Publicidad
Noisey

Tatuando a ritmo de reaggaetón. Hablamos con Tomasa Del Real sobre tatuaje tradicional y viajes

Hablamos con la reina del neoperreo sobre sus viajes tatuando y cómo esa vida nómada se ha acabado filtrando en su música.

por Quique Ramos
12 Agosto 2016, 7:56am

Fotografía de Paulo Mendoza para Lúcida Mag, vía

Síguenos para descubrir tu música favorita

En el último par de años hemos recibido cada canción de Tomasa Del Real como maná caído del cielo. Es fácil saber por qué escuchando Bien y Mal, el disco que recopila casi todas sus canciones hasta la fecha. Pero Tomasa del Real es bastante más cosas que la reina del neoperreo. Además de canciones, lleva unos años dedicándose a hacer tatuajes en su ciudad, Iquique, pero también viajando por medio mundo. Este oficio ya la trajo a Madrid y Barcelona hace un año, cuando pasó por varios estudios. Hablamos con ella de sus viajes tatuando y cómo esa vida nómada se ha acabado filtrando en su música.

NOISEY: ¿Dónde vives actualmente?

TOMASA DEL REAL: Soy de una ciudad que se llama Iquique que está en el norte de Chile, casi en la frontera con Perú. Es el primer puerto del país y es aquí donde llegan los barcos con cosas de China, Japón y E.E.U.U. todo sin impuestos, así que es muy barata la tecnología, los autos y algunas marcas que en otros lados son carísimas. Es una ciudad turística y hay muchos deportes extremos, está lleno de surfistas de otros países porque hay olas todo el año, también es un lugar privilegiado para hacer parapente, tenemos un skate y bike park enorme justo frente a la playa y gracias a que estamos al lado del desierto hay grupos de personas que jippean o hacen sandboard. ¡Por todo eso, y seguro se me olvidan muchas cosas, le dicen el Miami Chileno! Yo amo mi ciudad, es muy cómoda, es segura, es limpia, es barata <3

¿Recuerdas tu primer tatuaje?

Mi primer tatuaje debe haber sido a los 15 años más o menos. Fui a tatuarme porque me operaron de la vesícula y me quedo una marquita que quería cubrir. Me hice una rana horrible que al poco tiempo cubrí con una rosa, luego me fui tatuando de a poco pero me tatué más de adulta porque tenía plata para poder tatuarme con los tatuadores que me gustaban o cuando empecé a viajar de estudio en estudio por diferentes países fui coleccionando piezas y así me fui llenando. Lo que tengo hoy es una colección de diferentes artistas que admiro o que son amigos y quiero mucho. Nunca perdí el miedo a tatuarme porque realmente nunca lo tuve, fue natural, mi ambiente era ese y no me lo cuestione mucho.

Tomasa Del Real tatuando. Foto vía.

¿Y cómo fue que empezaste a hacer los tatuajes tu misma?

Empecé a tatuar porque en una época en la que viví en Buenos Aires, Argentina. Compartí mucho con una pareja de amigos Flavia Paravisi y Grolou, ambos artistas y tatuadores. Allí pude mirar y absorber mucha información de cómo iban aprendiendo y avanzando. Luego de un tiempo cuando volví a vivir a Iquique monté junto a un ex novio una tienda de ropa con el nombre de Clear donde la mitad del local vendía mi marca de ropa (yo estudie diseño de vestuario) y la otra mitad era un estudio de tatuajes donde tenía a un par de amigos que trabajaban para nosotros. Tuve la oportunidad de mirar más de cerca y pedirles las cosas para tatuar a amigos míos, solo por diversión pero al ver que lo que les hacía no me quedaba nada mal me empecé a dedicar más, a comprarme mis cosas hasta que estos tatuadores se fueron y me quedé tatuando yo. Agrandé el estudio, dejé de hacer ropa y nos convertimos en Clear Tattoo Iquique. Esto fue desde el 2011 al verano del 2016 donde lo cerré, ya que con tanto viaje no podía hacerme cargo como me gustaba, así que decidí cerrar, creo que fue para mejor.

