FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Hablamos con ciborgs sobre el futuro de los cuerpos pirateados

¿Nos estamos acercando a la revolución de los ciborgs?
28.8.15
Moon Ribas y Neil Harbisson. Fotos de Hector Adalid

Para el artista Neil Harbisson, una visita al supermercado significa el desencadenamiento de una sinfonía sónica. Una antena implantada en su cráneo le permite "escuchar" las estanterías repletas de paquetes de colores vivos gracias a un sensor que convierte las frecuencias de color en frecuencias de sonido. Aunque esta experiencia se puede ver en ocasiones interrumpida, pues Harbisson ha tenido que abandonar muchos supermercados y otros establecimientos al confundirse su antena con un dispositivo de grabación de vídeo.

Publicidad

Durante una manifestación en Barcelona, la policía pensó que Harbisson le estaba filmando y dañó su antena. En el 2010, a modo de protesta contra estos actos de discriminación y en un intento de concienciar a la gente sobre la condición de los ciborgs, Harbisson, junto con la coreógrafa y también ciborg, Moon Ribas, creó la Fundación de ciborgs. Su misión se divide en tres aspectos: ayudar a la gente a convertirse en ciborgs, defender los derechos de los ciborgs y promover el ciborgismo como movimiento artístico y social.

To watch a collaborative talk given by both artists, go here. CYBORG FOUNDATION | Rafel Duran Torrent de Focus Forward Films en Vimeo.

Antes de continuar, vamos a ofrecerte un cursillo acelerado sobre el ciborgismo: el término cibernética resulta difícil de definir, según el uso extendido que se hace hoy en día se refiere a cualquier sistema controlado que utiliza tecnología. Hablando de forma general, la cibernética implica el estudio de procesos que se estructuran como una cadena causal, con una entrada y una salida (por ejemplo, se percibe un color y luego se convierte en un sonido). En el caso de los ciborgs, se extienden los sentidos existentes —o se crean otros nuevos— al aplicar la tecnología cibernética al organismo.

"Existen diferentes tipos de ciborgs", explica Harbisson a The Creators Project. Hay gente que se somete a una cirugía; otros utilizan la cibernética de forma permanente pero sin pasar por una intervención quirúrgica y hay quienes utilizan la cibernética tan a menudo que acaban "sintiéndose un ciborg", afirma.

Publicidad

Durante su charla en TEDxMünchen, Moon Ribas explica con una gráfica sus descubrimientos sobre un nuevo sentido exclusivo para ella, el sentido sísmico. Un sensor online pegado a su piel envía una vibración a través de su brazo cada vez que detecta un terremoto en cualquier lugar del planeta. "Tras percibir este movimiento universal, y una vez que este movimiento se convirtió en una emoción, comencé a sentirme ciborg. Ahí es cuando sentí que mi cuerpo y la cibernética se habían encontrando", explica Ribas al público de TEDx.

Es este sentimiento, el reconocimiento de una nueva identidad, lo que mantiene a la comunidad conectada. Uno de los trabajos de la Fundación es concienciar a la gente y ayudarles a entender el ciborgismo, además de promoverlo como práctica artística, ya que mucha gente acaba llevando a cabo sus proyectos cibernéticos en su propia casa sin compartirlos. El principal papel de los fundadores parece ser la inspiración y proporción de información a otros. Puedes buscar el hashtag #humanswithantennas en Twitter e Instagram para ver el interés creciente en esta comunidad.

Foto de Lars Norgaard

Ribas añade: "En ese momento fue cuando empecé también a animar a otras personas a buscar sus propios sentidos, a investigar y experimentar con la extensión de sus sentidos y percepciones de la realidad". Este otoño, ella y Harbisson van a trasladar la Fundación ciborg de Cataluña a Nueva York para continuar con su misión y ampliar su alcance. Harbisson nos adelanta algunas nuevas ideas que quieren desarrollar: "Queremos empezar varios proyectos en los que se utiliza internet para extender los sentidos, por ejemplo, con un satélite al que los humanos se pueden conectar de forma sensorial".

En octubre, Harbisson dará un "concierto de color" en La MaMa en el East Village de Manhattan, y Ribas está planeando una serie de performances improvisadas en la calle con su obra Waiting for Earthquakes [Esperando a terremotos], en la que empieza a bailar cada vez que siente una vibración.

vía la página de Facebook de Moon Ribas  

Aquí puedes ver una charla colaborativa entre los dos artistas.

Traducción de Rosa Gregori.