FYI.

This story is over 5 years old.

shorties

La leyenda del carro rojo

Cuenta la leyenda que un carro rojo circula por la carretera México - Cuernavaca con 4 o 5 chicas muy seductoras. Nadie sabe por qué o cómo, pero se rumora que sólo los hombres las pueden ver y quedan poseídos por su mirada.
19.10.15

VICE y Victoria se unieron para celebrar el Día de Muertos a través de leyendas mexicanas: invitamos a dos de los directores más talentosos de México a realizar un cortometraje basado en las historias más terroríficas de nuestro país.

Cuenta la leyenda que un carro rojo circula por la carretera México - Cuernavaca con 4 o 5 chicas muy seductoras. Nadie sabe por qué o cómo, pero se rumora que sólo los hombres las pueden ver y quedan poseídos por su mirada. Lo que no saben es que al subirse a ese coche los encantos de las mujeres desaparecen y a ellos nunca más se les vuelve a ver.

Publicidad

Entrevistamos a la productora del cortometraje, Elisa Miller, y nos platicó su experiencia en la realización de este proyecto.

VICE: ¿Cómo surgió la idea de este proyecto?
Elisa Miller: Santiago (director de video de VICE) me llamó por teléfono para contarme la idea de hacer un corto de alguna de las leyendas mexicanas y la verdad me entusiasmo la idea, sobre todo cuando leí la del auto rojo.

De entre tantas leyendas, ¿por qué escogiste esta?
El coche rojo por la carretera México - Cuernavaca me resultaba sumamente . familiar. Yo crecí en Cuernavaca, y allá viven mis padres a la fecha, por lo que esa carretera es parte de mi vida cotidiana. Cuando yo era niña, mi madre conducía un auto rojo convertible (un datsun rojo cuyo techo le desprendieron para hacerlo convertible) y ella y sus amigas iban a la escuela a recogerme todas de lentes oscuros, muy guapas, con mucha onda y no saludaban a nadie. Eran, quizá debo decir éramos, una leyenda en Cuernavaca en los ochenta. Me hizo mucha gracia conocer la leyenda del auto rojo y me inspiré, claro, en otro tono muy distinto, en mi madre y sus amigas en los años ochenta.

¿Por qué escogieron a Las Navajas para el soundtrack?
El disco de las Navajas andaba rondando mi escritorio cuando me senté a escribir el guión basado en la Leyenda. Jenny Bombo (vocalista de Las Navajas) había venido a la casa y nos lo había regalado. Me gusta mucho lo que hacen y me parecen unas chicas con mucha actitud, perfecta para las brujas "peligrosas" del corto. Así que me puse a escucharlo y me topé con la canción de PELIGROSA y me parecía que le iba como anillo al dedo al corto y a todo el concepto que estábamos diseñando junto con Matías Penachino, el fotógrafo y Leandro Córdova ,el productor. Así que se contactó a la disquera de las Navajas inmediatamente. Hablé también con Jenny Bombo a quien le latió mucho la idea. En ese momento no sabíamos que habría coreografía, eso surgió en el camino, ¡pero les aseguro que a Jenny y las Navajas les gustó mucho!

¿Tienes alguna leyenda mexicana favorita?
Ahora La Leyenda del Carro rojo se volvió mi favorita, pero investigando sobre esta leyenda en Tres Marías y la carretera donde filmamos, me contaron una que me encantó: Cuenta la leyenda, que también sobre esa carretera, se aparece en el kilómetro 69 una mujer hermosa vestida de novia, sólo que cuando le levantas el velo para besarla, tiene cara de caballo.

¿Qué fue lo más divertido de grabar este corto?
Fue muy divertido hacer un ensamble de brujas. Tanto para las cuatro actrices como para mí, fue como cumplir un sueño de niñas. Hacer unas brujas para la ficción fue fantástico. Nos pusimos a ver referencias de brujas que nos gustaban. Revisitamos: The Witches (1990), Las brujas de East Wick, Hocus Pocus, Alucarda, y mi favorita de todos los tiempos: Rocky Horror Picture Show. De ahí la idea de cerrar el corto con la coreografía. Creo que puedo asegurar que poner la coreografía y ensayarla fue lo más divertido. Aunque también filmar las motos y los autos. El aquelarre ceremonioso, con Fernando Alvarez Rebeil, que es un excelente actor y muy divertido, también tuvo lo suyo. Y cómo no mencionar, filmar con Gabriel Nuncio, el narrador, su versión de la historia:; hubo mucha risa de por medio.

Busca a Victoria en Twitter, Facebook y YouTube.