Tus tatuajes son bastante old school, pero sin embargo tu estética no lo es nada. ¿Cómo crees que liga lo que haces con lo que eres?

Los tatuajes que hago se llaman tatuajes tradicionales. Tiene que ver con seguir la tradición del tatuaje y respetar de donde viene. Para explicarlo fácil es como trabajar según un diccionario donde las iconografías ya existen y como tatuador de tradicional lo usas como guía para tus tatuajes. Estos diseños los llevamos repitiendo hace un montón de tiempo y creo que es hermoso que no se pierdan, considero que un tatuador es más un artesano que un artista. Las iconografías que uso vienen por ejemplo del tatuaje tradicional americano donde encontramos a los marineros que se hacían barcos, sirenas, atardeceres, anclas etc. El tatuaje de la cárcel que pueden ser imágenes religiosas o conmemorativas, mujeres, novias, rangos que dicen quién eres y que hiciste para estar ahí. El tatuaje de circo donde tatuarte era un tipo de souvenir de cuando visitabas el circo y al final del show de la mujer tatuada (siempre esposa del tatuador) podías hacerte un tigre, un oso o ese tipo de imágenes.

Mis tatuajes no tienen nada que ver con mi estética personal porque no es un reflejo de lo que soy, es un reflejo del resultado del estudio que hice para aprender a tatuar, lo que respeto y lo que quiero mantener a través de los años, no es un reflejo de mi ego, es una artesanía que siento he podido llegar a hacer muy bien.

Algunos tatuajes hechos por Tomasa Del Real. Fotos vía.

¿Cómo sueles organizarte los viajes para tatuar? ¿Crees que eso te ha ayudado también a relacionarte y mezclarte con más gente en el circuito musical?

He tenido la suerte de viajar mucho gracias al tatuaje, he ido a tatuar a los estudios que más admiro. Hay una red de tatuadores y estudios de tradicional donde estamos en contacto, es un rubro donde hay casi puros hombres y aunque no fue fácil logré hacerme un espacio y ser aceptada. Las visitas a los estudios se coordinan por internet y si tu trabajo es bueno seguro lo van a valorar, es una red y a mi estudio en Iquique vinieron muchos buenos artistas a visitar. Gracias a esos viajes también tuve la oportunidad de cantar en muchos lugares. El año pasado hice una gira #yingyangtour con mi amiga Flavia Paravisi y pasamos a tatuar y yo a cantar a Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, España, Alemania, Reino Unido y Suecia.

Ahora estoy dedicando mis viajes solo a cantar y si puedo dedico un día para tatuar a mis amigos o a la gente que me insiste mucho eehehe, tatuar es un trabajo hermoso pero es muy cansado y aunque es mejor remunerado que la música quise darme el tiempo para probar que pasaba y hoy no me arrepiento. Siempre voy a ser tatuadora pero ahora soy eso y también cantante. ¡Ojalá en el futuro pueda hacer más cosas! me encanta aprender, si me aburro me vuelvo loca ahaha.

Dibujos para tatuar inspirados en Tomasa Del Real. Foto vía.

Tanto los tatuadores como los reggaetoneros son escenas bastante masculinas, ¿cómo te has sentido en ellas?

Para mi ser mujer nunca fue un tema, nunca sentí que me podía dificultar algo, al contrario, siento que puede llegar a ser una ventaja ya que puedes hacerte ver más rápido que un hombre, pero en capacidades supongo que todos contamos con lo mismo, dos manos, dos piernas y una cabeza ahaha, no sé si puedo ser un modelo femenino para la gente. Si mañana quiero ser hombre, perro, gato o conejo lo voy a ser. No creo en ser un modelo femenino porque no creo que ser mujer sea importante para mí. Si naciera de nuevo y fuera hombre me llamaba Tomas y seguro estaría haciendo lo mismo. A mis méritos no les pongo sexo ni a los de los demás. No me vas a caer mejor porque naciste mujer o te voy a dar más crédito. Así como quiero que sean conmigo. A estas alturas del siglo si las chicas no han tomado lugar es porque así lo quieren y si la motivación no sale desde su corazón es porque quizás lo tienen ocupado en otras cosas y eso está bien. Yo lo tengo lleno de cosas que no me dejan dormir, pero seguro es porque tengo como 7 personas adentro mío ahaha.

