FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Música gratis el domingo: Abigail y la cosa del pantano

Dos autómatas programados para el desastre.
16.10.11

Abigail y La Cosa del Pantano es un grupo que nace del miedo. Una de sus componentes, Toña Medina, tuvo que afrontar su primera experiencia musical frente al público y -con un pie en el abismo- le pidió ayuda a su amigo Alberto de la Hoz. Al juntarse para tocar comprobaron horrorizados que ese abismo se hacía aún más profundo, pero como autómatas programados para el desastre decidieron ponerse un nombre y tocar hasta el final de los tiempos.

Una de zombies:Tonadilla que se mueve entre la canción protesta y el hard-rock más punk. Con una producción cuidada al detalle que acerca este tema en algunos momentos a la música concreta. La letra trata la invasión de las calles peatonales más transitadas de Madrid por parte de los vendedores de suscripciones que salvarán el mundo (y la actitud de acoso y derribo que les caracteriza).

El pantano electrónico:Después de culminar nuestra gira internacional con un macroconcierto en el festival Belvis mueve la pelvis como Elvis, celebrado en Belvis de Monroy, decidimos visitar la central nuclear de Almaraz, que está muy cerca. Este tema es un dibujo fiel del paisaje natural que se puede descubrir en el embalse de Arrocampo, hasta tal punto que fue la canción oficial de la campaña de promoción de la famosa trucha triojada de Almaraz. Una delicatessen. Votado por nuestro club de fans como el hit indiscutible de nuestros directos.

La Génesis del Apocalipsis:(Spoiler alert) Esta canción surgió como theme para las emisoras mainstream de la superproducción músico-espacial Deluxe vuelve al pueblo, escrito y dirigido por Toña Medina www.deluxevuelvealpueblo.com. Su pésima calidad de sonido se debe a que fue grabada en un cassette del LP del Fary Amante de la noche. Lo encontramos en un taxi en un desguace y, como era de esperar, estaba totalmente destruido por la cantidad de veces que fue reproducido. La letra se desarrolla durante la canción a través de los clichés más manidos y superficiales de la ciencia ficción, hasta culminar con un verso que puede resultar ofensivo para personas sensibles o sin sentido del humor. Ahí queda dicho.

Hazte una terapia:Tras una infeliz infancia aderezada por multitud de medicamentos para tratar la hiperactividad depresiva, uno de los componentes del grupo (jamás diremos de quién se trata) ha desarrollado un especial talento para quejarse continuamente de todo. Afortunadamente tomó conciencia de ello y compuso esta bella canción autobiográfica, tratada desde el punto de vista de aquellos que sufren su falta de respeto por el desinterés que producen sus problemas.

Pon mi nombre en Google:El que esté libre de culpa que tire la primera piedra.

Ilustración: Andrés Senra.