Todo lo que necesitas saber sobre el movimiento post-EDM
Illustration by Joel Benjamin.

FYI.

This story is over 5 years old.

Todo lo que necesitas saber sobre el movimiento post-EDM

Ahora que explotó la burbuja, un nuevo grupo de productores incorpora instrumentos en vivo y la energía de la música rock en la pista de baile.

Sigue a THUMP México en Facebook


Este artículo se publicó originalmente en THUMP EUA.

La primera vez que vi el término "post-EDM" fue en una discusión en el Facebook de A-Trak publicado en noviembre del 2014. Aparentemente, después de conducir por Hollywood y ver a un DJ en cada espectacular, el productor canadiense se dio cuenta que el EDM había alcanzado un nivel cómico de auto-engrandecimiento y vulgaridad—y que la escena necesitaba un cambio. "A veces […] una ostentosa ola inicial de música puede derribar las puertas y para que después de ella entre música más interesante", escribió. "Tras esa entrada inicial de drogas e himnos para levantar las manos, estoy viendo a más y más chicos interesándose en música buena y bien matizada".

Publicidad

La disputa terminó con una pregunta: "¿Estamos entrando a un capítulo post-EDM?"

Sin embargo, casi dos años después, "post-EDM" es una etiqueta que parece estar ganando la atención entre los fans. Hace tres semanas, sólo había una playlist usando el término "post-EDM" en Spotify, pero en los pasados diez días, he notado un gran número de listas generadas por los usuarios. Desde entonces, la playlist original ha pasado de 22 canciones a 56, y de 18,000 seguidores a casi 35,000. Está llena de tracks con instrumentos en vivo y un formato tradicional verso-coro-verso, y no es el único archivo de su tipo. Una rápida búsqueda en YouTube nos regresa un buen número de playlist similares con post-EDM, la mayoría de ellas creadas en los últimos 90 días.

Aunque no queda claro quién acuñó el término, este aparece desde noviembre del 2013 en un artículo de PAPER sobre Rudimental, el cual describe al grupo de drum and bass como "líderes de la manada post-EDM de actos electrónicos que con su música orientada al dance tienen un gran impulso por las complejas producciones electrónicas, pero no necesariamente están dominadas por ellas". Una definición funcional de post-EDM—al menos de acuerdo con el artículo de PAPER y varios de los artistas con los que hablé para este texto—podría verse así: música electrónica que incluye instrumentos en vivo y recrea la espontaneidad mágica de escuchar a una banda de rock tocando en el escenario.

Publicidad

Crywolf, el productor con sede en Los Ángeles de nombre real Justin Phillips, tiene múltiples tracks en la primera lista de Spotify que descubrí. Él ha estado fusionando elementos de rock con música dance por los últimos cinco años. Para escribir y grabar su álbum debut, Cataclysm, lanzado el otoño pasado, Phillips se aisló en una remota villa de pescadores en Islandia; usó de todo, desde guitarras eléctricas hasta baquetas y una olla de Ikea como instrumento, y documentó todo el proceso. Este otoño, está de gira como banda de un sólo hombre—primeramente en sitios de música en vivo y no en clubes.

Relacionado: Lo que 10 DJs (de la vieja escuela) piensan respecto al EDM

"No puedes llegar tan lejos tocando grabaciones que hiciste en tu laptop y bocinas", le comenta a THUMP. "Si no hay substancia en una presentación, eventualmente la gente se aburrirá. Incorporar instrumentos y vocales en vivo en el estilo de la música electrónica parecer algo que hoy en día sucede más seguido". Phillips ofreció una útil analogía entre la evolución del hardcore techno a mediados de la década del 2000 y la de la música dance actualmente: "si ves la música hardcore, era rítmica con drops muy pesados—casi sin melodía, similar a como era el dubstep. El post-hardcore estaba tomando la misma pesadez pero incorporando estos hermosos sonidos melódicos y vocales. Esta es una progresión totalmente lógica para el EDM".

