Publicidad
Cultura

Mira a este periodista retorciéndose por fumar DMT para una investigación

"Eres como una gota que regresa al océano, una prueba del sentimiento unificado de la existencia, una sensación de amor incondicional"

por Clinton Nguyen
16 Diciembre 2015, 4:00am

Este artículo se publicó originalmente en Motherboard, nuestra plataforma de ciencia y tecnología.

En 2006, cuando el periodista Rak Razam probó por primera vez la 5-MEO-DMT, una prima potente e igual de alucinógena que la DMT, se aseguró de que quedara constancia de la experiencia.

Le pidió a sus compañeros que lo sujetaran a una silla, le taparan los ojos para evitar estímulos externos y, en tan solo cinco minutos, estaba riendo a carcajadas y gritando mientras que la sustancia lo transportaba a «un océano espiritual de luces blancas».

«Eres como una gota que regresa al océano, una prueba del sentimiento unificado de la existencia, una sensación de amor incondicional», me dijo por teléfono mientras yo veía su cuerpo retorcerse y le oía pasar de tener una conversación coherente a emitir una serie de sonidos que parecían gritos de guerra.

«Fue la experiencia más espiritual y sagrada que he vivido», dijo. «Es algo muy íntimo y muy humano, algo que todos llevamos dentro».

El vídeo al principio del artículo es una fragmento sin editar de Aya: Awakenings , el documental de Razam, en el que lo vemos viajar al Amazonas para descifrar la cultura espiritista en torno a la ayahuasca, la DMT y otras sustancias que utilizan los chamanes desde hace siglos.

Sin embargo, la primera experiencia de Razam con la 5-MeO-DMT, cuyo efecto dura casi lo mismo que el de la DMT (de cinco a veinte minutos), fue con fines de investigación. Razam forma parte de Terra Incognita Project, una organización no gubernamental que se dedica a estudiar los estados de conciencia alterados por la 5-MEO en México, donde la droga, que proviene de los sapos, se utiliza en rituales chamánicos. Lo acompaña Juan Acosta-Urquidi, uno de los chicos que aparecen en el vídeo ayudando a administrar la sustancia. La investigación de Acosta-Urquidi busca medir los patrones cerebrales cuando los participantes entran en diferentes estados de conciencia. En el vídeo a continuación habla sobre los resultados:

Durante mucho tiempo, el consumo de estas sustancias psicodélicas se ha dado únicamente en Sudamérica. Sin embargo, en los últimos años, el interés ha ido en aumento porque la red oscura ha ayudado a que haya más personas en el mundo que tengan acceso a la sustancia. Esto ha provocado que numerosas celebridades aprueben el uso de la sustancia. A su vez, esto ha hecho que crezca la aceptación. Ahora, estas drogas psicodélicas han adquirido la reputación de ayudar a la gente a avanzar en un sentido espiritual profundo.

La ayahuasca, en particular, se ha utilizado para ceremonias de divorcio, terapias personales psicosomáticas e incluso para la reestructuración de nuestra concepción de las relaciones de familia.

Y ahora que los científicos están más interesados en investigar los efectos de la DMT, quién sabe qué nos espera en nuestro próximo viaje.

Tagged:
dmt
Drogas
experimentación
Investigación
rituales
Vice Blog
drogarse
experimentar con drogas