Una primera conexión con W.I.R.E.

FYI.

This story is over 5 years old.

Una primera conexión con W.I.R.E.

El enigmático hombre de Mord Records revela sus orígenes, explica su presente, opina sobre la escena colombiana y habla de su próximo tour en Europa.

Humildad y obsesión. La humildad le permite siempre trabajar desde las sombras, sin estar haciendo mucho alarde de sus triunfos, lo enfoca y proyecta. La obsesión se traduce en el amor y pasión que siente por la música, obligándolo a dar pelea, a rebuscarla y vivir a costa de lo que le calienta el corazón.

W.I.R.E. es la iniciativa de un man que vive en el Valle de Aburrá, pero que prefiere mantenerse incógnito. Salió al ruedo en el 2013 con Wire 00, un EP en su propio sello en formato CD y digital. Poco después editó su primer EP en el label de Bas Mooy, Mord Records, con Wired. Después vendría el que quizá ha sido su EP más prolífico, pinchado incluso por gente como Psyk o Marcel Dettmann ("Encounter"), y que define con certeza su sonido: techno beligerante y crudo capaz de engranar las cabezas más hiperactivas. La lista continuó con otros tres EPs y unos remixes en su sello, nada más y nada menos, que por capos con mucha espalda: Milton Bradley y TM404.

Publicidad

Desde la creación de su propio sello con mucho de DIY en el mismo, pasando por el logro de haber prensado varios releases que han llegado incluso a Hardwax, hasta coronar en uno de los labels techno más prolíficos en la actualidad, yo entiendo a W.I.R.E. como una expresión de resistencia. Desde su creación, concepto y evolución, él es un manual sobre cómo luchar para ser escuchado desde las dificultades y limitaciones que presenta la industria de la música para los artistas suramericanos, más aún si el mercado más grande de la propuesta que ofrece, está en Europa.

Es extraña esta entrevista, pues recuerdo muchas conversaciones con él por los lares del Parque El Poblado en Medallo, en donde hablábamos de cada cosa en este mundo. Muchas veces me negó que en efecto, él era W.I.R.E., ahora volvemos a conversar desde puntos diferentes, con otras máscaras, pero con más honestidad que nunca.

Basta de preámbulos. Este es W.I.R.E., el acto techno con más proyección en Colombia, por primera vez ante la prensa.

¿A qué le tenés miedo?

W.I.R.E.: A la muerte.

¿Qué odiás y qué amás?

Odio este tipo de pregunta y amor hacia la música, siempre.

¿Odias no saber qué responder?

Puede ser, aunque también puede ser que odio pensar en que 'debo' odiar y amar algo.

¿En qué momento un track te ha sacado una lágrima?

No tengo un recuerdo cercano con algún track de música electrónica, pero el momento en que escuché "Goodbye Blue Sky" de Pink Floyd (Roger Waters) en vivo, fue imposible no llorar.

Publicidad

¿Qué te mete presión actualmente? Profesionalmente, artísticamente o en la vida en general…

No me siento presionado ahora. La presión creo yo que muchas veces es algo autoimpuesto. Digamos que hablando de releases, uno tiene la presión de lo editado anteriormente, pero lo ideal es no dejar que esa presión te abrume y convertirla en algo positivo.

¿Vos sentís que sos un purista de algo?

Para nada, soy solo un aficionado.

¿Cuál es la pregunta que explora W.I.R.E. con su música?

El cuestionamiento es lo que dio origen al proyecto. Siempre pensé en por qué para la gente es importante el nombre del artista. ¿Por qué escucho inmediatamente un disco o un track si es de un artista que sigo? ¿Esto influye en la manera en que voy a juzgar su música? ¿Es realmente importante quién hizo la música o la música como tal? ¿Importa en qué país fue hecha? ¿Importa con qué herramientas?

Yo creo que sí importa, en cierta medida.

Yo no digo que sí o que no, solo es algo que me pregunto a menudo.

¿Qué cosas no electrónicas influenciaron e hicieron a W.I.R.E.?

Cuando hablamos de cosas, hablamos de…

Llevalo si querés a cualquier tipo de arte, o hasta situaciones políticas o sociales.

W.I.R.E. no tiene un concepto de arte detrás, es más el resultado de una 'filosofía' moderna como el DIY. La premisa que hizo que naciera el proyecto fue ponerme un limitante de hacer música únicamente con hardware y más precisamente con una sola máquina. Cuando terminé la sesión tenía 3 tracks que luego fueron editados en el 00. Un CD fabricado y empacado a mano, con ayuda de amigos, con una frustración de por medio: ningún sello quería editar estos tracks. La idea de crear un label nunca estuvo en mi cabeza, fue algo forzado para poder editar mi música, así que creo que todo se dio más por una situación social y ahí es donde vuelven mis interrogantes sobre lo que realmente importa.

