dinero

Le preguntamos a gente muy rica qué es lo que les preocupa

Cuando el dinero no es un problema, ¿qué sustituye a las noches en vela pensando en las deudas y en cómo llegar a fin de mes?
28 Febrero 2020, 4:15am
posh rich people worries man lamborghini
Foto: VICE 

La gente adinerada no tiene las mismas preocupaciones que el vulgo.

Cuando tienes tres propiedades inmobiliarias, lo de pagar el alquiler no está en tu lista de cosas que te quitan el sueño. Poner comida en la mesa se reduce a un simple clic en el botón “Realizar el mismo pedido” en tu cuenta del supermercado de El Corte Inglés. Incluso el desplazamiento al trabajo resulta mucho más cómodo si te puedes permitir el lujo de comprarte un abono de tren para ir en primera clase o ⎯si eres ya de los que salen en las listas de las personas más ricas⎯ de contratar a un chófer que te lleve de puerta a puerta.

Pese a todo ello, los ricos siguen siendo personas, y como tales, deben de tener preocupaciones que les impidan pegar ojo por la noche. Pero ¿cuáles son esas preocupaciones?

Johan*, 27 años

Ingeniero de software

Actualmente no hay nada que me quite el sueño, excepto cuando alguien de mi familia está mal. La vez que más estresado me he sentido fue hace unos meses, cuando mi gato enfermó. Por suerte, me podía permitir desembolsar varios cientos de euros sin pensármelo dos veces. Llamamos a un veterinario muy bueno para que viniera a casa y todo acabó bien.

Creo que ser pudiente va más allá de las ventajas obvias, como poder pagar el alquiler o las facturas. También ayuda en casos como este, que resultan inconmensurablemente más fácil de resolver cuando tienes dinero. Lo que más me estresa ahora mismo es pensar en la política, pero tampoco es algo exagerado. Estoy relativamente protegido en el sentido de que, si la cosa se pusiera fea, podría emigrar fácilmente por mi profesión. La verdad es que no me “estresa”. La pregunta de “qué me preocupa” es inválida casi de forma inherente porque, al formularla, asumes que una vez eliminados los estresores económicos, otra clase de preocupaciones los van a sustituir. Pero en mi caso, eso no ha pasado.

Richard*, 56 años

Propietario

En mi caso, las cosas habituales, como la salud o si he cerrado la puerta con llave. Aunque a veces si me sorprendo preguntándome si le gusto a la gente. ¿Soy un gilipollas por publicar fotos de mis vacaciones o cuando hablo en alguna reunión de amigos de mi última inversión o adquisición? También me preocupa el mundo y que acabe yéndose a la mierda. La premisa de que a la gente solo le preocupa el dinero y de que cuando hay dinero desaparecen los problemas es falsa. Mucha gente se preocupa por una comunidad mucho mayor, y su propio éxito y comodidad son solo una pequeña parte de su vida. Cuantos menos motivos de preocupación tenga uno, más tiempo podrá dedicar a los problemas de la comunidad.

Natalia*, 23 años

Heredera de una fortuna familiar

Me preocupa la percepción que tenga la gente de mí y si caigo bien o no. No me gusta mencionar el dinero, pero el tema puede surgir fácilmente cuando hablas de tus vacaciones o aficiones y no quiero hacer sentir mal o incómodo a nadie. Parece que por tener dinero, la gente me vaya a odiar o pensar mal de mí. Hay personas para las que es inconcebible gastarse miles de euros en unos zapatos o un bolso, pero para mí es normal.

Alan, 68 años

Inversor de banca jubilado

Ya he dejado de trabajar y me he retirado. Tengo mucho tiempo libre y fondos ilimitados. Entonces, ¿por qué aún no soy feliz? ¿En qué te centras cuando tienes cubiertas todas tus necesidades básicas? La gente vuelve al trabajo porque no sabe qué hacer con su vida. El trabajo te da un propósito: levantarte por la mañana, completar una serie de tareas, volver a casa y vuelta a empezar. Sin propósito no hay motivación y acabas perdido, a la deriva. Te tienes que concentrar en tu propia felicidad. Cuando no tienes trabajo, has de llenar ese vacío. También me preocupa que mis amigos se distancien de mí o no conocer gente. Cuando tienes dinero vives en un mundo distinto.

Walter*, 27 años

Heredero de una cadena internacional de restaurantes

Cuando iba al instituto, era muy discreto respecto al dinero. Fui a una escuela privada, pero aun así tenía muchísimo más dinero que mis compañeros. Siempre he sido muy consciente de eso por la ropa que llevaba y los coches con los que venían a buscarme. Y la gente lo veía. Así que mis preocupaciones eran mis amigos y si estaban conmigo por el dinero. Y es algo que me persigue todavía hoy. A veces me pregunto si mi novia, con la que llevo años, me quiere o simplemente quiere el estilo de vida que llevamos. Nunca estoy seguro con la gente de mi entorno y paso mucho tiempo pensando en ello.

Giles*, 48 años

Banquero de inversiones

Me preocupo por mis hijas y su futuro. No paso mucho tiempo con ellas y mi mujer porque trabajo. Me encanta lo que hago y me gusta tener dinero, claro. Temo que me lo recriminen y que mi mujer tenga una aventura, pese al dinero y las comodidades que podemos disfrutar por mi sueldo. También me preocupa mucho el calentamiento global, porque no hay dinero que pueda solucionar eso. Tener dinero hace la vida más fácil, pero hace que te centres más en aspectos como la familia, la salud y los acontecimientos actuales.

@nicolegarciamer

This article originally appeared on VICE UK.

Publicidad