Fotos de la floreciente escena del skate en Irán

FYI.

This story is over 5 years old.

deportes

Fotos de la floreciente escena del skate en Irán

Dadas las dificultades asociadas con la importación de productos estadunidenses y la inflación que hoy en día presenta Irán, el skate no es asequible a todo el mundo.
17.4.16

Me siento rodeado por un eco de llantas en el pavimento. Los observadores voltean a ver cómo 30 skaters se acercan a nosotros. Con camisetas de equipos de futbol americano, GoPros y patinetas con calaveras, los jóvenes se lanzan por las calles y las escaleras a velocidades vertiginosas. De repente me siento en el sur de California. Pero no… de hecho se trata de la escena del skate a las afueras de Teherán, Irán.

Publicidad

En septiembre del año pasado, me reuní con los skaters iraníes y los fotografié. Ellos, en contraste con su gobierno, han adoptado un estilo de vida muy occidentalizado. Los acompañé a través de sus viajes por ocho pueblos y me sumergí por completo en el estilo de vida de estos patinadores.

De acuerdo con gente que conocí en mi viaje, hay aproximadamente 2,000 skaters en el país. La mayoría son estudiantes entre los 15 y 25 años. Dadas las dificultades asociadas con la importación de productos estadunidenses y la inflación que hoy en día presenta Irán, el skate no es asequible a todo el mundo.

"Aquí, este es un hobby costoso. En el momento, es un deporte confinado para la clase media y alta", dice Alireza Ansari, dueño de TSIXSTY, la primera tienda de skate en el país.

Mientras los líderes del país pelean con Occidente, estos jóvenes iraníes viven sus vidas paseando entre carros Peugeot franceses y carros Paykan de la época del Shah. En Teherán, la calle le pertenece a ellos.

Estas son algunas de las fotos que capturé. Para más información sobre mi trabajo haz clic aquí.

La primera parada fue la tienda de skate que abrió sus puertas hace seis años. Ubicada en un centro comercial en Teherán, vende las marcas más populares de Occidente. Los productos tienen que ser importados por Dubai para evadir problemas de importación directa. Los retratos de los Líderes Supremos cuelgan en las paredes. Aunque no es necesario, el propietario lo hace para no ofender a sus clientes.

Un grupo de skaters de Teherán sale a la calle para encontrarse con otros entusiastas del skate en el país. Ispahan, a unos 340 km al sur de Teherán, es su primera parada. Frente a una mezquita en la plaza Iman Khomenei, Erfan es arrastrado por una carroza que generalmente usan turistas.

Los tapetes persas se usan tradicionalmente para la cena, para tomar el té o para descansar. Mientras esperan a unos amigos de Ispahan, los skaters de Teherán improvisan un juego en una patineta sin ruedas.

El Grand Bazaar en Teherán normalmente está lleno de personas. Todos los días menos los viernes, pues es el día de descanso en Irán. Los skaters se pierden entre corredores estrechos con sus patinetas góticas.

Al sur de Teherán, Ashkan hace unos kickflips frente al mural de Ayatollah Khomeini, líder supremo de la revolución islámica en 1979.

En Kerman, ubicado al sur oriente de Irán, las niñas también se adueñan del skate. Estas tres niñas se juntan con los hombres y practican el deporte cubiertas con el velo obligatorio.

El grupo de Teherán continúa su viaje a través del país. Aquí los vemos cerca de Yazd, entre las montañas iraníes.

Erfan le enseña a jóvenes principiantes cómo patinar. La mayoría de ellos nunca había visto una patineta.

En los últimos años, varios grupos de skaters han aparecido en las ciudades más importantes de Irán.

Âbo atash (agua y fuego) es el parque más grande del Medio Oriente para usar la patineta. Construido en Teherán por una compañía alemana hace tres años, muchas personas vienen a hacer skateboard, roller skate o bicicleta. Acompañados de música electrónica, los observadores se sientan en las graderías a tomar cerveza sin alcohol mientras miran los espectáculos sobre ruedas.

Teherán es la ciudad más desarrollada de Irán. Los skaters recorren la ciudad con sus GoPros. Las tomas son publicadas en Instagram que, a diferencia de Facebook, no se encuentra prohibido por el Gobierno.