FYI.

This story is over 5 years old.

Noisey

Jack Endino ha grabado casi todos los discos importantes que han salido de Seattle

Jack Endino lleva 30 años trabajando dentro de un estudio y la lista de bandas con las que ha trabajado es impresionante: Nirvana, Mudhoney, Screaming Trees, The Sonics, The Murder City Devils, Zeke, High On Fire, Flipper, y la lista continúa.
10.2.15

Jack Endino es una leyenda underground en el mundo de la grabación. Lleva 30 años trabajando dentro de un estudio y la lista de bandas con las que ha trabajado es impresionante: Soundgarden, Nirvana, Mudhoney, Screaming Trees, The Sonics, L7, The Dwarves, Blue Cheer, The Murder City Devils, Zeke, High On Fire, Therapy?, Valient Thorr, Supersuckers, The Mentors, Hot Hot Heat, Flipper, y la lista continúa.

Su banda Skin Yard se formó en Seattle en 1985 y supuso una importante influencia para el desarrollo del sonido grunge en el noroeste de Estados Unidos. El batería original, Matt Cameron dejó la banda para unirse a Soundgarden que más tarde se iría de gira con Skin Yard. Tras otra gira con Nirvana se generó el chiste: "Toca con Skin Yard y hazte famoso". Después de queSkin Yard se separara en 1992, Jack ha lanzado álbumes esporádicamente bajo el nombre Endino's Earthworm. En 2008 se unió a Kandi Coded, una banda de hard rock liderada por el snowboarder profesional Jamie Lynn, retomando así el gusto por eso de irse de gira. Después de tantos años y tantos grupos, sigue siendo una de las personas más centradas, trabajadoras y cercanas que he conocido. Pide obediencia por parte de las bandas que quieran grabar con él, en su web expone los detalles y el criterio que sigue para escogerlas y especifica cómo contactarle. Su página web es una valiosa fuente de información para cualquiera que se plantee grabar a bandas o meterse en un estudio.

Publicidad

Hablé con Jack acerca de su reciente viaje a Sudamérica, sobre grabar a Soundgarden, otra vez; y sobre el resto de proyectos en los que trabaja.

VICE: Empecemos desde el principio: ¿Cuándo y cuál fue la primera banda a la que grabaste? Claramente mi banda Skin Yard en 1985 usando mi cuatro pistas. Cuando empecé a trabajar en un estudio de verdad, en 1986, mis primeros clientes fueron Soundgarden y Green River.

El año pasado trabajaste con Soundgarden otra vez. ¿Cómo surgió el tema?

En ese momento estaba trabajando con archivos y demás para ellos y encontré una demo de 16 pistas de una antigua canción de marzo del 86 llamada "Storm". De hecho, estuve con ellos ayudándoles a mezclar por entonces, pero en el transcurso de 28 años todos nos habíamos olvidado completamente de ella. Les envié un nuevo mix de la canción sin arreglar, simplemente para despertar sus recuerdos y por hacer la gracia. Sin que me diera cuenta querían volver a grabar la canción y me pidieron a mí que la hiciera, lo cual fuebastante guay ya que la última vez que grabé con ellos fue en 1990.

Has trabajado mucho para otras bandas de Sub Pop. ¿Cómo empezó todo?

Bueno… ¿Cómo resumir todo esto? En 1986 empecé a trabajar en un estudio nuevo llamado Reciprocal Recording, la primera sesión que hicimos que no fue en un sótano sino en un estudio de verdad. Rápidamente se corrió la voz entre mis colegas músicos de que hacía grabaciones cojonudas por poco dinero y mi calendario empezó a llenarse con más y más bandas que venían a grabar conmigo. Un par de tíos escucharon las grabaciones que hacía y decidieron intentar formar un sello para lanzar alguna de ellas. De ahí surgió Sub Pop. Nunca fui socio o empleado de Sub Pop, siempre trabajé directamente con las bandas, pero bastantes de los primeros lanzamientos de Sub Pop fueron grabados por mí.

Publicidad

¿Cuáles son las bandas a las que más has grabado? ¿Cuáles son las más infravaloradas?

Hice 5 álbumes para Titas, y dos más par su exbajista Nando Reis; pero el récord se lo lleva The Grannies de San Francisco, creo que acabo de hacer mi octavo disco para esos tíos. ¿Infravaloradas? Hice 4 discos para Black Halos que fueron bastante buenos. Siempre he sentido debilidad por Gas Huffer. Stag es mi banda de Seattle favorita en este momento. Guillotina de México son bastante buenos y me gustaría que más gente fuera de Chile conociera a The Ganjas.

Estuviste en Sudamérica grabándolos, ¿no?

