Algunos camellos nos cuentan sus estrategias de marketing

Como en cualquier industria importante, aquellos que quieren hacer más dinero tienen que pulir sus técnicas de marketing.

|
24 Agosto 2016, 3:00am

Las drogas ilegales siempre han sido un gran negocio y como en cualquier industria importante, aquellos que quieren hacer más dinero tienen que pulir sus técnicas de marketing.

Puede que los cárteles no hagan anuncios ni saquen sintonías pegadizas, pero sí hay un arte detrás de la comercialización de sus productos. Desde bolsitas de heroína y cocaína con diseños atractivos hasta la búsqueda de nuevos mercados para su clientela, los camellos de éxito tienen que convertirse en publicistas expertos para llegar lejos.

Hace poco se publicó una foto en Reddit en la que se mostraba que los camellos de cocaína de Río habían estampado los anillos olímpicos en las bolsitas de su producto. Claro, un camello siempre contará con la gente que busca droga y tendrá a sus consumidores regulares, pero estas estrategias son definitivas para fomentar la compra impulsiva.

Preguntamos a algunos camellos qué trucos de marketing han usado para aumentar sus ventas.

KIT DE SUPERVIVENCIA DE DROGAS

Hacíamos unos "kits de supervivencia" para festivales de música. Incluían cocaína, un condón, un folleto con instrucciones para "salir de fiesta", un cigarrillo, una tapón de bolígrafo, hilo dental, bolsitas adicionales (para que dividieran la droga), caramelos de menta, tapones para los oídos y Xanax (solo para clientes especiales). Todo esto iba en una caja de plástico de cartas de béisbol. Lo gracioso era que estos kits terminaban con más frecuencia en manos de DJ que en las de los asistentes a festivales.

John, Miami

COCO CHANEL

Conocí a una chica que trabajaba en Chanel. Me debía dinero, pero no me podía pagar, así que nos reunimos para ver qué solución se nos ocurría. La hice robar algunas etiquetas de la marca y luego las pegué en los frasquitos. Cobraba un poco más por los frascos con la etiqueta de Coco, aunque el contenido fuera exactamente igual al resto. Con aquello se saldó la deuda.

—Sam, Los Ángeles

COMPRA DOS Y LLÉVATE UNO GRATIS

Conocía a un chico llamado Richie al que llamaban "Gordi". Tenía un contacto que conseguía farla muy buena, así que empezó a venderla. Casi siempre vendía bolsitas de medio gramo a 50 dólares (44 euros); es decir, 10 dólares más caras que el precio estándar de mi zona. Pero era de tan buena calidad, que no tenía problema en venderlas a precio de lujo. Estaba vendiendo tanto, que empezó a hacer una oferta los fines de semana: por la compra de dos bolsas, te daba medio gramo más. Los viernes y sábados era su momento más activo de la semana, y le fue fácil vender 56 gramos en un fin de semana gracias a su "promoción".

Harry, Boston

PRUEBA EL ARCO IRIS

Para mis clientes homosexuales, tenía frasquitos de cocaína de colores. Tenía todo el espectro del arco iris. Les encantaba escoger su color favorito y no paraban de hablar de lo bonitos que eran. En la semana del Orgullo gay se me agotaban, aunque sabía que eso pasaría igualmente aunque no fueran de colores.

Rich, Oakland

HAZTE CON TODOS

Hace unos años empecé a poner mi éxtasis en cápsulas de gel mitad rojas y mitad blancas. Las llamé Poké Balls. Se vendían muy bien. La gente compraba una o dos extra solo para tenerlas por ahí.

No sabía que Pokémon Go iba a tener tanto éxito, así que estoy tratando de conseguir más cápsulas para envasar mi mercancía de nuevo. Parece que me iría incluso mejor esta vez.

—Jesse, Houston

Sigue a Justin Caffier en Twitter.