FYI.

This story is over 5 years old.

DJ Smurphy, la princesa encantada del under

Una chica con un perfil discreto, pero que a base de beats alocados y una eterna experimentación sonora, se ha hecho de un lugar en la escena.
23.7.14
Fotografías por Dafne López Töigo

Podría decirse que Smurphy es la princesa encantada del under electroso de nuestro país. Una chica con un perfil discreto, pero que a base de beats alocados y una eterna experimentación sonora, se ha hecho de un lugar en una escena acaparada en su mayoría por hombres. En pocas palabras, es la mujer con mayor presencia en el under nacional.

Su sonido es absorbente, crea una atmosfera que te invita al baile y a la reflexión. Smurphy es capaz de realizar las mezclas más inverosímiles en sus tracks; bass, house, pop y una voz hipnotizante son sus ingredientes de cajón.

En THUMP nos encargamos de entrevistarla para que nos contara todo el trip que se carga. Nos encontramos en un pequeño café situado en medio de todo el caos vial del DF. Comenzamos a  charlar y de pronto el tranquilo café se convirtió en un karaoke, en medio de canciones viejas y aullidos de oficinistas, comenzamos la entrevista.

Acá nuestra charla:

THUMP: ¿Por qué decidiste hacer música electrónica y no otra vertiente?

Smurphy: En mis comienzos hice música no cien por ciento electrónica. Antes de DJ Smurphy tenía una banda de synthpunk, sólo sintetizadores y una batería;  luego otra de acid house En realidad siempre me he inclinado hacia el lado de la música electrónica, es con lo que crecí. Si eres niño de los noventas, creciste escuchando estrictamente música electrónica. Eras grunge o escuchabas dance, yo escuchaba dance. Los hist del radio, euro dance, un chingo de house, me encantaba todo el "pop music mexicano" de los noventas.

Aparte de todo eso, es la manera en la que veo la música. Soy incapaz de tocar una guitarra o un instrumento de cuerdas. Para mí la electrónica es más fácil de hacer y las posibilidades de explorar son mucho mayores. También es práctico y barato.

¿A qué suena Smurphy? 

Siempre estoy tratando de hacer lo que me motiva en el momento – en el karaoke comienza a sonar Selena-. Sí es Selena, me motiva Selena -risas-.

Pero digamos que mis canciones son muy girlies con una base electrónica experimental. Tengo influencias del bass, house o techno, pero no puedo decir que mi música es parte de un sólo género, me gusta mezclar cosas que se supone no deberían de ir juntas, por ejemplo algo totalmente pop con jungle. El chiste es hacer mezclas que no deberían suceder.

Fuera de la música, ¿en qué te inspiras para hacer canciones?

Para mí una canción no viene de la inspiración, viene de una idea, es una cosa algo abstracta, se te ocurre una melodía o un beat. El momento de la inspiración viene cuando tienes que ponerle letra o un título, es cuando le tienes que dar un sentido a la canción.

Me inspiro en las cosas que me gustan,  cosas orgánicas, momentos, el sonido de una palabra. Últimamente me gustan, los dedazos que das en el teclado, soy un poco disléxica y siempre estoy cambiando las letras, me parecen muy lindos esos errores. Estoy en una etapa muy hedonista, le estoy buscando las cosas bonitas a todo, como a las plantas, los ruiditos feos o el bote de basura -risas-.

Leí que te interesa el tarot y la astrología. ¿De dónde viene ese interés? 

En general me gustan todos los sistemas de adivinación. Soy una persona que lee todos los días su horóscopo -risas-. Soy una morra muy acelerada y siempre he estado obsesionada con el futuro, quiero saber lo que va a pasar, quiero estar un paso adelante. Todo lo que tenga que ver con el paso del tiempo y el tratar de averiguar el futuro ¡me interesa un chingo! Siempre quiero tener una explicación para todo.