¿Sueles aprovechar esos viajes tatuando para contactar y colaborar con músicos locales?

Siempre aprovecho los viajes para hacer lo que más puedo, sea música o tatuajes. Pero lo de la música por lo general es algo más de internet. Por ejemplo hice el tema "Bonnie n Clyde" con Kaydy Cain de PXXR GVNG desde Iquique, les escribí a los chicos y les mandé mis trabajos y luego hacer una canción fue muy natural. Les mande mi parte de la canción y luego ellos lo montaron igual que el video que armamos después, no nos conocíamos en persona y ya teníamos una canción con vídeo. La distancia no existe ahora porque todos podemos conectarnos. Gracias a los viajes he podido conocer en persona a la gente que he contactado por internet y de paso hacer más cosas, es como una bola de nieve que crece con el tiempo. Se afirman las redes de contactos y nos vamos compartiendo a la gente con la que trabajamos. He tenido la suerte de trabajar con grandes artistas y estamos constantemente creando cosas nuevas donde las barreras de la distancia se destruyen para que gente como yo, que estoy tan lejos de todo, podamos construir. ¡Es el futuro y me encanta!

¿Cómo fue tu estancia en España? ¿Dónde estuviste tatuando?

Pasé por España el año pasado, tatué en Madrid en True Love el estudio de El Bara un argentino muy importante dentro de la escena del tatuaje tradicional y que llevó mucha inspiración a Latinoamérica, para mí fue un honor poder conocerlo y compartir en su estudio. También fui a Barcelona a LTW donde tienen a muy buenos artistas y muchos años de prestigio. La he pasado muy bien tatuando y aprendiendo, no tengo nada malo que decir al respecto. No conocía tanto la escena local pero en Europa en general hay muy buena calidad de tatuadores, aquí en Latinoamérica es un poco más lento pero seguro es por la distancia o la falta de información.

¿Podrías explicarnos tus tatuajes favoritos?

No tengo tatuajes favoritos, todos tienen un valor diferente pero no menos importante, soy como una casa llena de cuadros, no podría elegir uno que me guste más o menos, tienen una historia y un respeto cada uno de ellos y así mismo con los tatuajes que hago o que he hecho. El tatuaje tradicional va más con el usuario que es coleccionista (como yo) que busca a un tatuador por lo que le gusta su trabajo y por lo general le das libertad que haga lo que quiera o escoges un diseño de su carpeta de dibujos.

Acabas de publicar en todas las plataformas online Bien y mal, que es algo así como un resumen de toda la música que has hecho hasta ahora. ¿Te gusta el formato disco?

Cuando empecé a hacer música nunca imaginé hacer un disco, siempre fue por diversión y sin querer se me fue de las manos, así que recopilé lo que más me gustaba y se me ocurrió ponerle #bienymal porque en realidad siento que no está ni tan bien ni tan mal hahaah. Siento que resume un poco el proceso de todo lo que paso desde que empecé sin saber nada hasta ahora que ya estoy más comprometida con la música.

Has trabajado con productores distintos, ¿Qué has aprendido con cada uno de ellos?

He trabajado con diferentes productores, no he planeado mucho mi carrera musical así que cada uno ha aportado bastante ya que aún ignoro muchas cosas, son mi nueva escuela. Yo no produzco, hago las letras de las canciones, y aunque sé cómo quiero sonar, gracias a los productores llegamos cada día a cosas mejores. Como en el tatuaje es una disciplina donde si quieres saber algo vas a tener que investigar, preguntar y respetar. El tatuaje me enseñó a aprender desde la curiosidad y esa curiosidad es la que me motiva hoy a seguir haciendo música que espero cada día sea mejor.

Escucha Bien y Mal aquí:


Tagged:
Tattoo
reggaeton
música
Tomasa del Real
la mafia del amor
viajes
Iquique
tatuaje
neoperreo
tatuaje tradicional