Publicidad
Cultura

Llevo seis años follando solo con prostitutas

Se define a sí mismo como un "putero" e "integrista de la prostitución". Hace tiempo decidió que solo iba a tener sexo pagando.

por Arturo Rimbó
22 Diciembre 2015, 5:00am
Hace seis años J. (llamémosle así) tomó una decisión: desde ese momento solo tendría sexo con prostitutas. Antes tuvo parejas, pero ahora solo concibe disfrutar el sexo si antes paga. Abrazó la religión putera, de la que es un firme y confeso seguidor. Este pescador gallego (ese es su oficio, aunque también diseñe webs en su tiempo libre) es una de las personas que contribuyen a que la prostitución mueva en España 1.825 millones de euros al año, según esta interesante .Radiografía de la Prostitución

Él está a favor de la legalización, igual que propuso Ciudadanos hace unos meses, que también quería que las personas que la ejercen comenzarán a cotizar como autónomos. A sus 36 años, J. se define, sin ningún tipo de complejo, como "putero" y remata diciendo que es un "auténtico integrista de la prostitución". Vamos a ver cómo ha llegado hasta este punto, él que no se considera "un pervertido", si no, más bien "un cliente serio".

Vice: ¿Cómo te defines?

J.: Alguien con un concepto de la prostitución diferente al de la mayoría de la sociedad.

¿Y tu opinión de las mujeres?

En realidad, no tengo nada en contra del sexo opuesto. No me considero un misógino, ni mucho menos, más allá de las típicas bromas entre amigos propias de la lucha de sexos. Una mujer es un ser humano idéntico al hombre, a excepción de determinadas cualidades fisiológicas.

¿Para ti qué es la prostitución?

Una actividad comercial o servicio que cubre una necesidad, como todo negocio que tiene cabida en nuestra comunidad. En este caso, el producto que se vende es el sexo. La única diferencia con el resto es el hecho de que no está regularizada. Seguramente sea eso lo que hace que esté mal vista por la mayoría se la sociedad, por su aire furtivo y prohibido. Desde luego, debería legalizarse para dotarla de normalidad.

¿Te consideras un putero?

Evidentemente. De la misma forma que a alguien que le guste mucho el rock se le llama rockero o a alguien aficionado al fútbol se le llama futbolero. Sin ninguna connotación negativa, no lo veo como un insulto. ¿Te imaginas que yo pretendiera ofender a alguien llamándole motero porque le chiflan las motos? Pues esto es lo mismo.

¿Has tenido pareja?

Sí. He tenido varias novias e incluso conviví con algunas de ellas. Hace años hubiera puesto la mano en el fuego por que mi destino sería el matrimonio. Hoy en día, todo lo contrario. Si tuviera que apostar lo haría porque no pisaré el altar mientras viva.

¿Cuanto tiempo llevas sin estar con una mujer sin pagar?

Pronto hará 6 años y no lo echo de menos. Cuando tengo la necesidad consumo prostitución y ya está. Como cuando me quedo sin cereales y bajo al supermercado a reponer.

¿Por qué no desea estar con mujeres que no sean prostitutas?

Quizá no me creas, pero ya hace años que no miro a las chicas que no se prostituyen con pensamientos lascivos. No tengo ningún interés en conocer a mujeres para algo más allá de la amistad.

¿Sientes vergüenza por lo que haces?

En absoluto. De la misma forma que tampoco puedo sentir vergüenza por ir de tiendas o al cine.

¿Lo sabe tu círculo más cercano?

Solo mis amigos. Mi familia, vecinos o compañeros de trabajo también me conocen bien. Muchos de ellos también son aficionados a la prostitución. Eso sí, todos ellos la combinan con el sexo gratuito. El único integrista de la prostitución que conozco soy yo. Soy persona de pocos secretos y conforme cumplo años, menos todavía.

¿Tienes alguna predilección a la hora de elegir qué tipo de servicio te gusta?

