FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Vende tus calzones sucios y consigue a un biblio-esclavo

Una entrevista con Karley Sciortino.
13.9.12

Las ventajas de ser mujer son tantas que creo que la afirmación de género y las cuotas para las mujeres pueden ser un obstáculo a la miríada de pequeñas empresas que abren el horizonte de una joven con iniciativa.

Me gustaría señalar que no estoy incitando a la prostitución, para eso tenemos a Gabbio. Además, sería demasiado elemental retomar el mismo trabajo de antes (también hay mucha competencia) y, sobre todo, demasiado cansado recordar el mantra fundamental: obtener el máximo resultado con el mínimo esfuerzo. Mi teoría es que, sin comprometerse demasiado y con la intuición correcta, una puede convertirse en empresaria gracias a la simple lógica del reciclaje, lo cual además implica ser amigable con el medio ambiente.

Publicidad

Como un primer paso en el mundo de los negocios podrías considerar el comercio de ropa usada por internet. Sé que mucha gente está ganando buen dinero así: leyendas de las niñas que viven en grandes villas con alberca sólo porque en vez de usar la lavadora pusieron su calzones en sobres cerrados y se los enviaron a hombres ricos.

Para mí, esta área de negocios se ha desarrollado sólo en teoría, y no he aventurado más que un par de intentos tímidos. Necesito que las señoras que ponen anuncios como: “Vendo calzones usados y sucios” me expliquen qué hacer.

En fin, estaba a punto de darme por vencida cuando se me apareció esta reina del mundo perverso como salida de un sueño, una que paga su renta con el dinero de sus esclavos sexuales. Esta hechicera se llama Karley Sciortino y tiene un blog, Slutever, en el que reparte consejos prácticos para sobrevivir en un mundo de pervertidos.

Acudí a ella con la intención de obtener información para cualquier persona con una vagina que quiera entrar al negocio. Y aunque no creo que pueda seguir sus pasos, por lo menos puedo presumir haberla entrevistado.

VICE: Hola, Karley. Una cosa que tenemos en común, además de que las dos somos hembras del género humano, es la cuestión de la pis. Tengo este problema… cuando me emborracho me hago pipí por todos lados. Una vez lo hice en una banco y resultó ser un gran problema. ¿Cuál es el lugar más extraño donde has orinado?
Karley Sciortino: Me orino en un montón de lugares absurdos. Hace poco, escribí en mi blog cómo empecé a ganar dinero extra orinándome en personas a las que les gusta que les orinen la cabeza, los ojos, los oídos, la boca, ¡todo! Parece que hay un número sorprendentemente elevado de hombres perversos que pagan mucho dinero para nadar en nuestra orina. El lugar más extraño en el que he meado fue sobre un hombre vestido de mujer. Él tenía unos 60, con un vestido y la ropa interior de su esposa muerta: bra y calzones de encaje blanco, y un par de medias blancas. Se tumbó en la cama entre estas hojas de terciopelo rojo, y se acurrucó mientras le orinaba la boca. Fue muy perturbador, incluso para mis estándares.

Con todos estos pervertidos allá afuera es ridículo que una chica no pueda voltear las cartas a su favor. Por ejemplo, la venta de ropa interior en línea. ¿Cómo se hace eso?
Internet es un gran lugar para comenzar. Vender bras y pantalones viejos es genial, porque no es necesario conocer a los clientes en la vida real. Por ejemplo, en Reino Unido hay un foro llamado Colarme.com, estoy segura que en Italia hay uno igual. Puedes crear un perfil en Facebook y empezar así tu operación de ropa interior. Así sabes que el público al que te diriges es fetichista y realmente está interesado en comprar; no son personas calientes con ganas de mandarte fotos de su pito. ¡Pena les debería de dar! Queremos que nos envíen chocolates en forma de corazón y un peluche, no fotos asquerosas de sus erecciones.

