Quantcast
GET DIRTY WITH... Elena Gallén

Aunque normalmente siempre va vestida de negro y en su trabajo hay un montón de referencias a lo oculto, es una chica muy ordenada y minimal.

Elena Gallén se hizo famosa hace un tiempo por ser la artista tras esas ilustraciones de personajes de Disney alterados que fueron blogueadas y posteadas en Tumblr más veces que Catdaddy. El hecho de que mencione Tumblr deja implícito que esto fue hace ya bastante tiempo. Desde entonces, ha co-editado (junto al fotógrafo Coke Bartrina) tres números de un fanzine llamado Fuego que es la hostia, y ha aplicado su sensibilidad a unos cuantos más proyectos, como la portada del disco debut de Pegasvs. Por otra parte, aunque normalmente siempre va vestida totalmente de negro y en su trabajo hay un montón de referencias a lo oculto, una vez fui a su casa y tengo que aclarar que estaba muy ordenada y era minimal. No me encontré ningún feto de rata embotellado por ningún sitio.



Crecí fascinada por el feísmo, el horror, y lo visceral. Es curioso experimentar que con la edad voy necesitando procesar ese trasfondo escabroso en un envoltorio de belleza. Pasolini, Bergman o Lynch, con sus grandilocuentes puestas en escena que hacen digestibles las historias más tortuosas. El crudo Haneke de El Séptimo Continente o el afeminado Von Trier de Melancholia: la oscuridad del espíritu envuelta en una estética depurada y elegante. Supongo que siempre me ha interesado el alcance de la perfección a través de la imperfección deliberada.

De ahí que en mis últimos proyectos haya apostado por el fallo de digitalización como premisa estética. Como en Moiré Landscapes –el más reciente–, donde la trama se convierte en el elemento decorativo de una reflexión visual enmarcada en el contexto de la era digital y el triunfo de la hiperrealidad. Detalles de imágenes descontextualizadas y escaneadas sin algoritmo de destramado que presentan imaginería histórica, natural y cósmica desde una mirada deliberadamente acotada, partidista e imperfecta, para estimular la interpretación del espectador.

La experimentación con el error de escaner también es algo que ha articulado mi estética últimamente. Toda la gráfica de Mantiis, el último disco que he diseñado, está salpicada de errores de manipulación durante el proceso de escaneado: plantas que se convierten en insectos, y texturas de materiales que se transforman en ambientes insólitos. Disfruto trabajando la confrontación de pureza y la oscuridad en contextos misteriosos y místicos.

No sólo no me incomoda el vértigo del error, sino que lo celebro, pues es el más potente de los estímulos creativos. En la inexorable y cíclica búsqueda de innovación, me he dado cuenta de que experimentar con el error deliberado mola. Me obsesiona el uso de las artes para conmover revelando lo oculto, lo imperfecto.

-------

Elena Gallén celebrará el vértigo del error milimetrado haciendo de DJ –otra de sus mil facetas– en la inauguración de Get Dirty Exhibition en Barcelona. El evento incluirá una exposición de Miguel Trillo, y servirá para presentar el festival Get Dirty Sessions del 13 de abril en el FAD (Barcelona), así como la nueva línea de productos Chuck Taylor All Star Well Worn de Converse.