Me dejo llevar por lo que me apetece en cada momento. Muchas veces le pregunto a la prostituta qué le apetece a ella puesto que es la otra parte implicada y me interesa que disfrute. No soy de rutinas fijas para nada y, para esto, menos.

Cuando viajas fuera de tu ciudad o sales fuera de España, ¿también haces lo mismo?

Solo hago un viaje de turismo sexual al año. Los dos últimos me he ido con un puñado de amigos puteros a un conocido prostíbulo de Alemania en el que esta noble afición adquiere otra dimensión. En otros países con mentalidad más abierta, la prostitución cada vez es algo más cotidiano y eso mejora el producto.

¿No te sientes a veces vacío?

En absoluto. Mi familia y mis amigos me llenan por completo. De verdad que el sexo gratuito no mejoraría mi autoestima, que ya es muy alta.

¿Te has enamorado alguna vez de una prostituta?

Las hay que me han gustado mucho y he repetido con ellas pero nunca me he enamorado de ninguna. Con algunas he pasado ratos muy agradables y he estrechado lazos de amistad. Con las prostitutas que he tenido más afinidad he quedado a comer, a visitar una exposición o incluso nos hemos acompañado mutuamente a acontecimientos familiares. Pero nada más allá de la amistad.

¿Qué edad tenías cuando pagaste por follar la primera vez?

Le contestaré en argot putero; tendría 17 o 18 la primera vez que "pasé por el bidé".

¿Alguna vez has compartido con amigos?

De hecho, muchas veces mis amigos y conocidos me llaman para que les recomiende locales o pisos. Se fían de mi criterio y prefieren evitar sorpresas desagradables.

Una prostituta de la calle Montera (Madrid). Por Joel Balsam.

¿Cómo disfrutas más solo o con más gente en la cama?

Muchas veces hemos contratado sesiones colectivas, pero rara vez salen bien y las prostitutas se implican en la orgía. No obstante, cuando salen bien es una gozada. Es como cuando juegas una pachanga con amigos, te lo pasas mejor cuando los equipos están compensados, porque obliga a dar lo mejor de cada uno para que tu equipo gane.

¿Cuál es tu postura favorita?

Todas y ninguna. No soy un fetichista del sexo, no pido cosas extrañas. Lo que más me gusta en las relaciones sexuales es la naturalidad.

¿Te consideras un caballero tratando a las prostitutas?

Nunca he forzado a una prostituta a realizar algo que no le apeteciera o le hiciera sentir incómoda, es decir, lo mismo que hacía años atrás cuando follaba sin pagar. Por tanto, mi trato con ellas es igual de exquisito.

¿Recuerdas el mejor polvo que hayas echado?

No tengo polvo favorito, de la misma forma que tampoco tengo libro favorito. Procuro enriquecerme con lo mejor de cada relación.

¿Piensas volver alguna vez a estar con una mujer sin pagar?

No a corto plazo. Me siento muy realizado con mi situación actual. Antes ahorraría de otros caprichos que quitarme la prostitución.

¿Te sientes fuera de la sociedad?

No me siento desplazado porque me considero un individuo con una personalidad muy consolidada y no tengo complejos de mostrarme a la gente tal y como soy. Me dan lástima otros puteros que lo practican de forma clandestina porque no se atreven a salir de su particular armario. Por ello, quiero volver a incidir en lo necesario de la legalización del sector.

¿Te consideras un pervertido o un enfermo?

Pervertido y enfermo es quien consume o realiza otro tipo de prácticas sexuales, sobre todo aquellas tipificadas como delito. Nunca he pagado por acostarme con una menor de edad. Lo único que diferencia al putero del donjuán es que paga por el servicio. Eso no es ser un pervertido, es ser un cliente serio.

Tagged:
Entrevista
sexo
sexualidad
putas
Testimonios
Follar
Vice Blog
prostitución
ir de putas
follar con putas
solo con putas