FYI.

This story is over 5 years old.

Highlights

Chris Paul tiene tanta prisa por hacerle falta a Dwight Howard que un poco más y se lo come

El base de los Clippers quería utilizar el 'hack-a-Howard', una estrategia que suele ser útil... pero tampoco hay que exagerar, ¿no?
20.5.15

El pasado domingo, los Houston Rockets dieron la campanada y mandaron a la lona a los Clippers de Chris Paul y Blake Griffin. El equipo angelino, histórico perdedor del cual se esperaban grandes cosas este año, no fue capaz de superar ni a su infausta leyenda ni a los Rockets de James Harden y Dwight Howard.

Hacia el final del último cuarto, cuando los Clippers ya empezaban a ver que lo tendrían crudo para ganar, Paul protagonizó un altercado con Howard que llamó nuestra atención. El base del equipo angelino se colocó en el límite de la zona para recoger el rebote de un tiro libre (!) que para más inri tiraba el inefable DeAndre Jordan (!!) justo al lado precisamente de Howard (!!!).

Para decirlo finamente, ver a un tipo de 1,83m intentando ganarle el rebote a un hombretón de 2,11m es un espectáculo curioso. Sin embargo, en el caso de Paul no se puede decir que no le ponga empeño:

La sensación que da es un poco, "Dwight, ¡yo te quiero! ¡Hazme caso, hazme caso!". La situación terminó con falta de Paul (lo que el '3' de los Clippers llevaba buscando desde el principio) y dos tiros libres del pívot de los Rockets, conocido "francotirador" del nivel del propio DeAndre Jordan desde los 4,60m. Un episodio más del 'hack-a-Howard' y de la cargante historia de los tiros libres en los últimos minutos.