Una entrevista inédita con B Jay (Q.E.P.D.), pionero de la electrónica mexicana

FYI.

This story is over 5 years old.

Una entrevista inédita con B Jay (Q.E.P.D.), pionero de la electrónica mexicana

De le escena electrónica a los raves.
8.2.16

Benjamín Hernández (a.k.a B-Jay) inicia su carrera como DJ y productor a finales de los años ochenta. Fue un pionero de la escena electrónica mexicana, creador del concepto +Mas Nescafé y EMPO, residente en el Club Pachá en Ibiza y Ministry of Sound en Londres. A lo largo de sus 17 años de trayectoria como DJ y Productor, comparte tornamesas con artistas de talla internacional como: Sven Väth, Felix Da Housecat, Deep Dish, Armin Van Buuren, entre otros.

Publicidad

B-Jay fallece de manera sorpresiva un 5 de diciembre de 2010 en un accidente carretero, coartando una exitosa carrera dedicada enteramente a la producción y difusión del genero electrónico. En esta entrevista inédita, él nos habla habla sobre sus inicios en la escena electrónica, del legendario Club Medusas, al movimiento rave, de su experiencia con Ministry of Sound y de la idea de alejar del elitismo a la música electrónica y acercarla a todo mundo.

THUMP: ¿Cuántos años llevas en la música electrónica y qué estilo tocas actualmente?

B-Jay: Especializado en la música electrónica yo creo que iré para 10 años. Inicié mi carrera como DJ hace casi 15 años, el género que toco es una mezcla entre house progresivo, un poquito de electrobeat, y si acaso ya evolucionando la fiesta, tech house, techno.

¿Cómo fue tu primer acercamiento con la música electrónica?

Me acuerdo que la primera vez que fui a un lugar de música electrónica fue al Medusas cuando recién inició. Para mí fue un shock emocional. Yo no entendía por qué había una noche de pura música electrónica, no había tanta gente, era muy dark todo. Me encantó el rollo de que hubiera gente diferente, que pensaba diferente y que quería otro sonido.

¿A lo largo de tu trayectoria a qué obstáculos te has enfrentado para llegar a destacar?

Ha sido un poco difícil, como dicen los amigos, cuando te toca bregar el camino es más difícil porque vas haciendo el camino y desafortunadamente algunas cosas crees que las vas haciendo bien, otras las haces mal. Como todo, te vas empapando de cómo se desarrolla la música electrónica, tratamos de involucrarnos mucho. La música electrónica no es un invento mexicano, pero es algo que hacemos con muchísima dignidad, con un muy buen nivel actualmente. Fue difícil encontrarse con una escena que no creía en la música electrónica, con una escena que estaba casi como ensañada con los DJs. Yo recuerdo aquí en México cuando inicié, el DJ se tomaba como un tipo debajo de un foco, tocando rolas, como una rocola viviente, eso era un DJ. Ese concepto no me gustaba nada.

Publicidad

Al pasar de los años hemos luchado contra todo eso, ha habido grupos que han ido generando que este movimiento sea diferente, como el movimiento rave independiente, la gente que hacía fiestas particulares, la gente que ha hecho expos, record pools. De alguna manera todos han puesto su granito de arena para que esto sea más serio y sea visto diferente, todos hemos tenido errores; si acaso, haber pecado de creer tener la llave maestra para esto. Después de estos 15 años te puedo decir que creo que la llave maestra es la gente que nos da la oportunidad de brindarles un poco de lo que hacemos, al fin y al cabo somos un complemento por parte de la disquera. Me acuerdo en un principio que vender un disco de música electrónica era satanizadisimo, cañón en aquel tiempo. En ese tiempo había mas distribuidores y llegar con un disco y decirles, "¡Mira! Este es un disco de música electrónica", te decían, "No te podemos apoyar como si fueras un artista pop, te vamos a poner en un espacio especial de la tienda". Obviamente ese espacio especial y diferente era alejado y medio escondido, pero bueno. Afortunadamente al pasar de los años la gente fue creciendo en el gusto musical y fue necesitando más música, esta necesidad también llegó a los grandes distribuidores. Se le ha podido colocar en un buen espacio a la música electrónica, que ya se pelea con los meros, meros del rock. A la mejor puede estar en primer lugar un disco de música electrónica y en segundo uno de rock o al revés. En un principio decían, "¿Música electrónica? Música de locos, gente que no entiende, tamborazos".Gente como U2 se ha acercado a la música electrónica, Prodigy, bandas que en un principio eran rockeras de hueso colorado, ahora se han acercado y se han fusionado con la música electrónica. No sólo los rockeros, gente que hace cumbia, gente que hace pop. Nortec es quien tuvo la llave maestra en México para exportar música. Yo me acuerdo la primera vez que tuve la oportunidad de ir al Amsterdam Dance Event en 1999-2000, me encontré un demo de Nortec en Amsterdam. Fue impresionante el darme cuenta que ya se estaba generando un movimiento en mi país y que desgraciadamente no estábamos tan de la mano para apoyarlo.