Publicidad

¿Muchos sellos te dieron la espalda al principio? ¿Cómo asimilás esas negativas dentro de tu proceso? Yo creo que en el fondo sabés que es normal que suceda…

No soy de enviar mi música a muchos sellos, pero a los que lo hago es por que realmente creo que encaja el sonido, me gusta su arte y finalmente son sellos que sigo. Al inicio habrán sido tres o cuatro sellos con los que intenté y luego decidí hacerlo por mi cuenta.

Las situaciones negativas siempre van a estar, es la vida y uno debe aprender a tomarlas bien y sacar lo mejor de estas situaciones. Que me hubieran dicho que no fue lo que más me motivó para sacar el proyecto. Obviamente entiendo las mil cosas que hay detrás de un sello y las posibles razones de un no, y está bien, pero es un proceso algo frustrante.

A mí me gusta hablar de ídolos, sé que a muchos no. ¿Cuáles son los tuyos?

Más que ídolos son personas que han influenciado de alguna manera lo que hago. Adam-X, Luke Slater, Regis, Milton Bradley, Abdulla Rashim o Blawan son algunos. Además de ellos, Bas Mooy se ha convertido en una persona muy importante dentro de lo que es W.I.R.E.

Hasta el momento solo has tenido un par de presentaciones como W.I.R.E. en Medellín y Pereira. Hablame de esas primeras salidas al ruedo… ¿Cómo crees que lo asimiló la gente?

Para la presentación en Medellín había mucho en la mesa. Era la primera vez en casi dos años que mostraba el live. Nadie sabía qué esperar más allá de los tracks que había editado en Mord y mi sello. No había un live preparado ni armado antes de esa fecha. Todo salió de la propuesta de Medellinstyle para acompañar a Shxcxchcxsh esa noche. La mayoría del set fue material nuevo creado exclusivamente para ese gig. Luego, el dueño de Garden Club en Pereira se interesó y me invitó para una fecha en su club. Como sabía del sonido del lugar y el tipo de público, acepté inmediatamente y me senté a sacar más material, donde terminé haciendo casi un live nuevo para esa fecha.

Publicidad

De esas dos presentaciones saco solo momentos y experiencias positivas como el último EP que edité en mi sello o "Crucible", que luego fue editado en el Various Artists Herdersmat de Mord. Todo este material salió de los lives hechos en estas dos ciudades.

¿Por qué te escondés? ¿Qué llevo a la decisión de proteger tu identidad y de ponerte una capucha?

Es por el hecho de hacer este 'experimento' social y ver qué pasa si no saben quién es el que está detrás de la música, si influye que me caiga bien o no, si lo conozco o no, el país, etc. Lo que quiero es que la gente se conecte con la música más allá de quien la haga, a fin de cuentas a eso vamos a un club. Igualmente creo que estas dos presentaciones y los discos editados hasta hoy han sido un muy buen ejercicio.

Como ya dijiste, W.I.R.E. tiene su propio sello homónimo. Explicale a alguien que apenas entra en estos entornos, ¿por qué solo en vinilo?

Sin ser purista, para mi el formato es un gran filtro. No quiero que se pierdan en un mar de música digital y queden en el olvido pronto. Quiero que sean discos que ocupen un espacio físico en la habitación o maleta de alguien. Si tenés un objeto tangible y está ocupando un espacio físico, es algo que te importa. Por esto mismo preferí editar en CD que en digital, aunque el primer EP estuvo en ambos formatos (CD y digital).

¿Te ha pasado que con algún track en la construcción digás: 'tengo algo importante entre manos'? Con 'Encounter' quizá…

Publicidad

Es algo difícil, la verdad pensaba más si a Bas (Mooy) le iba a gustar, antes de pensar si tenía algo 'importante' entre manos.

Siempre he sentido que te choca hablar de la maquinaria que usás. ¿Hoy si me vas a hacer un listado completo o tampoco?

(Risas) no me choca, pero es algo que no tiene tanta relevancia para mí. No tengo un estudio con mil máquinas y procesos complejos. Es algo muy simple: la piedra angular de W.I.R.E. es una olvidada y relegada maquina de los noventa: la Roland MC-303. A esto le agrego algunos pedales y VST's. No hay mucho más allá de esto.

¿Cómo se dio el proceso para que gente respetadísima en el circuito como Milton Bradley y TM404 lograran remezclarte?

Fue algo muy bonito. Nunca había hablado con ninguno de los dos, pero seguía a ambos y me gustaba mucho lo que hacían, cada uno con sus diferentes proyectos. Por ejemplo, el álbum de TM404 en Kontra ha sido uno de mis favoritos desde que lo escuché.

Siempre tuve en mente hacer EPs de remixes en mi sello, y cuando llegó la hora de hacerlo pensé inmediatamente en ellos dos, siempre fueron mis primeras opciones. Cuando los contacté fueron súper amables, ya habían escuchado del proyecto y quisieron mirar los tracks. Luego cada uno eligió cual quería remixear y eso fue todo. Me alegra mucho haberlos tenido juntos en ese EP.

¿Cuál es la historia detrás de tu vinculación a Mord? ¿Cómo conociste a Bas Mooy?

