FYI.

This story is over 5 years old.

Motherboard

Así es como los peñabots censuran a los disidentes en México

Más de 75,000 cuentas automáticas de Twitter se utilizan en México para combatir las protestas y las críticas al gobierno. Al principio se limitaban a difundir propaganda política, pero la manipulación de las redes sociales ha tomado un giro oscuro.
25.8.15

Video de los Peñabots atacando el hashtag de #SobrinaEPN.

Este artículo fue publicado originalmente en Motherboard, nuestra plataforma de ciencia y tecnología.

Según la investigación presentada este mes por la escritora Erin Gallagher en la reunión internacional de hackers llamada Chaos Communication Camp en Zehdenick, Alemania, más de 75,000 cuentas automáticas de Twitter se utilizan en México para combatir las protestas y las críticas al gobierno.

Publicidad

Las cuentas automáticas, conocidas como peñabots, aparecieron por primera vez en 2012 durante la elección del presidente Enrique Peña Nieto.

La actividad de los peñabots durante la elección se limitó a difundir propaganda política en apoyo a la campaña de Peña. Sin embargo, como explicó Gallagher en su conferencia "La guerra sucia de botnets en México", la manipulación de las redes sociales dio un giro oscuro.

En diciembre del año pasado, casi al final de la protesta masiva pero pacífica de 1DMX en la Ciudad de México en respuesta al asesinato de 43 estudiantes de Ayotzinapa, una cuenta de Anonymous en Twitter publicó este mapa con el hashtag #RompeElMiedo:

19:25 La zona en rojo, repleta de granaderos. Evitar la zona. FOTO: — Anonymous Hispano (@anonopshispano)diciembre 2, 2014

"Era una advertencia para decirle a los manifestantes que evitaran la zona roja y salieran de forma segura del área de la manifestación", dijo Gallagher.

Gallagher explicó a la audiencia que #RompeElMiedo es utilizado por una red de periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos para documentar los abusos de derechos humanos en México durante las manifestaciones. Los bots entraron al hashtag 20 o 30 minutos después y lo llenaron de spam. Gallagher llamó está táctica hashtag spamming o hashtag poisoning.

"Poco después empezaron los arrestos arbitrarios", dijo Gallagher. "Golpearon a los activistas y a los manifestantes. Al final, la protesta 1DMX terminó en una represión policiaca brutal".

— Revolution News (@NewsRevo)diciembre 2, 2014

Publicidad

"De todas formas era muy probable que los golpearan aún a pesar de haber recibido la información", dijo Gallagher, "pero no cabe duda de que no poder tener acceso al hashtag los ponía en un grave peligro".

Los peñabots también se utilizan para hackear los trending topics en el país.

El 25 de febrero de 2015, la policía atacó una protesta pacífica en Acapulco organizada por la unión de maestros CETEG.

En un país donde los maestros son tratados como escoria y los delincuentes con respeto, algo no está bien. — La Guerra se acerca (@tryo1)febrero 25, 2015

"La policía golpeó a todos", dijo Gallagher. "Las heridas eran brutales y las imágenes se hicieron virales".

En respuesta, dijo Gallagher, los peñabots sacaron dos tendencias falsas. Los hastags como #SoyAmanteDe y #DondeFirmoPara inundaron Twitter, dejando al hashtag #Acapulco hasta el décimo puesto y poco después lo sacaron de la barra de tendencias.

Tráfico inorgánico de una tendencia falsa. Imagen: Revolution News.

La investigación de Gallagher indica que, en promedio, los peñabots promueven dos o tres de estas tendencias falsas cada día.

A principios de año se utilizó una táctica similar en reacción al hashtag #SobrinaEPN. La sobrina del presidente Peña Nieto obtuvo un empleo muy bien pagado en Pemex. Muchos mexicanos ven esto como nepotismo y lo dijeron en Twitter.

Los peñabots llenaron el hashtag de spam, lo cual, según Gallagher, "es un acto de censura porque entierra la conversación real con spam de tweets repetidos".

Publicidad

Sin embargo, dijo que lo más preocupante es que "al alterar el índice de novedades, también alteran el algoritmo de Twitter. Esto detona un mecanismo de spam y provoca que el hashtag salga de la barra de tendencias".

Según la investigación de Gallagher, los peñabots también atacan personalmente a periodistas y activistas con campañas de difamación, amenazas de muerte y otras formas de acoso.

Gallagher dijo que el problemas es que "las redes sociales son el nuevo Zócalo. Los mexicanos dependen de estas redes para publicar sus noticias al mundo y para comunicarse entre ellos. Cuando alguien manipula estas redes, hace mucho daño a la sociedad mexicana y a la libertad de expresión".

"Esto es guerra de información", añadió. "En México, un hashtag no es solo un hashtag, es una forma de hacer visible lo invisible".

Twitter no respondió cuando solicitamos que comentaran al respecto.