¿Cómo llegaste a Ministry of Sound y a destacar en Europa?

Publicidad

Mi primer acercamiento obviamente fue por mi lado de disquero, en ese momento coincide que ellos traían un rollo de generar DJs residentes en todo el mundo del concepto Ministry of Sound. Ellos realizaron un concurso en Latinoamérica donde hubo seis finalistas de seis países diferentes. Esto fue en el año 2001, de México participamos seis personas. Me acuerdo que también quedó por ahí en un lugar Erich Ensastigue, él también participo en ese concurso. Tuvimos la fortuna de quedar representando a México, la experiencia con Ministry of Sound fue de dos años con ellos en su residencia en Pachá en Ibiza y un año en Londres, precisamente en el Ministry.

Es algo bien enriquecedor porque te das cuenta en realidad cómo funciona la escena de DJs internacionales, muchas veces pensamos que para poder destacar tienes que ser de otro país o mínimo a Estados Unidos, la verdad es que no, lo único que se necesita es talento. La gente en el caso de Ministry estaba en busca de un sonido diferente y se dio esta fusión muy padre. Es una gente muy profesional, desde que llegas te súper reciben. Los DJs locales te tratan muy bien, esa madurez en la escena de DJs es muy importante y creo que México justo está llegando a estos momentos, estamos entendiendo que la escena electrónica se forma, es un rompecabezas y nadie es maestro de nada, si todos ponemos nuestra pieza, vamos a hacer realmente una escena electrónica mexicana.

Toda esa experiencia que adquiriste en Londres y en la escena de Ibiza, ¿cómo la has aplicado en México?

Número uno, como DJ te abres mentalmente, te das cuenta que tu gusto puede ser el último en tu trabajo, te das cuenta que hay muchos DJs que le tocan a la gente, disfrutan a la gente. Eso no significa que pierdas tu estilo, para ser un DJ con algo que ofrecer a la gente, necesitas definirte. La experiencia que te enseña el ver, la posibilidad de compartir tornamesas con DJs grandes, que precisamente eso los hace grandes, no tienen ningún problema en compartirlas. En México estamos madurando afortunadamente después de darnos de topes, no tiene que ser un DJ famoso y un DJ pequeño, qué bueno que hay eventos ahora que juntan a todo mundo, porque así debe de ser, tiene que haber escuela y todos tenemos que ser parte de esto.

Publicidad

¿Qué valor aporto el rave a la escena electrónica en México?

En esa época del movimiento rave independiente, cuando recién entró aquí en México, usamos términos medio raros, pero lo ocuparé un poquito porque creo que se apega. Se decía mucho que venía la gente bonita, se referían como a gente a lo mejor de un estatus social, gente que le parecía la música electrónica lo más "in" en ese momento. Algo que me gustó mucho fue que se inició una escena de DJs que a la mejor no estaba muy involucrada con la experiencia DJ, pero que le demostraron a México que se podía hacer, un grupo de DJs apoyándose, simplemente por el hecho de querer compartir y divertirse.

¿Qué nos dejo en esa época? De entrada el famosísimo PLUR (paz, libertad, unión y respeto) del que todos hablaban. Yo me acuerdo de una racha de cinco a 10 fiestas muy buenas, incluidas aquellas que se hicieron en un principio en las pirámides, no había peleas, no había nada. Había toda una banda de gente que iba, se la pasaba bien, era el inicio del éxtasis en México, pero era todo dentro de un marco agradable.

¿Aún existe el concepto rave con aquellos valores que acabas de mencionar (PLUR) en México?

Sabes, yo creo que las fiestas como tal no, la gente sí, porque ya se han hecho fiestas con muchos diferentes conceptos. Hay fiestas pagadas por marcas o patrocinadas por un grupo de DJs en especifico, que esta cerrado y no invitan a nadie más, o que es una fiesta con el afán de lucro nada más. Creo que ya no es la situación de antes, si acaso todavía me ha tocado ir a dos tres fiestas en un plan mucho más pequeño, tratando de emular esa ideología. Me ha tocado ver en eventos masivos, no importa quién lo organice, en el que la gente entra en un solo canal. Entran en ese canal de paz, amor, de unidad y de respeto, como que la misma gente lo aclama. Creo que nos falta a veces a la gente que de alguna manera estamos involucrados como promotores, profesionalizarnos y realmente encontrar esta vez ese aspecto, ese eje que nos lleve a todos.

Publicidad

¿Cuáles consideras que son etapas clave o hechos trascendentales que han impulsado la escena electrónica mexicana?

