Dead Christine: Canciones intimas con oscuridad, sentimiento y honestidad
Imagen principal vía Facebook Oficial de Dead Christine

Dead Christine: Canciones intimas con oscuridad, sentimiento y honestidad

Una banda rara de Chile, que ha sorteado viento y marea para dar a conocer su proyecto.
8.2.17

Dead Christine es una banda que se formó en la escena indie de Santiago, entre 2011 y 2012, cuando Christina Forno y Pablo Rivera empezaron a coincidir en shows y fiestas de amigos, se conocieron y se dieron cuenta que tenían muchos gustos musicales en común. Coordinaron para empezar a componer y así fue tomando forma el proyecto musical. Con el tiempo se sumaron Pato Cena y Rocky Millan y formaron un power cuarteto con canciones basadas en lo sentimental.

Publicidad

Se me hace muy difícil encasillar a esta agrupación en un solo género, eso sí, suena muy diferente a cualquier banda convencional: tienen un estilo vintage, la voz poderosa de Christina te hace recordar a Courtney Love o a Pj Harvey y la banda la acompaña con sonidos y arreglos llenos de fuerza y actitud que podrían formar parte del circuito punk de East L.A sin ningún problema. La propuesta de este grupo esta muy alejada a lo que se acostumbra a escuchar en estos tiempos, vienen con un variado repertorio de estilos musicales que se pueden rastrear e identificar en su EP lanzado en 2013 titulado To Kill Me y en su  disco lanzado en 2016, Heaven & Hell. Estos trabajos vienen cargados de blues, rock, punk y pop, contienen letras en ingles que hablan sobre el bien, el mal, el dolor, el amor y la pasión. Te genera una nostalgia hacia los 80, pero con un sonido propio y aires frescos. Como tener a Patti Smith, Joy Division y a los Sex Pistols en una sola banda, si es que estos hubieran estado haciendo música en Santiago en esta época.

Al ser una banda emergente, luchan con los obstáculos que esto conlleva, pero da la impresión que estos cuatro muchachos la tienen mas difícil: se han visto peleando contra la crítica de músicos de la escena por tener letras en otro idioma, con la poca cobertura y apoyo de los medios de comunicación, tener que demostrar que son profesionales y que lo diferente no siempre es malo. Al ser una banda liderada por una mujer, Dead Christine presenta un mensaje femenino muy claro, pero la fórmula que tienen en sus canciones, hace que lleguen a todo púbico, mujeres, hombres, adolescente y adultos, a pesar de tener letras en inglés. Han encontrado en su oscuridad un discurso con el que lograron comunicarse y conectarse con la gente: una banda fuera de su tiempo, que desafía a su público en cada presentación con su estilo rudo y con canciones escabrosas que vienen bien en un momento donde estamos rodeados de música que parece sacada de una caja de Froot Loops.

El indie está cada ves más presente en la industria, eso significa que para poder destacar en la escena se tiene que cumplir con un estándar de calidad alto. Grabaciones buenas con arreglos creíbles y letras diferentes, ser creativo a la hora de componer y montar un buen show. Dead Christine, que tiene un nombre asociado a lo oscuro, a la muerte e incluso a uno de los personajes de Stephen King, es una banda que ha logrado crear un camino paralelo a lo mainstream, haciendo música a su manera y con sus propias reglas, aunque esto genere discriminación por parte de la industria. Las canciones describen los sentimientos de su vocalista y a pesar de ser criticada, ha logrado llegar a mucha gente. El ser juzgados por otras agrupaciones del medio, músicos y la prensa, los hace una excelente banda de punk. Su música con tintes alternativos permiten dar un vistazo hacia el lado más intimo de este grupo chileno que ha logrado formar un buen sequito de fans que valoran su trabajo.

Publicidad

La curiosidad ha llevado a Dead Christine a la ciudad de Los Ángeles, donde pudieron experimentar con bandas de esa ciudad y ver de cerca la escena, pasaron su estadía tocando en lugares como el Golden box y cuentan con anécdotas como cuando armaron una borrachera con el  guitarrista Alain Johannes o como cuando Joaquin Phoenix estaba presente en uno de sus shows. Dentro de Chile fueron parte de la edición del LollaPalooza en 2015 y grabaron en uno de los mejores estudios de esta región, donde crearon su primer disco. Esta es una banda tipo ¨Wallflower¨, solitaria en su genero, un poco tímida, pero una de las mas interesantes cuando se la conoce. Por eso nos pusimos en contacto con ellos, quienes nos cuentan con mas detalle su historia y su paso por la industria musical.

NOISEY: ¿Como nace la banda?
Pablo DC: La banda nace en el verano del 2012. Conocí a Chris en una fiesta y tocada de una banda amiga (We Are The Grand) y charlando nos dimos cuenta que teníamos muchos gustos musicales en común. Chris me comentó que tenía canciones y quería grabarlas, yo la ayudé y empezamos a juntarnos a tocar. En esa época, ella tenía una banda de puras mujeres y yo me acoplé. La idea de Chris siempre fue tener una banda de puras niñas, pero no le surtió. Nos juntamos a ensayar, a componer y todo empezó a funcionar muy bien, ya después de a poquito la cosa se puso a tomar mas enserio.

