FYI.

This story is over 5 years old.

¡Atención! Kurt Cobain sigue muerto

​Una teoría conspirativa afirma que el viejo Kurt fingió su muerte y se fue a vivir a Perú.

Y si el cuerpo que encontraron en Seattle con un tiro en la cabeza el 5 de abril de 1994 no era el de Kurt Cobain. Y si uno de los rockeros más influyentes de todos los tiempos fingió su muerte para huir de todo junto con Tupac Shakur y Michael Jackson. Y si el líder de Nirvana se fue a Perú, se volvió diestro y ahora anda por los pueblos y las ciudades del país cantando con su guitarra y haciendo pulseras. Pues eso es lo que se rumoraba últimamente en ese vertedero de basura que llamamos Internet.

Publicidad

Aquellos obsesionados con las teorías conspirativas, los cuentos de hadas y la esquizofrenia empezaron a decir que Kurt Cobain de algún modo llegó a Perú. Allá permaneció en el anonimato, probablemente aprendiendo a tocar la guitarra con la mano derecha y, después de pasar más de una década en escondido, apareció en un programa de concursos bajo el nombre de Ramiro Saavedra. Totalmente creíble. Esta historia no tiene ningún punto flojo.

Sobre todo porque Ramiro Saavedra y Kurt Cobain son dos gotas de agua:

Igualitos.

Lo único más lógico que este cuento, es la posibilidad de Kurt Cobain sí se haya metido el escopetazo pero sobrevivió, como en Kill Bill. Al igual que Beatrix Kiddo, Kurt se levantó en un hospital todo confundido mientras un enfermero pervertido lo besaba. Asustado y aturdido, el viejo Kurt salió corriendo directo a las calles. No recordaba quién era y empezó a vagar. Se convirtió en un viajero errante cuyos caminos lo llevaron a Perú, donde fue adoptado por una familia de llamas. Allí reaprendió a tocar la guitarra y se obsesionó con Nirvana. Pero como no recordaba que él era Kurt Cobain, creyó que lo imitaba muy bien y se metió al concurso. Obviamente ganó y ahora la banda se va a reunir. Tiene todo el sentido del mundo.

Incluso en la página oficial de Nirvana se publicó este mensaje:

Pero obviamente todo era un broma que la mayoría de los fanáticos de la banda tomaron muy mal. Y para asegurarse que la gente no enloquezca y de verdad se crea esta estupidez, quién quiera que maneja ese zombi cibernético que es la página de Facebook oficial de la banda, negó que Ramiro Saavedra sea Kurt Cobain. En verdad este peruano es un imitador que tuvo sus cinco minutos de fama en el 2012  y ahora volvió por otros cinco minutos más. Warhol estaría orgulloso.  
Lástima la idea de que Kurt Cobain anduviera por Perú con un gorrito y un poncho tocando el charango por las calles mientras toma cerveza Cusqueña y pisco sour era bastante divertida. Pero es hora de aceptarlo el hombre está muerto, ya dejen de llorar.