FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Este tío acosa a gatos por internet

Si alguna vez has colgado una foto de tu gato en internet, el analista de datos Owen Mundy y ahora todo el mundo saben dónde vive. Y por esa misma regla de tres, también saben dónde vives tú.
18.7.14

Si alguna vez has colgado una foto de tu gato en internet, el analista de datos Owen Mundy y ahora todo el mundo saben dónde vive. Y por esa misma regla de tres, también saben dónde vives tú.

Supongo que no deja de asustar un poco, y esa es precisamente la intención. Desarrollado por Mundy, I Know Where Your Cat Lives (sé dónde vive tu gato) forma parte de un proyecto que pretende dar un toque a la gente para que elimine los metadatos que están almacenados en todas y cada una de las fotos que hacen. Me dijo que no hacía mucho daño a nadie publicando en internet las fotos geolocalizadas de un millón de gatos, pero el mensaje es claro: realmente es muy fácil averiguar dónde vives (así como muchos otros datos sobre ti) a partir de lo que publicas en internet.

Publicidad

“Tengo una hija y había estado publicando fotos suyas en Instagram. Descubrí que Instagram había creado un mapa con cada foto que había compartido con el mundo”, aseguró Mundy. “Eso me asustó, así que pensé en cuál sería la forma menos siniestra y más divertida de hacer lo mismo. Es menos probable que alguien quiera secuestrar a tu gato, aunque para mucha gente sus mascotas son como sus hijos”.

En otras palabras, esta página web bien podría llamarse “Sé dónde vives” o “Sé dónde duerme tu hijo”.

Hay gatos de todas partes del mundo. Imagen: iknowwhereyourcatlives.com

Para tratarse de un mapa con fotos de gatos, su creación requirió mucho trabajo. De hecho, Mundy tuvo que utilizar un superordenador ubicado en la Universidad Estatal de Florida para poder geolocalizar y cargar todas las fotos, ya que habría tardado una eternidad hacerlo con su Macbook.

Lo primero que hizo fue recopilar los metadatos de dominio público (entre los que se encuentran la latitud y la longitud) de las fotos etiquetadas como “gato” de Flickr, Instagram y varias otras páginas que alojan fotografías. A continuación descargó todas las fotografías, de las que extrajo todos los metadatos. Toda la información que aparece en el mapa es completamente anónima y no existe forma alguna de rastrear ninguna foto hasta el perfil en la red social de la que se obtuvo (a no ser que hayas sido tú quien la colgara, claro).

Mundy asegura que retirará las fotos de cualquiera que se sienta molesto por ver la foto de su gato vinculada a su dirección, aunque hasta ahora a nadie ha parecido importarle demasiado.

“Parece que el hecho de que haya menos privacidad esté ya aceptado. Vivimos una cultura comercial en la que todo en internet es público”, asegura. “Creo que hacer algo como esto es lógico. La privacidad es algo en continuo cambio y espero que suscite debate.”