones con el Madrid cool del Parque del Oeste de fondo y la gente que esperaba con ese aire de normalidad y civismo. Podían estar ahí, o haciendo cola para visitar el Primark de la Gran Vía. Algo que probablemente muchos hicieron luego.

Y qué contaron los Ciudadanos. Pues un poco lo de siempre, unidad de España (allí estaba Inés Arrimadas como fiel escudera), la llegada de un cambio y perder el miedo a lo nuevo. El discurso de siempre de los 'naranjas', todo muy moderado y normal, como sus seguidores, que ayer se pegaron un buen día de fiesta. Albert Rivera es el botón de like de Facebook. Aunque Zuckerberg se haya sacado de la manga nuevos emoticonos, al final lo clásico y tradicional es lo que triunfa. Mucho cambio no se atisba si llega a presidente.