Publicidad

Continuando con el antes mencionado post de A-Trak en Facebook, la siguiente ocasión que escuché a alguien usando el término "post-EDM" fue durante una entrevista con la productora y vocalista Anna Yvette a inicios de este verano; de hecho, ella fue quien me hizo dirigirme a la playlist de Spotify en primer lugar. Fans del sello de indie dance, Monstercat, están acostumbrados a ver su nombre como vocalista invitada, pero ella también es una multi-instrumentalista y una experimentada productora. Habiendo crecido con el pop-punk y la música emo, Anna siempre ha tenido un suave tacto para la musicalidad en vivo. "Crecí con la música punk/emo, y cada show en vivo en el que he estado se siente especial y único", explica. "El artista deja su corazón y alma en una actuación única que jamás podrá ser replicada—tenías que estar ahí".

Estos días, Yvette menciona que ha estado viendo a más y más ex productores de EDM a su alrededor—muchos de ellos también asistentes a espectáculos de punk mientras crecían—metiéndose en esa temática también. "Los últimos cinco años, los vocalistas han tomado el asiento detrás del productor en la música dance", explica. "Ahora, estamos viendo que el péndulo va de regreso a los espectáculos crudos y en vivo. Quizá sea porque un verdadero espectáculo en vivo es tan raro hoy en día en la comunidad electrónica, o quizá porque todos queremos revivir una época en la que ibas a un show a escuchar una versión diferente de una canción en vivo y no sólo un mashup VIP de ella".

Publicidad

El post-EDM representa un quiebre a la fórmula mainstream de la música dance de intro-construcción-drop-breakdown-descanso-repetición a la que los consumidores se han acostumbrado. Cuando pregunté quién más era pionero de este tipo de música, Yvette y Crywolf coincidieron en señalar a Grabbitz (de nombre real Nick Chiari), quien apareció en mi radar el año pasado cuando deadmau5 tuiteó un extraño cumplido sobre la edición vocal que Grabbitz había echo de su track "Silent Pictures", invitándolo a que le ayudara a terminar la canción. Grabbitz apareció de nuevo en el International Music Summit en Los Ángeles en abril, donde hizo una presentación cantando sobre sus propias producciones, acompañado por el guitarrista y productor Keaton Prescott, quien se hace llamar Sullivan King. Grabbitz y King se identifican con el movimiento post-EDM, aunque tuercen los ojos por lo horriblemente cursi que suena la terminología.

"El post-EDM no es un género, es un periodo de tiempo", comenta Grabbitz, quien se está preparando para lanzar un álbum de larga duración que mezcla dance y rock este otoño, con el adecuado título de Things Change. "Es una respuesta musical de los musicos que han estado involucrados o influenciados por el EDM y que están saliendo de ahí por una u otra razón. Para mi, es más expresivo—no puedo ser lo suficientemente emo sólo con producciones de electrónica".

¿Por qué está sucediendo ahora?

Mucho se ha hablado en años recientes sobre la explosión de la burbuja del EDM y ya sea que estés o no de acuerdo con esa noción, el género—ya sea cultural o musicalmente—parece haber alcanzado un punto de saturación. No todos pueden ser un Flosstradamus o Brillz y conforme el mercado se sigue saturando con demasiados productores de trap como para contarlos, es fácil para un género caer en una rutina de imitación. Cuando esto sucede, está en los mejores intereses del artista el evolucionar musicalmente—o al menos poner una clase de cubeta llena de comida en sus cabezas para darle algo de novedad a la ecuación.

Aunque es desconocido para muchos nuevos ravers estadounidenses, una gran cantidad de artistas del EDM tienen raíces profundas en la escena rock-emo-hardcore de inicios de la década del 2000. El intenso productor de heavy bass y guitarrista Sullivan King es rápido en señalar cuantos artistas siguieron los pasos de Skrillex, haciendo su éxodo del post-hardcore, punk y screamo a la música electrónica. Piensa: MSTRKRFT, Bro Safari, Kill The Noise, Breathe Carolina y Ghastly.

Publicidad

"No había un gran espacio para la expansión en esa escena [de Warped Tour]", menciona King a THUMP. "Y cuando la gente comenzó a notar que la música dance se estaba volviendo relevante, pareció un movimiento seguro para hacer una transición. Comparado con andar por horas y días en una camioneta ardiente con otras 5 personas, volar a algún sitio con sólo una laptop, tocar una hora e irte a casa, es un mucho mejor negocio".

