FYI.

This story is over 5 years old.

Kill your idols Vol. 2: 15 razones por las cuales Guns n’ Roses es una pichurria

Ahora sí se armó la de Troya.

Los puedo sentir acercándose en gavilla con los ojos rojos, estallados de la ira.

Pero todo bien.

Con la primera entrega de esta serie en la que pretendo blasfemar sin clemencia sobre nuestros ídolos de todos los tiempos, la gente se emputó. Levantamos tal tierrero, que más de un devoto del “rocksito” rasgó sus vestiduras por culpa del rosario de detracciones que rezamos en contra de una de las bandas más queridas (y puercas, reiteramos con vehemencia) de este mundillo patas arriba. Esa banda fue Foo Fighters.

Publicidad

En otras palabras, triunfamos, y triunfaron con nosotros los que se supieron cagar de la risa.

Antes de iniciar con el listado de razones que hará añicos a tu banda favorita, quisiera anotar una cosa. Muchachos, tenemos que ser capaces de “matar” nuestros ídolos (metafóricamente hablando). Tenemos que de vez en cuando desafiar el culto al pasado y ponerle resistencia a ese autócrata grillete de la nostalgia que no nos permite voltear la mirada a nuestro alrededor para probar las mieles de lo nuevo, de lo desconocido y de lo inédito.

No hay belleza sino en la lucha, ya decían los futuristas, no hay obra maestra sin una postura violenta y temeraria. Pero sobretodo, señoras y señores, es importante recordar que sin risa, de la fina, de la negra, de la sofisticada y de la bien dosificada, NO HAY NI MIERDA.

Entonces no siendo más, estamos dispuestos a hacerlo de nuevo y cada vez más fuerte.

Nuestro invitado de hoy a este paredón controvertido es nada más ni nada menos que Axl y su cuadrilla de beodos. Sí, Guns n’ Roses, que a propósito, viene en noviembre a descompletarnos lo del arriendo.

¡Qué banda tan cochina esta!

***

Razón #15: Guns n’ Roses le ha incumplido múltiples veces a sus fans por los caprichitos de su llorón líder, y según parece esta vez no será la excepción. Lamento decirles a los que ya compraron boleta para noviembre que Axl no vendrá.

Vendrá su tía mayor por parte de papá, Doña Myriam Rose. Razón #14: Eso de presentarse en boxers pegados a los recitales es una guachada sin presentación, una falta de respeto por donde se le mire, sobre todo si se le mira de lado. Degenerado.

Publicidad

Razón #13: No todo puede ser superficial, tienen razón. Hablemos también de su sonido. Es indiscutible que la parte vocal de la banda es notable, se aprecia a leguas la capacidad en el registro, pero, si nos ponemos a escuchar detenidamente la voz de Axl, está al límite de convertirse en la de Ana Gabriel. Pillen y verán.

Razón #12: Según un estudio de la universidad de la vida, en Radioacktiva “Sweet Child O’ Mine” suena aproximadamente cada 15 minutos. La han puesto tantas veces que a pesar del paupérrimo nivel de inglés de los radioescuchas, ya se la aprendieron de principio a fin con excelentes estándares de pronunciación.

Razón #11: A la izquierda Slash, a la derecha (…) uy ni idea. Condenaron a este pobre muchacho al anonimato más estrepitoso y hasta tenía talento el hombre. Malditos.

Razón #10: Por los chancletazos que nos ganamos de pubertos por andar bailando en secreto frente al espejo como Axl.

“¡No mamá! ¡Con la chancla no!” ¿Recuerdan?

Razón #9: Seamos sinceros, andar haciendo guitarra de aire y tarareando solos de Slash por ahí en cualquier sitio, es una boleta. Esta banda es especial para inducirnos a este vergonzoso comportamiento. ¿Por qué? porque hay demasiada guitarra, ¡Demasiada!

Razón #8: Porque se metieron con Nirvana y nadie se puede meter con Nirvana, NADIE JAMÁS. Excepto nosotros claro (Esperen próximamente Kill your idols: Nirvana, va a estar buenísimo).

Razón #7: Por obligarnos a pensar en imágenes cliché, por ejemplo: Serpientes, cuchillos, fuego, gatos, calaveras… pistolas y rosas por supuesto…

Publicidad

Razón #6: Por darle alas a estos hijuepuercas de “Scarlett” (banda amateur peruana de hard rock melódico)… Dejaron de estudiar los verriondos por imitar los pasos de los californianos, y vea, solo pérdidas.

Razón #5: Por los disfraces de halloween mal ejecutados que nos toca mamarnos cada vez que llega octubre. Qué desastre.

Razón #4: Son puros rockeros de Top 5 Billboard Hot 100, o sea, una chafa. Para que se hagan una idea de lo farsa que es ese listado, Iggy Pop nunca ha estado ni en los primeros 15 puestos. ¡¿Qué putas?!

Razón #3: ¿Qué puede salir mal cuando Guns n’ Roses viene por primera vez a tu país? Pues todo, o pregúntenles a los dueños del Tequendama y a los habitantes el barrio Galerías. Todavía deben esa plata.

Razón #2: Siempre han sido unos misóginos. Unos auténticos borrachos de burdel consagrados, y lo peor es que los hemos dejado serlo tranquila y públicamente.

Razón #1: Justo cuando los anales de la historia del rock no soportaban un nuevo trono de la vergüenza, Axl Rose repite la deprimente escena. Axl, de pronto si suspendes el tocino, tus tobillos no se van a doblegar por ahí mientras caminas ¿no? #NoMásTronosDeLaVergüenza