¡soy el mejor árbitro del mundo™!

El árbitro de la final de la Champions y de la Euro se tatúa ambas copas

Mark Clattenburg, el árbitro de las finales de la Champions League y de la Eurocopa, es un tipo excéntrico capaz de sacarle la lengua a Pepe... y de tatuarse los símbolos de ambas competiciones.
03 Agosto 2016, 6:40pm

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El colegiado inglés Mark Clattenburg ha tenido una buena temporada. Este año ha sido, según la UEFA, el mejor árbitro del continente; no en vano le han elegido para arbitrar los dos mayores eventos futbolísticos de la temporada, la final de la Champions League y la de la Eurocopa.

Clattenburg, sin embargo, es un personaje ciertamente curioso. Más allá de la imagen seria e imparcial que debe ofrecer sobre el terreno de juego, en Mark existe un alter ego excéntrico y extravagante que seguramente alcanzó su cúspide cuando, en el tiempo añadido de la final de Milán, el inglés mostró la lengua como si de un reptil se tratara tras la enésima exageración del madridista Pepe.

Dentro de Clattenburg, en realidad, lo que hay es un fiestero loco que no conocemos: un tipo al que imaginamos en Ibiza, con un moreno cuasicancerígeno, yendo de after en after y apareciendo en la habitación del hotel con un tatuaje recién hecho: "¡Mirad lo que me acabo de hacer, tíos! ¿A que es la puta hostia?".

Espera, espera: ¿y si no nos lo imaginamos? ¿Y si realmente se hubiera tatuado a lo loco? Bueno, mírale el brazo izquierdo:

Sí, aquí tienes al colegiado internacional inglés Mark Clattenburg, un profesional de élite... con la inconfundible orejona de la Champions tatuada en el antebrazo. Y ojo, porque la cosa no acaba aquí, porque un poco más arriba del mismo brazo hay otro tatuaje que cualquier futbolero sería capaz de reconocer: el logo de la Eurocopa de Francia 2016 con todo lujo de detalles —incluyendo hasta la marca ™.

Llegados a este punto, parece claro que Mark Clattenburg, a partir de ahora, es el árbitro™ de la Euro 2016™ y de la Final de Milán de la Champions League™. Oficialmente, es el mejor árbitro del mundo™.

Sí, claramente podemos imaginar a Clattenburg en Ibiza, entrando en la habitación como un tarado y gritando: "¡MIRAD, TÍOS, JODER! ¡SOY EL PUTO MEJOR ÁRBITRO DEL MUNDO™!".