Relacionado: Marco Carola e Ingrosso en Mykonos: El techno vs la experiencia EDM

Aunque no es una liga obvia cuando no tienes una historia previa, desde el punto de vista puramente emocional, la fuerte energía, el headbanging del hardcore y el screamo, no están tan lejos de la fuerte energía y el headbanging del electro y el dubstep. Hay una catarsis emocional compartida tanto en los shows de rock y dance, una combinación de altos ritmos y fuertes bajos que unen a un público casi de una forma primaria. Y para los artistas que buscan un nuevo aire, la revisitación de sus raíces musicales es siempre un primer paso lógico.

Hoy en día, no hay mayor testamento sobre el cruce entre la cultura de Warped Tour y la tierra de los clubes que el exitoso Emo Night en Los Ángeles y Brooklyn, una fiesta dance definida por DJ sets que sin pena mezclan canciones emo de antaño con tracks modernos de dance y hip-hop. Como el co-fundador de Emo Night, Morgan Freed del colectivo creativo de mercado Ride or Cry, explicó a THUMP, "las bandas como Taking Back Sunday y Brand New tienen canciones que se vuelven intensas, casi tanto como los tracks de rap o dance en que la gente está metida ahora".

Publicidad

Dada la oblicuidad millennial del EDM, tiene sentido que la gente entre los 18 y 35 años—muchos de los cuales crecieron asistiendo a eventos Warped Tour, y después se pasaron al dominio raver como jóvenes adultos—se vuelva loca por la mezcla híbrida de emo de antaño con DJ set contemporaneo que Emo Nights provee. El éxito de este formato desde la incursión de Emo Nights 2014 en Los Ángeles sugiere que el mercado del EDM es maduro para una cambio nostálgico del status quo, y el movimiento post-EDM es justo eso.

¿Se volverán obsoletos los DJs?

La respuesta corta es no.. Los DJs nunca se volverán obsoletos dentro de la configuración de un club, pero el mercado de festivales puede ser otra historia. Como cualquier clase de curación de música en vivo, la carga está en los promotores de festivales de música electrónica, para crear una experiencia en la cual los consumidores querrán invertir su dinero. Los DJ sets son obviamente una forma de arte en vivo por si solos, con públicos respondiendo a la música en tiempo real, y DJs respondiendo por igual. Pero habiendo visto artistas como nominado al Grammy, Zhu, tocar en vivo—con un guitarrista, un saxofonista y una cabina de DJ con visuales—puedo decir que no estaría sorprendido si actos con instrumentación en vivo se vuelven más solicitados en los próximos años, sólo porque ofrecen la clase de experiencia en vivo inmersiva que simplemente no puedes obtener de escuchar un álbum o un DJ mix.

"Conforme progresó mi amor por la música dance, una parte de mi siempre se sintió engañada por mirar a un DJ pretender tener un trabajo difícil al girar perillas en su set pre-grabado", comenta Anna Yvette. "Todo lo que has querido saber sobre producción y mezcla puede encontrarse en YouTube o en un foro de reddit. El hombre detrás de la cortina está totalmente expuesto y las audiencias y artistas se quedan a la espera de la magia de la inigualable experiencia en vivo".

Publicidad

En cualquier caso, actos como Grabbitz o Crywolf parecieran haber estar igualmente cómodos en un contexto de festival y en un club de rock. Esa es la parte interesante sobre el post-EDM: los componentes del EDM y de las bandas de rock no son mutuamente exclusivas, pero se refuerzan la una a la otra. Cuando hablé por teléfono con Grabbitz, él señaló que mientras sus raíces musicales se encuentran en el rock alternativo, su experiencia produciendo tracks de música dance es lo que conduce su estilo actual. "Estaba tan inmerso en hacer música bass que me olvidé sobre mi guitarra por un rato," comenta. "Pero si no hubiera dedicado todo ese tiempo a aprender cómo producir, no habría sido capaz de llegar al sonido que tengo ahora, el cual considero es más sofisticado".