Sí, The Ganjas de Santiago de Chile. Han estado haciendo cosas durante años. Me gustan bastante. Hacen algo como un shoegaze grunge denso o algo así, pero son buenos.

Has trabajado bastante en Sudamérica. ¿Cuándo y cómo empezó todo?

Empezó en 1993 cuando Warner International me contactó para hablarme de una banda brasileña que quería trabajar conmigo, Titas. Enese momento no sabía nada acerca de Brasil pero Titas son como unainstitución nacional allí. Pasé dos meses en Brasil con ellos y fue como una revelación y el comienzo de una relación que ha durado cinco álbumes. Dos de esos discos se convirtieron en disco de oro en Brasil, uno de ellos en platino y eso ha generado mucho más trabajo. Lo estimulante para mí es que estos discos no son lo que nadie llamaría "grunge". En Brasil, soy más bien un tío "pop". Desde entonces, he trabajado también en Chile y Argentina. Me encanta trabajar al sur del ecuador cuando allí es verano y en Seattle es invierno.

Me imagino. Después de décadas grabando, ¿cuáles son algunos de tus recuerdos más memorables?

Después de grabar casi 500 discos… Escuchar la vida de Mark Lanegan mientras hacía The Winding Sheet, que me trataran como Rick Rubin en Brasil mientras grababa a Titas, volar con Bruce Dickinson en su pequeño avión privado cuando trabajábamos en Skunkwork, que la banda Guillotina en México me llevara a ver las pirámides de Teotihuacán y, por supuesto, grabar a mis propias bandas que siempre supone una alegría. También ha habido momentos de drama y estrés, por supuesto, pero de algún modo, mi memoria ha bloqueado esos recuerdos.

Publicidad

Seguramente has pasado por mucho drama y estrés. Puesto que has sido el epicentro de la explosión del grunge seguro que te preguntan todo el tiempo que cómo es eso. ¿Tienes una respuesta preparada para estos momentos?

Sí, ¿cuánto tiempo tienes? Al principio era emocionante, después se volvió penoso y al final horrible debido a la evidente avaricia y el oportunismo que empecé a ver alrededor de mí. Todo el mundo en Seattle parecía oler solamente el dinero y la gente se volvió bastante rara. Durante los 90 empecé a grabar en otros países para huir de esa mierda. Descubrí que en otros lugares la gente aún conservaba cierta inocencia con respecto a su música y que también los grandes sellos discográficos de otros países hacían las cosas como aquí los sellos indie.

Después de todo lo que ha pasado, ¿qué pasa por tu mente cuando escuchas a Nirvana? Supongo quecuando grababas Bleach, te imaginabas que algún día te sentarías con lo que quedara de la banda y escucharías a Bruce Springsteen en la presentación de Nirvana en el Rock and Roll Hall of Fame, ¿no?

[Risas] Claro, escuchar durante una hora el discurso de agradecimiento de la E Street Band, lo vi venir, totalmente. Con respecto a Nirvana, me gustan las canciones pero no me interesa mucho el sonido de Nevermind. Me gusta mucho In Utero y en lo que respecta a mi propia grabación en Bleach, doy gracias por que suene tan bien como suena teniendo en cuenta lo rápido que tuvimos que hacerla. Nirvana es como una herida en mi vida; el suicidio de Kurt fue muy complicado de procesar.

Publicidad

¿Qué estás grabando ahora?

La próxima banda con la que me voy a meter en el estudio es Windhand, una banda genial de Richmond, Virginia. Saldrá en Relapse Records.

Desde que empezaste a grabar, ¿que es lo que más has visto cambiar, para mejor y para peor desde el punto de vista de la tecnología?

Cada vez más gente confía en los metrónomos digitales que son un auténtico suicidio para cualquiera que pretenda llegar a ser una banda rock decente. Están pensados para períodos de actuaciones fáciles y estériles. Su única ventaja es que añaden comodidad a ciertas metodologías de producción. Los ordenadores son en sí mismos un logro enorme. Como alguien que ha estado haciendo discos durante 15 años, no echo de menos las cintas en absoluto, de hecho me alegré bastante de poder decir adiós a los casetes con todos los problemas de alineación de las cabezas y las fluctuaciones de velocidad que generaban. La discusión de lo analógico versus lo digital, no tiene ningún sentido para mí. Lo que importa es la forma en la que decides usar la tecnología.

¿Qué consejo le darías a las bandas que entran en estudio por primera vez?

Que compren parches nuevos para las baterías y cuerdas para las guitarras el día antes de entrar al estudio y no el día después. Y lo repito, nada de metrónomos digitales. Las bandas de rock de verdad no necesitan mierdas de esas.