arte

El museo del malware abre sus puertas virtuales

Una colección de cuando los virus atacaban a nuestros PC de forma creativa.
6.7.16
Imágenes vía

Este artículo apareció originalmente en Motherboard

Los museos dedicados a curiosidades perversas, macabras o simplemente freaks no son nada nuevo. En Sicilia tenemos una "biblioteca humana", en Pennsylvania el museo de rarezas médicas y en Missouri el museo psiquiátrico Glore. Pero justo cuando creíamos que ya habíamos reunido y expuesto todas las cosas horripilantes del mundo, nos encontramos con que la biblioteca digital de internet, Archive.org, ha abierto un museo online del malware.

Este museo reúne una colección de 78 ejemplos de malware (la mayoría de ellos virus) de los 80 y 90, unos tiempos en los que los ataques de malware a menudo iban acompañadas de secuencias de animación en 8-bit.

Mikko Hermanni Hyppönen, director de recursos de la empresa de seguridad finesa F-secure, es el curador de este museo online que permite a los visitantes reproducir simulaciones de los virus en la página y descargar en sus ordenadores una versión modificada del malware.

Sobra decir que el malware que podemos descargar desde el museo no tiene el poder destructivo característico de los virus, pues aunque lo que descarguemos sean los virus reales, estos están desprovistos de la parte del código que te jode el día (y tu ordenador).

Aun así, a los que recordéis los días del sistema operativo MS-DOS puede que se os pongan los pelos de punta al ver las animaciones, y los tecnófilos más masoquistas pueden ver aquí versiones reales de los virus en acción.

La colección del archivo de internet representa solo una pequeña muestra de la variedad de malware que causó estragos en los primeros PC. El primer virus de ordenador dirigido a PC (conocido como Brain) fue reconocido en 1986 y hacia el 2000 la empresa de software de seguridad Sophos estimó que había al menos 50.000 virus en circulación.

Puede que el tamaño de la colección sea discreto pero ofrece una divertida incursión a unos tiempos en los que las malas noticias nos llegaban de forma creativa.

Puedes ver y descargar la colección completa de malware aquí.

Trad. Rosa Gregori

Relacionados:

¿Cómo saber si Estados Unidos te está vigilando?

El artista anónimo de Instagram que retrata la sexualidad contemporánea

La soledad posmoderna ilustrada por Idalia Candelas