Estos osos polares están defecando brillantina para ayudar a la ciencia

Los científicos le dan brillantina a los animales para así marcar su excremento y estudiarlo.
11.5.16

Durante los últimos dos años el excremento de los osos polares en el zoológico Assiniboine Park, en Winnipeg, ha estado brillando. Esto es, de acuerdo a un reciente reporte de la CBC, porque los cuidadores del zoológico han puesto brillantina (o glitter en inglés) en la dieta de los osos, la que consiste en carne de caballo molida. Diferentes osos comen diferentes colores de brillantina, de esta forma los científicos pueden saber qué excremento corresponde a cada quien.

Publicidad

Suena extraño, pero el zoológico Assiniboine Park no es el único lugar donde el excremento con brillantina es importante para las investigaciones científicas. Esta técnica ha sido utilizada por años.

"Se puede sacar mucha información de los excrementos", le dijo Brandie Smith a Motherboard, ella es directora asociada del cuidado a los animales en el Smithsonian National Zoo en Washington. Las muestras fecales son una forma de seguir los ciclos reproductivos del animal, de saber si está estresado y cómo está su salud general. Examinar el excremento no es invasivo y no molesta al animal.

"Puedes encontrar un montón de información en la orina también, pero es efímera", agrega, explicando que desaparece rápidamente en el terreno. Los elefantes pueden ser amaestrados para orinar en una taza, de acuerdo con Smith, "pero hacer eso con todos los animales es mucho trabajo".

Cuando muchos animales viven en un mismo lugar (como gorilas, leopardos y osos polares) es dificil distinguir a quién corresponde cada excremento. "Una opción es verlos defecar y recolectar el excremento inmediatamente", pero esto tiene sus desafíos. La idea aquí es crear una marca dentro de la comida, una que no digerirán y que sea fácil de ver una vez que pase al otro lado. "Todo lo que entra tiene que salir", dijo Smith, "nosotros usamos brillantina".

Brillantina regular, de la que encuentras en las tiendas y en colores como rojo, azul, verde y dorado. Es inofensivo para los animales, ella dice.

Brillantina. Imagen: Gregory Veen/Flickr

En el zoológico Smithsonian, esta técnica ha sido utilizada en distintos animales, incluyendo pandas rojos y leopardos. En el caso de un cocodrilo cubano anciano, llamado Dorothy, ha sido de mucha ayuda. Los cocodrilos cubanos están en peligro crítico, dice Smith.

"Mientras más puedas hacer, mejor", ella dice, refiriéndose a los programas de cría en captura. Los cuidadores del zoológico han estado monitoreando el excremento de Dorothy muy de cerca para averiguar sus ciclos reproductivos y ver cuándo pone huevos (Dorothy, que tienen 58 años, comparte el recinto con otros dos cocodrilos llamados Blanche y Jefe).

La ciencia del excremento en los zoológicos ha ayudado a que los biólogos entiendan mejor a los animales que están en la naturaleza. "Es muy dificil poner tus manos sobre un animal", dice Smith, "puedes estar en un bosque de bambú en China por una semana y nunca verás un Panda. Pero si vas a ver mucho excremento". Estas muestras pueden ser suficientes para determinar la edad aproximada de un animal y su estado de salud, información importante cuando estás contabilizando la población.

"La información que podemos recolectar sobre la población de fauna silvestre se ha desarrollado exponencialmente debido a las técnicas con el excremento desarrolladas en los zoológicos", ella dice.

Y sobre qué es lo que pasaría si los humanos comen brillantina, bueno, los doctores recomiendan que no ingieras brillantina de forma recreacional, posiblemente porque puede ser abrasiva y no ha sido aprobada para el consumo en humanos, lo que parece un buen consejo. De todas formas, no hay razón para que no quede un rastro de brillantina en la taza del baño. Como dijo Smith al hablar sobre los animales con los que ella trabaja, "Todo lo que entra tienen que salir".