NHL

Nocaut de un solo golpe sobre el hielo

Max Domi, heredero de unos puños de hierro, despachó a su rival con uppercut preciso.
5.11.16

Max Domi es un joven talento de los Coyotes de Arizona en la NHL. Su apellido tiene peso en esa liga; Domi era el nombre cosido sobre el jersey número 28, que muchos rivales esperaban no ver cerca: Tie Domi, su padre, era una especie de bala de cañón con puños durísimos. Defendía a sus compañeros a pesar de conceder siempre en altura.

Y parece que el hijo heredó ese mismo plomo en los nudillos.

En el partido más reciente entre Arizona y los Ducks de Anaheim, el veterano Ryan Kesler intentó conectar contra las tablas al defensa Jacob Chychrun. Falló pero Max Domi, en su segundo año en la liga más importante del mundo, no iba a dejarlo pasar. Después de unos cuantos empujoncitos, ambos soltaron los guantes y esto fue lo que pasó.

Pum. Un solo uppercut.

Max Domi ya había dado muestras de su ferocidad.

Por fortuna para el juego y para la carrera del joven Domi, no es lo único que sabe hacer:

Recuerden ese nombre, Max Domi. Seguramente, por la solidez de sus puños o por la sutileza de sus muñecas, no será la última vez que escucharemos hablar de él.