Te podría hablar desde el 95 que inició el movimiento rave underground, los eventos masivos. Yo recuerdo aquel legendario rave en la Arena México, me acuerdo que hasta llegó la policía después a cerrarlo. Lo organizaba la productora Aceite, las fiestas del Cine Ópera, las fiestas de las Pirámides, eso marca, luego Medusas. Este último marcó la apertura de música electrónica para todo mundo, los que estábamos acostumbrados a ir bien vestiditos al club y a oír cosas poperas. Llegabas a Medusas y te encontrabas con toda una escena alternativa, música de todos géneros; funcionaba como el primer club electrónico realmente en México.

Relacionado: Del primer rave en México al final del Love Parade

Otro momento importante alrededor del año 2000 fue el Loveparade México, era algo que tenía que suceder también, un evento electrónico realmente masivo.

El gran auge de traer DJs extranjeros. En México estábamos acostumbrados a que no viniera nadie, de hecho nuestro primer concierto masivo con una estrella fue con Rod Stwart, luego The Cure, que de hecho había ultra seguridad, porque podía haber muchos problemas. Todo eso se rompió y la escena electrónica no fue la excepción, empezaron a venir DJs internacionales de todos los tamaños, a partir del 2000 hubo un auge. Tu ves los calendarios de México y los puedes comparar con cualquiera del mundo, hay DJs internacionales cada ocho o 15 días. Los DJs internacionales ven a México como un paraíso.

Publicidad

¿Cuál es tu opinión respecto al estigma música electrónica-drogadicción?

Te voy a comentar algo, esto se me quedó súper grabado, fue alrededor del año 1996. Si no me equivoco eran los años en que gobernaba el señor Salinas de Gortari en México, esto yo lo escuché en la radio, estaban hablando en aquel famoso programa de Nino Canun, daban esto como gran noticia:

Un reportero abordo al presidente Salinas diciéndole, "Ya que estaban legislando varios impuestos nuevos, ¿cómo iban a legislar las famosas fiestas rave?". Me acuerdo que hasta le subí el volumen al radio para escuchar y el presidente preguntó qué eran las famosas fiestas rave. Él no sabía que ya estaban sucediendo en México, el reportero le dijo en cadena nacional, "Las fiestas rave son eventos en donde va la juventud a escuchar música de sonideros, en donde libremente se drogan, libremente se manejan cantidades de dinero impresionantes y nadie los controla".

Hubo una cacería de brujas donde a todo lo que fuera rave iban sobres, o lo clausuraban o le hacían la vida de cuadritos, cosa que mermó durante un tiempo la escena rave. No pudo evolucionar en ese momento, el gobierno tapó los caminos para que se desarrollara la escena y no lo permitió, al fin y al cabo esto fue más grande que el gobierno, la necesidad del publico joven fue más grande afortunadamente.

¿Consideras que la situación económica de México afecta o beneficia que se expanda la música electrónica?

Claro que perjudica, haces música con programas originales para poderla tener en buena calidad, eso te cuesta, con una plataforma de hardware original o un clon armado, eso te cuesta, todo te cuesta. Para ponerlo en un sello te cuesta, fabricarla y distribuirla te cuesta, anunciarla y promocionarla te cuesta, todo te cuesta. Desgraciadamente todas estas cosas para generarlo, son extranjeras y hay que pagarlas a precios estratosféricos, eso por el lado de la producción. Por el lado de los eventos te encuentras con que un DJ reconocido viene a México y te cobran covers de hasta 500, 600 pesos, más aparte lo que quieras consumir. Si vas acompañado te gastas tranquilamente 2000 pesitos en ir a ver un DJ, eso no puede ser. En Ibiza hay covers muy caros de fiestas muy reconocidas, pero te encuentras que hay top DJs con covers de 200 pesos.

¿Por qué aún no hay un DJ mexicano que sea super estrella?

Ustedes como +Mas Label o +Mas Nescafé, ¿cómo logran equilibrar ese tipo de situaciones y ofrecer fiestas accesibles?

La fusión que se da con +Mas Nescafé por parte de +Mas Label es precisamente eso, enfocarlo a darle un acceso más abierto a la música electrónica, la música electrónica que yo en un principio veía en los pocos medios que la cubrían. Era una escena de gente súper nice, inaccesible, que nadie podía tocar. Yo siempre creí que eso no era la música electrónica, la música electrónica es para todos, así como lo es el rock, el pop, la balada, es para todos, así tenía que ser, eventos en los que tengas DJs de talla internacional a un precio accesible. Tiene que haber discos originales a un precio accesible, ese es el objetivo precisamente, darle esa música electrónica a todo mundo, no a la gente que se dice informada o que tiene mucha lana, la música electrónica es para todos.