¿Quién está haciendo post-EDM?

Krewella podría ser el ejemplo más claro de la evolución del EDM al post-EDM. Desde que iniciaron como cantantes y escritoras que idolatraban bandas como Incubus en el 2007, ya dieron la vuelta completa, cambiando a la producción electrónica y la mezcla en el 2009, saliendo de gira como DJs y lanzando un álbum con puros éxitos titulado Get Wet en el 2014; para regresar a su formato de banda en vivo en el Ultra 2015. Su último EP, Ammunition, es la culminación de esta transformación, una colección de canciones que varían entre los 87 y 150 BPM, caracterizadas por sonidos electrónicos, pero que difícilmente podrían considerarse un disco de música dance. En una entrevista con THUMP este verano, Yasmine explicó la racionalidad de la banda: "si escuchas otros tracks del EP como 'Marching On' o 'Ammunition', definitivamente no tienen mucho de dubstep. Lo llamamos música electrónica alternativa". Krewella se encuentra actualmente en su gira mundial Sweatbox Tour tocando dos shows por noche en cada ciudad: uno con banda en vivo y una afterparty con un DJ set.

Porter Robinson es otro artista electrónico que ha tenido éxito incorporando instrumentos en vivo a su sonido. Su álbum del 2014, Worlds, fue un viaje entre los 90 y 100 BPM con toques de EDM como "Easy" con Mat Zo o "Language", ambos aterrizando amigablemente en la pista de baile a 128. Para el respectivo Worlds Tour, Robinson tocó pianos y una batería electrónica, e incluso cantó un poco.

Publicidad

El productor francés de 22 años, Madeon, por su parte, ha estado cantando en sus shows en vivo desde el 2015. Para Adventure, su álbum debut de ese año, colaboró con personajes como el cantante de Passion Pit, Michael Angelakos, y el cantante de Foster The People, Mark Foster. Recientemente, lanzó un track colaborativo con Robinson, "Shelter"; mantiene el formato de intro-construcción-drop-descanso de muchos trakcs de EDM, pero marca un ritmo lento de 100 BPM, e incorpora vocales y percusiones que suenan a rock indie. El tour por Norteamérica de ambos, Shelter Live, inicia en Atlanta el 29 de septiembre. Si sus ambiguos anuncios son correctos, estarán debutando una serie de colaboraciones en vivo jamás vistas—ansiosas vocales, misteriosos instrumentos y agresivos cantos emo.

Otros artistas nuevos alimentando el panorama post-EDM incluyen a Youngr, una banda de un hombre que se graba en vivo tocando teclados, guitarras, bajos y baterías; creando loops y mezclandolos; para posteriormente cantar sobre el resultado. El cantante, escritor y productor irlandés, EDEN, es otro ejemplo—originalmente publicó dubstep y drum and bass bajo el nombre de The Eden Project, antes de por completo al indie pop y cambiar su alias a EDEN en abril del año pasado. O también puedes darle un vistazo a Indietronic, la playlist de la cual hablábamos al inicio en Spotify.

Es correcto: la playlist de Spotify que inspiró este artículo no se llama "post-EDM" actualmente. El empleado de Spotify, Austin Kramer, quien cura todas las playlist de música dance en la app, comentó a THUMP que decidió cambiar el nombre tras notar que era un movimiento no tan orientado a la base rítmica sino a las vocales, en los últimos meses. "Indietronic es una colección de artistas electrónicos explorando nuevos sonidos y cadencias, no necesariamente a 128 BPM", comenta. Claro, incluso si el post-EDM es algo "real", es obvio que los artistas escogerán un nombre diferente para describirlo—o incluso por completo un sello. Sin embargo, tu decides cómo describir esta mezcla de experiencias de banda de rock con electrónica, es claro que muchos productores millennials que crearon un nombre en los escenarios de EDM estén actualmente haciendo lo que se supone que los artistas hagan: madurar.

Continúa leyendo:

Del "underground amateur" al EDM: el olvidado arte de ser DJ

Carl Cox sobre cómo sobrevivir a Ibiza y si el EDM en verdad es tan malo