Estoy de acuerdo. De todos modos, le pedí un consejo a estas chicas que parecen conocer la profesión, pero ninguna me contestó. ¿Tal vez tienen miedo de la competencia? ¿He tenido mala suerte o crees que este es el comportamiento de las chicas cuando se trata de negocios?
Mira, todo el mundo puede vender su ropa interior. La única manera de vencer a la competencia es conociendo mejor a los clientes con una plática por correo o por teléfono. Primero hay que entender lo que les gusta: "¿Qué te excita?" o "¿Qué haces con mi ropa interior cuando la sacas?" Quieres que te diga lo que le gusta, sus perversiones, y ya estás. Si te dice que quiere que la ropa esté sucia, entonces le dices que jugaste futbol todo el día. También puedes enviarle un correo sobre tu día en la oficina, hablarle de las nuevas prendas de encaje rojo que traes puestas y que le enviarás pronto. Es un trabajo psicológico en el que tienes que poner a volar su imaginación. Es como actuar. Piensa en lo que haría Scarlett Johansson.

El problema es que me gustan las chicas, no soy capaz de concebir la competencia femenina. En este caso, ¿crees que debo comportarme como una perra? ¿Así se sobrevive en este mundo cruel?
¡No! ¡Las chicas nunca deben hacerse las perras con otras chicas! Es como en Mean Girls, Tina Fey dice: "Decirnos unas a otras perras, hace que los chicos nos puedan decir putas y perras”. Y es cierto. Tenemos que liberarnos de ese estereotipo de perras pendejas. Recuerda siempre que la mujer es inteligente, sexy y poderosa, y estamos trabajando por un objetivo común: robar a los hombres ricos y patéticos con el menor esfuerzo posible.

¿Alguna vez has vendido tus calzones? ¿Cuáles son los más populares en el mercado?
Sí, lo hice una vez. Vendí mi ropa interior en Craigslist por 40 dólares. Sólo que era muy aburrido porque muchos chicos querían que yo la entregara. "Las quiero recién usadas" es una petición bastante frecuente, pero nunca quise hacerlo, porque es peligroso. Algunas chicas lo hacen y cobran aún más. Pero yo te diría que tengas cuidado. En cuanto a tipo de ropa interior es la mejor, como te dije antes, hay que hacer un estudio psicológico sobre lo que le gusta a los clientes. Un buen consejo sería tomarte muchas fotos, en las que no se vea tu cara, usando todo tipo de ropa interior, así el pervertido tienen de dónde elegir.

¿Tienes algún consejo sobre cómo lucir sexy en la foto?
Ya sabes, los hombres son criaturas simples en este sentido, no se necesita mucho para excitarlos. La clásica foto de colegiala. O lamiendo algo. Otra de las cosas que a los adolescentes les gusta son las cosas mojadas, húmedas. Fin de la historia.

Sé que tuviste un biblio-esclavo, un esclavo que te compraba libros. ¿Cómo te enteraste de la isla del tesoro? Sería maravilloso tener a alguien que me comprara libros a cambio de humillaciones e insultos, es “el sueño de todas las chicas”. ¿Tú pedías los libros o fue idea suya?
Fue mi idea. Cuando nos reunimos por primera vez (en un foro para fetichistas) me ofreció "comprar cosas", pero en ese momento yo era una novata y me sentí culpable de pedir cosas caras, así que le envié una lista de libros que quería (ya sabes, los libros son baratos, pero no tienen precio en términos de sabiduría y conocimiento). Entonces empecé a llamarlo Biblio Perra, y después del primer libro, se convirtió en "lo nuestro", y lo seguimos haciendo.

Genial.
Una vez tuve una compañera de cuarto que vendió sus calcetines sucios a un chico, que se masturbó con ellos, se los devolvió y luego ella le mandó unas fotos usando las medias llenas de semen, y así sucesivamente. Ganó mucho dinero. Así que lo que quiero decir es: ¡sé creativa! Me pagan para sonarme la nariz enfrente de un chico, te lo juro.

¡Gracias, Karley!
Te deseo la mejor de las suertes, ¡el mundo es tuyo!

Click para ver Slutever la serie de Karley Sciortino dedicada a la educación sexual.

Sigue a Virginia y Karley en Twitter: @virginia_W_ --  @Slutever