FYI.

This story is over 5 years old.

Si vas a Nueva York, cuídate de los hot dogs de 30 dólares

Ahmed Mohammed le cobra 30 dólares por un hot dog a todos los que parezcan turistas—los neoyorquinos reciben precios normales—. Lo bueno es que esta práctica abusiva será penada por las autoridades.
Photo via Flickr user stevendepolo

Cuando algunos neoyorquinos escucharon hablar de un vendedor ambulante llamado Ahmed Mohammed que le cobraba a los turistas 30 dólares por un hot dog de agua sucia, estaban legítimamente horrorizados. Pero para otros, él no era más que otro miembro de la economía depredadora de la ciudad (ver: bicitaxis,paseos en carruajes, Guy Fieri), que ha excavado felizmente en los bolsillos de los foráneos durante décadas. «No quieres que te timen, no pagues», dijo el comentarista en internet AmericanDad. «Si eres lo suficientemente estúpido para pagar $30 dólares por un hot dog y un refresco, no hay nadie a quién culpar más que a ti».

Publicidad

Tal vez así sea, American Dad, pero también tenemos la intervención del gobierno para protegernos de nuestros tontos impulsos. Las autoridades de Nueva York están hablando con fuerza sobre los hot dogs, y prometieron tomar medidas enérgicas en contra de los vendedores sombríos de la ciudad una vez por todas.

Si bien puede ser divertido pensar en los pueblerinos norteamericanos con cangureras llenas que son extorsionados, en el caso de Mohammed había un trasfondo étnico incómodo. Operaciones encubiertas de medios de comunicación locales mostraron que el vendedor cobraba cantidades normales para algunos clientes; los precios se disparaban si el cliente parecía o sonaba extranjero.

hotdogs

Después de que la historia se hizo megaviral hace un par de semanas, la policía de Nueva York reaccionó multando a Mohammed con más de 600 dólares. Además, el vendedor fue regañado por sus jefes la semana pasada («Entiérrenle un tenedor», sugiere el siempre elegante New York Post.) Sin embargo, las consecuencias no paran allí.

La forma más fácil de prevenir la fluctuación de precios es una lista de precios simple, fácil de leer, en el exterior de un carrito de comida. El Departamento de Asuntos del Consumidor de Nueva York se comprometió a hacer cumplir este requisito, especialmente en los puntos de acceso de los visitantes de la ciudad.

«Estamos tomando medidas enérgicas en contra de los vendedores que no publican los precios, especialmente en los principales corredores comerciales y turísticos en toda la ciudad», dijo el comisionado de Asuntos del Consumidor Julie Menin.

El Post publicó recientemente su propia operación encubierta divertida cerca del City Hall, evidenciando a otros vendedores sin escrúpulos con ideas flexibles sobre los precios. El periódico afirma que su investigación llevó a la represión por parte de Asuntos del Consumidor.

Probablemente no ayuda que estos estafadores de hot dogs han estado ocasionando peleas callejeras. Ron Wolfgang, quien dirige la seguridad de la Alianza para el Centro de Nueva York, dijo que su grupo fue testigo de cinco peleas por el sobrecargo en el lapso de una semana (algunos de estos incidentes involucraron pretzels o refrescos).

Pero ahora pueden respirar tranquilos, turistas amantes de las salchichas: La ciudad de Nueva York mantiene tu dinero seguro, para que puedan gastarlo en onesies aerógrafas y en M&Ms que dicen «Who farted?».