Publicidad
Cultura

Cyndi Lauper, sangre, orujo y las cenizas de Patri

Fueron los ingredientes que se utilizaron para realizar un ritual colectivo durante la manifestación para la reapertura del caso 4-F.

por Pol Rodellar
12 Febrero 2015, 10:08am

El pasado miércoles 4 de Febrero se cumplieron 9 años de los acontecimientos sucedidos en el Palau Alòs y desde la plataforma Desmontaje 4-F se organizó una manifestación no solo para apoyar este caso en concreto si no para denunciar todos los montajes y abusos —perpetrados tanto por la policía como por las administraciones— que siguen existiendo actualmente y que no "disfrutan" de tanta repercusión mediática. Durante esta manifestación, Diana J. Torres, amiga de Patricia Heras, desarrolló un ritual de sanación y retribución en la que intervinieron Cyndi Lauper y un mejunje hecho con su propia sangre, orujo de hierbas y las cenizas de Patri. Contactamos con ella para que nos contara cómo fue la cosa.

VICE: Hola Diana, ¿cómo fue la manifestación?

Diana J. Torres: Para mí fue una instancia poderosísima, un acto sanador que llevaba esperando muchos años. Las manis del 4-F hasta ahora se habían caracterizado por su escasa afluencia de personas, ver ahí en Sant Jaume tantas cabezas fue realmente importante para mí. Es muy interesante, por mucha desconfianza que se tenga en la sociedad civil y en la opinión pública, ver que cada vez más personas abren los ojos y toman la valiente decisión de dejar de creerse todas las mentiras que nos venden para mantenernos alejadxs de cualquier intento de revolución.

Cuéntame esto del ritual con las cenizas de Patri. La idea era preparar un brebaje con ellas, ¿no? ¿En qué consistió?

No supe muy bien qué hacer con ellas hasta casi el momento del ritual. Sabía que quería usarlas como elemento mágico, que quería mezclarlas con mi sangre (que es un elemento muy poderoso en brujería) y con alcohol. Todo lo demás simplemente fluyó.

¿Qué intención teníais con este ritual?

La intención de todo ritual y de toda brujería, desde mi punto de vista, es realizar cambios efectivos en la realidad que nos rodea mediante la invocación de fuerzas y el uso de energías. Vivimos en una cultura muy contaminada por el catolicismo que durante siglos monopolizó la ritualística. A las brujas no las quemaron por herejes sino porque contenían un saber que desestabilizaba los preceptos de la Iglesia. Ahora pareciera como si ser "ateo o atea" fuera sinónimo de no creer en nada más allá de lo material, creo que eso nos ha hecho mucho daño.

Mi intención con ese ritual concreto era conseguir que un gran número de personas se concentrara con nosotras en dos ideas que considero básicas. Por un lado la sanación de las heridas que nos causa el sistema, que no son pocas. No hace falta haber pasado años en prisión ni haber sido golpeado por la policía para tenerlas: usualmente todos nuestros cuerpos se transforman en cárceles (me viene a la mente la del género binario como ejemplo más claro) y cualquiera que lleve dentro una mínima disidencia de lo normativo habrá recibido sin duda muchos golpes. Y por otro lado la retribución que es un concepto que nos aleja de confiar en la justicia institucional y nos acerca a la idea del equilibrio universal.

¿Crees que el ritual que hicisteis durante el primer no-cumpleaños de Patri —donde quemasteis parte de sus cosas— tuvo relación con la sentencia condenatoria de Víctor Bayona y Bakari Samyang (precisamente dos de los urbanos involucrados en el caso 4-F) que se anunció justo el día siguiente?

Sin duda aquello tuvo algo que ver, fue poderosísimo. Pero no en el sentido de que saliera la sentencia, no creo que el ritual tuviera poder sobre los jueces que la dictaron, sino en la inteligencia de Jesús Rodríguez de La Directa para hallar la correspondencia entre los números de placa de los dos únicos testigos de cargo del 4-F y los torturadores de Yuri.

¿Está tan jodido el sistema judicial actual como para que se tenga que recurrir a ciertas alternativas (rituales en este caso) para exigir un poco de justicia en este mundo?

Sí, el sistema (no sólo el judicial) está absolutamente podrido. Lleva siglos ya tratando de sostenerse, pero últimamente quiero creer que está a punto del derrumbe. El resurgimiento de la brujería y de los rituales es una muy buena señal de que las personas están encontrando formas alternativas (que el sistema no entrega porque lo ponen en riesgo) para modificar la realidad.

Veo que te tomas las cosas con humor, como cuando comentas lo de llevar las cenizas de Patri en una bolsa como si fuera coca o cuando hiciste lo del ritual de quemar una multa. ¿Es este posicionamiento frente a situaciones dolorosas una forma de exorcizar el sufrimiento?

Para mí el sentido del humor, la alegría, la sonrisa, son la mejor venganza. Yo soy feliz, no puedo negar serlo, de hecho me esfuerzo por serlo a pesar de todo porque es justamente lo que nos diferencia de toda la gente que desde dentro de la máquina del Estado nos anda jodiendo, siempre me ha costado creer que personas capaces de torturar y encerrar inocentes puedan ser felices. Me alegra mi humor y me consuela su miseria.

Sigue a Diana en Twitter: @pornoterrorista

Visita su página web: www.pornoterrorismo.com

Sigue al colectivo contra el montaje del caso 4-F: @desmontaje4f