FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Cachorros de leopardo blanco

No hay nada mejor que ver a unos animales recién nacidos explorar con curiosidad el mundo que les rodea. Escarban, se abalanzan, olisquean y se caen, y después te miran con esos ojos demasiado grandes para sus cabezas. Es mágico. Así pues, imaginad...
15.11.11

No hay nada mejor que ver a unos animales recién nacidos explorar con curiosidad el mundo que les rodea. Escarban, se abalanzan, olisquean y se caen, y después te miran con esos ojos demasiado grandes para sus cabezas. Es mágico. Así pues, imaginad cómo nos sentimos cuando en Alemania nos hicimos amigos de unas crías de leopardo blanco. Eran como gatitos con alguna especie de esteroide que multiplicaba por diez su adorabilidad. No hay nada que a estas regordetas bolas de pelo les guste más que salir de mini-aventuras por su zona de juegos en el zoo de Magdeburg. Ni siquiera su madre era capaz de poner freno a sus travesuras. Les vimos darles golpecitos a una pelota de fútbol, meter sus enormes zarpas blancas en sus cuencos de agua y pelearse rodando por el suelo. Hasta eso nos pareció una monada. Además, son el símbolo oficial de la Asociación de Chicas Scout de Kirguistán. ¡Seguro que a estos mininos les encantan sus galletitas! Próximamente podréis ver a estos revoltosos cachorros en acción en un nuevo episodio de The Cute Show! en VICE.com.