Todo se dio con el '00'. La idea fue darle la importancia que tendría si hubiese sido editado en vinilo, entonces ahí hice los CD's, armé una campaña de promo y todo esto que se hace antes de lanzar un disco. Recibí feedbacks de artistas que nunca me imaginé que fueran a decir algo tan positivo sobre el trabajo y entre esos estaba Bas, quien me decía cuanto le había gustado el proyecto y me preguntaba si me interesaba enviarle material para su nuevo sello que iba a tener el primer lanzamiento pronto. No lo podía creer, inmediatamente le respondí y le envié un link con 3 tracks. Los escuchó, le gustaron y me pidió un cuarto track para completar lo que para él era el primer EP de W.I.R.E. en Mord. No sabía qué hacer, estaba impresionado que todo hubiese sido 'tan fácil' y rápido. Obviamente Bas sabía lo que buscaba y quería que fuera yo, o sea, que no me influenciara para nada por lo que iban a editar Radial y Charlton en las dos primeras referencias del sello. De inmediato supe que tenía al frente lo que podría ser mi casa. Un lugar donde tengo la libertad de hacer y expresar lo que soy. Los primeros cinco tracks que le envíe a Bas fueron los que salieron en Wired.

Publicidad

¿Estás contento con la línea que MORD está tomando, involucrando a muchos artistas?

Mord además de tener su núcleo de artistas invita a otros a colaborar con un EP o remix. Yo me siento muy bien en Mord, es mi hogar.

En los artistas locales siempre ha existido mucha competencia y no necesariamente sana. Siempre se está hablando del primero que hizo, del único, del que más editó, del que más tiene, etc. Es como una carrera donde solo puede ganar uno y no todos.

¿Nunca veremos selección de W.I.R.E., nunca harás un DJ Set?

No me cierro a esto. Puede ser que sí, pero por ahora estoy enfocado en el live.

¿Ahora vas a tu primera gira por Europa? ¿Qué esperás?

Así es, voy a estar en el mes de Abril. Aún no se muy bien qué esperar, voy con la mente abierta dispuesto a conocer diferentes cosas.

Siento que a veces es medio mezquino hablar de números en este tema, pero ¿si le asignáramos porcentajes a las siguientes variables en orden de conseguir el 'éxito', qué pondrías? Talento, identidad, concepto, promoción. Y te preguntaría también, ¿qué entendés vos por ser exitoso en esta vuelta?

Mmm, creo que todo es importante. Aunque las cuatro variables que mencionas se retroalimentan, siempre voy a estar más identificado con la identidad y el concepto.

Más allá de números, dinero, o gigs, para mi ser 'exitoso' en esto es lograr comunicar lo que se quiere. Poder editar algo que hiciste ya tiene peso por si solo para catalogarlo como un 'éxito'.

Publicidad

¿Cuál es la relación de W.I.R.E. con Medellín? ¿Incide en tu proceso creativo de alguna manera?

Uno siempre se influencia un poco por lo que lo rodea. W.I.R.E. nació en Medellín, así que seguro tiene algo de la ciudad en el sonido, pero no sabría decir qué es. Seguro que hubiera sido diferente o no hubiera existido de haber sido de otra ciudad o país.

Igual pienso que el house y el techno ya son estéticas universales, que difícilmente se puedan asociar con un territorio geográfico. ¿Qué pensás vos?

Es más global, sí. Pero aún así sigue estando la necesidad en las personas de catalogar o asociar a ciertas regiones y decir: esto me suena más a UK, a Berlín, etc.

Ahora que mencionas al Reino Unido o Berlín ¿te ves establecido en unos años en Europa?

Por ahora estoy en Medellín y me siento bien aquí. Aunque 'el circuito' está allí afuera, mudarse a otro país requiere muchas cosas que no se pueden hacer tan fácil como parece y más con la economía actual de Colombia.

¿Cuál es la problemática que más identificás en los artistas locales (colombianos)?

En los artistas locales siempre ha existido mucha competencia y no necesariamente sana. Siempre se está hablando del primero que hizo, del único, del que más editó, del que más tiene, etc. Es como una carrera donde solo puede ganar uno y no todos. He visto que se ha ido trabajando en esto, pero aún falta mucho para ver más hermandad. Hay un afán de figurar y estar en el top de alguna tienda virtual, o tener 20 lanzamientos al año (una cosa absurda desde mi manera de ver las cosas).

Publicidad

Contale a la gente algo de W.I.R.E. que venga pronto.

Por ahora estoy enfocado en crear material nuevo para el live y lo que será el próximo EP para Mord. Más allá de eso no hay algo planeado aún.

Durante toda la entrevista has dejado entrever que vivís más el 'día a día', pero qué soñás con W.I.R.E. ¿Hasta dónde querés llegar?

Con W.I.R.E. espero seguir explorando, editando la música que quiero y haciendo el live. ¿Hasta dónde? No sé, el tiempo lo irá marcando.

***

¿Quiere perdile alguna asesoría a W.I.R.E.? Sígalo y esté pendiente de sus fechas en Europa aquí.

El Twitter de Juan Pablo es dizque @soyjplopez, sígalo acá.