Con estos sistemas te das cuenta que el futuro no existe, todo en el universo se está repitiendo, tiene un patrón; me gusta ver a la vida así. También creo que tiene que ver mucho con la música, son patrones de repetición y el pedo es encontrar momentos donde coincidan todas estas cosas y crear algo que suene placentero para una persona.

Tu parte visual es como un viaje "post raver noventero" muy a la L.A.

Creo que más bien es un "internet style", es un poco la cultura de lo feo. Soy diseñadora y al principio de mi carrera hacia muchas cosas sobre producidas y con el paso del tiempo me di cuenta que no valía la pena hacer un flayer super ilustrado para que diez personas fueran a la fiesta; tomé la política de hacer cosas en las que no me tardara más de veinte minutos en hacerla, para mí es diversión, no tienes que hacer del diseño algo pesado.

Si las cosas te causan un sentido está bien, no tiene porque hacerles sentido a los demás, creo que de eso viene el sentido de la cultura en internet.

Inventaste un genero electrónico, el TROLL HOUSE ¿Qué es?

Me gusta jugar con las palabras y los conceptos. No tienes que darle un significado literal a todo, me gustan las cosas que puedes ver como caleidoscopios, algo que puedes ver desde diferentes puntos de vista y puede significar cualquier cosa o nada.

Todo lo de Troll es un chiste, el troll house es una burla de witch house, es como un tolleo al house. Son sólo slogans. Seguramente irán surgiendo nuevos géneros –risas-.

Vas a tocar en una par de fiestas del Festival Antes, ¿qué podemos esperar?

Este 25 de de julio voy a tocar un DJ Set en showcase de NAAFI para el Festival Antes, ¡va a sonar puro hitazo! Y el 30 de julio en la fiesta de Uforia voy a tocar mi nuevo live act, hace un año que no toco en vivo en el DF.

Para el live me concentro mucho en tocar, antes se me considerada una morra que se vestía y producía mucho, pero este año he tratado de simplificar conceptos, me he concentrado más en la música. El nuevo live soy yo cantando y tocando un sampler, la idea es que la música sea lo que te envuelva en una atmósfera.

¿Cómo conectaste a los NAAFI?

Al principio por Internet y luego por la fiesta. Cuando comenzaron las fiestas de GL0ßÅL ∫PE©†RUM∫ me invitaron y me integré en chinga al crew. En ese momento los NAAFIs sólo hacían fiestas y yo tenía música para sacar, de pronto nos juntamos muchas personas que estábamos haciendo cosas y decidimos hacerlo más grande.

¿A qué músicos de la escena nacional tenemos que escuchar?

Me gusta mucho el trip que trae Siete Catorce y Josué Josué, juntos tienen un proyecto alterno que se llama Sanidad Mental. También Omaar y Mock The Zuma, aparte están super morros. Me hacen sentir como la tía de NAAFI -risas.

¿Estás trabajando en algo nuevo?

Es algo súper secreto, pero el próximo disco de NAAFI, es el de Smurphy. Sale en la última semana de agosto. Ya está todo listo. Se llama #Géminis, queremos manejarlo como una sorpresa, sólo te puedo decir que es algo que nadie se espera, es muy dance, muy bailable; se parece más a un mixtape que a un álbum. Va a ser muy géminis, si comprendes el concepto de géminis, entenderás de qué va el disco.

¿Qué opinas del circuito de fiestas del DF? ¿Qué cambiarías? ¿Qué te gusta?

-Risas- Apertura, público y ganas de fiesta nunca van a faltar en la ciudad. Pero como siempre, hace falta infraestructura, los dos o tres lugares que hay están en malas condiciones y la gente siempre termina insatisfecha. En esta ciudad hay varo para muchas cosas, pero para este tipo de música hace falta.

RUMBO AL FESTIVAL ANTES:

NSMBL, una improvisación de ideas y esfuerzos

Tahres One, te entra por un ojo y te sale por el oído

Artículos relacionados:

NAAFI ¿A qué suena el D.F.?

Las siete caras nuevas de la música electrónica en México

Memorias del Subsuelo: OMVVR