FYI.

This story is over 5 years old.

el secreto del mejor nadador

La ciencia que explica a Michael Phelps: patea igual que los delfines

Phelps remontó en el relevo de 4x100 metros libres gracias a un giro analizado y preparado al milímetro. El nadador estadounidense se basa en estudios científicos para ganar cada uno de sus oros.
11.8.16
Imagen vía Associated Press

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Ya hay quien lo considera el mejor giro del mundo. A mitad de camino de su relevo en el 4x100 metros libres, Michael Phelps iba muy cerca del francés Fabien Gilot, pero el mejor nadador de la historia se impulsó con fuerza a la pared y permaneció bajo el agua muchos más segundos que su rival. Cuando por fin salió a la superficie ya había conseguido una ventaja que sería definitiva definitiva.

Publicidad

Más JJOO: El hombre que ganó a Phelps y aún así perdió la medalla

"En el giro, Phelps estuvo sumergido 2,5 segundos más que el nadador francés, que había tocado la pared en la primera posición", recuerda Timothy Burke.

En el mundo de la natación es sobradamente conocido que, tras el giro, es mucho más rápido nadar bajo el agua como un delfín que hacerlo en la superficie. Si no descienden para nadar bajo el agua, los nadadores crean una "ola de proa" que ralentiza el progreso hacia adelante. De esta manera también se evita la resistencia que crea la fricción del agua en superficie contra el cuerpo del nadador.

La resistencia aumenta a medida que lo hace la velocidad del nadador, por lo que nunca va a ser más eficiente querer nadar por la superficie. De hecho, desde que se descubrió este hecho, los nadadores usaban tanto esta técnica que se acabo limitando y ahora solo se pueden nadar 15 metros por debajo del agua después del giro.

"El aleteo bajo el agua es el estilo más rápido", asegura John Mullen, fundador de SwimmingScience.net y fisioterapeuta de atletas olímpicos. "Se obtiene menos resistencia frontal y se evita la fricción que proviene de la ola".

Si no se discute que es lo más rápido que existe, ¿cómo es que Phelps es el único que lo aprovecha tanto? Es cierto que es un deportista extravagante y el mejor atleta olímpico de todos los tiempos, sin embargo, sus oponentes también son de primer nivel, así que ¿por qué deciden salir a la superficie tan pronto?

Publicidad

Michael Phelps. pic.twitter.com/9qiXjKscZ3
— Cristian Lanatta (@CristianLanatta) August 8, 2016

Me sorprendió saber que hay controversia y debate en el mundo de la natación acerca de cuál es el mejor estilo de nado bajo el agua. Los rivales de Phelps salieron antes a la superficie, pero no porque sepan menos cosas que Michael, sino porque probablemente era más rápido para su conjunto de habilidades particulares; a pesar de ello, el relevo de Phelps no fue el mejor de la carrera, sino el cuarto.

Aunque se sepa que los aleteos submarinos son el método más rápido para nadar bajo el agua, es una acción increíblemente compleja y pocos nadadores, incluso hoy en día, consiguen hacerlo con la máxima eficacia y no pasarse de los 15 metros que establecen las normas.

"Si se está debajo del agua durante un largo período de tiempo se gasta mucho oxígeno y los músculos respiratorios sufren más"

John Mullen, fisioterapeuta deportivo

Mullen destaca que a menos que esta técnica sea ejecutada a la perfección, el hecho de permanecer bajo el agua durante más tiempo no significa necesariamente más velocidad para todos los nadadores. "Algunos estudios han demostrado que esto es lo más rápido, pero todavía están en activo una generación de deportistas olímpicos que no lo han entrenado desde jóvenes".

Los humanos somos malos nadadores —comparándonos con los peces—, pero aún tenemos margen de mejora. Por esto existen investigadores que buscan como mejorar la mecánica y la estrategia, y las olimpiadas son el mejor escenario para demostrar lo aprendido.

Publicidad

"Los nadadores más rápidos del mundo no pasan más tiempo bajo el agua que sus rivales más lentos"

Santiago Veiga, entrenador de natación

Un artículo publicado en marzo en la revista European Journal of Sport Science titulado Los nadadores más rápidos aguantan más tiempo bajo el agua que los más lentos, explica que, aunque en general los nadadores aguantan bajo el agua entre dos y seis metros de más que hace unos años, los mejores nadadores del mundo —siempre hablamos de las competiciones de 100 metros— están muy poco tiempo de más bajo el agua que sus rivales más lentos.

Santiago Veiga estudia la ciencia de la natación en la Federación Madrileña de Natación y señala que, básicamente, no todo el mundo puede patear como un delfín bajo el agua, algo que sí puede hacer Phelps. Esto se debe a que este estilo es propio de los especialistas en espalda y mariposa. Michael es un excelente nadador de mariposa y ha perfeccionado su técnica bajo el agua entrenando para estas pruebas.

Le llaman el 'Tiburón de Baltimore', pero en realidad utiliza el aleteo de los delfines para superar a sus rivales. Imagen vía Pixabay

Veiga explica que a los nadadores de estilo libre les ha costado más usar esta técnica porque nadar bajo el agua es casi tan rápido como hacerlo en crol por la superficie.

"El estilo libre es un poco diferente porque la velocidad que consiguen es más rápida que en las otras disciplinas —alrededor de dos metros por segundo, mientras que en mariposa o espalda se nada a 1,7 o 1,8 m/s—", explica Veiga. "Por esto solo vemos que lo usan en las pruebas de estilo libre nadadores que son especialistas en mariposa o espalda, como puede ser el caso de Phelps, Jeremy Stravius de Francia o Chad Le Clos de Sudáfrica".

Publicidad

Los nadadores de alto nivel deben ir bajo el agua durante los segundos en que esto es lo más rápido y salir a la superficie cuando ya no lo sea. Dirás que esto es de lógica pura, pero hasta hace poco no se veía nadadores aprovechando estos segundos de oro bajo el agua en las pruebas más cortas.

"También acabamos de descubrir que los nadadores consiguen un efecto positivo en la transición cuando suben a la superficie. Esto lo sabíamos por los atletas especializados en mariposa y espalda pero por primera vez lo hemos comprobado con Phelps. Michael nadó muy rápido debajo del agua pero cuando llegó a la superficie aún conservaba parte de esa velocidad y eso le ayudó a seguir con un ritmo alto la última parte del relevo", explica Veiga.

No podemos caer en el simplismo de decir que siempre es mejor nadar bajo el agua que en la superficie porque cada nadador tiene unas cualidades técnicas y unas habilidades diferentes. Por esto Veiga puntualiza que "la investigación actual debe hacerse con precaución ya que las estrategias bajo el agua deben ser individualizadas según las características del nadador y sobre todo de su dominio del aleteo submarino".

El giro de Phelps fue importante para el relevo estadounidense, especialmente porque Michael es de los mejores bajo el agua y esos segundos que aguanta de más le dan ventaja respecto a sus rivales. Cada vez hay más nadadores de los que compiten en los 100 metros que bucean más tiempo, sin embargo, esto es cuestión de la edad.

"Los que tienen entre 26 y 30 años no lo practican porque no lo entrenaron desde jóvenes. En cambio, los que tienen entre 16 y 20 años, lo llevan practicando desde que empezaron y son los que lo aplican en estos Juegos Olímpicos", sentencia Veiga.

Sigue al autor de este artículo en Twitter: @jason_koebler