¿Cómo podrían describir su estilo musical?
Chris DC: No podría etiquetar a la banda dentro un género. Tenemos canciones que son muy distintas entre si, pero todas se unen en un factor que es el sentimiento. Todo tiene que ver con cosas que me pasan o que estoy pensando y necesito sacarlas, estos sentimientos salen en forma de canciones de distintos estilos musicales. El disco que lanzamos tiene tracks de country, punk, folk, grunge, etc.

¿Por qué el nombre Dead Christine?
Chris DC: Yo me había hecho un Tumblr que se llamaba Dead Christine, como que me inventé ese seudónimo y decidimos usarlo como nombre por que le daba coherencia al proyecto. Esta era una banda que había empezado yo con las chicas y de ahí fue mutando. Los chicos me acompañan en algo que yo partí sola, entonces llegamos a ponernos de acuerdo en usar  este nombre por que era un proyecto muy mío, además tiene un vínculo con cosas oscuras que nos gustó y tenía que ver con lo que estábamos haciendo.

¿Cómo ha sido el recibimiento de los medios y el público en Chile?
Pablo DC: Ha sido como una montaña rusa, creo que empezamos como cualquier banda emergente, con muy pocos objetivos de hacer la banda conocida y hacer música para nosotros, pero por naturaleza cuando estábamos comenzando, llamamos la atención de los medios con nuestro primer E.P y nos empezaron pescar, y ahora que tenemos mas material para mostrar y un disco, como que siento que no nos están pescando tanto.

Chris DC: Yo siento que la gente se sorprende mucho cuando tocamos en vivo, como que no se esperan al ver una banda ensamblada con ese sonido y al final terminan sorprendidos. Me pasa mucho que al final de las tocadas se me acerca gente a hablarme, en su mayoría mujeres y me dicen que les encantó el show, la banda y las canciones, son gente que no habla ingles pero que igual me dicen que entendieron todo y que les llego el mensaje. Creo que pasa eso por que soy una mujer haciendo música para mujeres, quizás hay pocos hombres que se puedan identificar con las letras de Dead Christine por que vienen de una perspectiva femenina, es súper intenso y emocional, entonces el público se sorprende y eso es muy bonito.

Pablo DC: A mí me gusta la percepción del público. Si en sí, las letras son de una mujer para mujeres, igual existe eso que transmitimos los cuatro tocando que va mas allá de lo que se puede estar diciendo y eso se nota en vivo, es por eso que les llega también a hombres , mujeres, adolescentes, etc.

Publicidad

¿Por qué hacer letras en ingles?
Chris DC: No fue una decisión, no hago letras en ingles por que sea algo pensado, si no que es algo que me salió natural y mi pregunta es ¿ Por que no hacer letras en ingles? Yo no tengo ningún problema con el español o con cualquier otro idioma y probablemente en un futuro haya canciones en español. Simplemente estoy en una etapa de mi vida, donde me salió hacer canciones en Ingles, no me cierro a nada.

¿Han sufrido algún tipo de discriminación por hacer letras en inglés?
Chris DC: Yo creo que sí. Me han llegado comentarios de por qué me las doy de "gringa" y no va por ahí. Yo escribí lo que sentí y mis canciones me gustan y expresan muy bien lo que sentía en esa época; me da pena que algo que se dio tan espontáneo y natural, lo pongan en tela de juicio. No entiendo por que en Chile hay tanto problema con el ingles, existe como un odio contra las bandas que hacen letras en ese idioma, lo toman como traición y no te aceptan tanto. Podemos tener un excelente disco, buenas canciones y un gran show en vivo, pero por que lo hacemos en ingles no nos dan nuestro lugar. No entiendo por que en vez de enjuiciar todo, no lo disfrutan, al final es música.

¿Qué me pueden contar de el proceso de grabación de Heaven & Hell?
Pablo DC: Fue un proceso hermoso, nos encerramos en un estudio que está en las afueras de Santiago, se llama Estudios Del Sur y es uno de los mejores del país. Nos internamos ahí y el plan era no salir hasta tener el disco listo. Eso significó muchos sacrificios personales y profesionales, aprendimos a lidiar con los temperamentos de las personas con las que estás trabajando. Conoces nuevas cosas de esa gente y todo eso influye en la interpretación de las canciones y por esa razón el disco lo grabamos en vivo. No track by track, lo hicimos a la antigua, todo de una y sin click: queríamos registrar lo que íbamos a ser estas cuatro personas en el escenario. Fuimos con dos grandes amigos: Felipe Castro, un gran productor e ingeniero de sonido y Seba Gallardo compositor y líder de la banda We Are The Grand. Ellos fueron los encargados de guiarnos y de que fluyamos mucho en la sala de grabación, se encargaron de elegir las tomas y decidieron cuando estaba todo listo ya que ellos se encontraban al otro lado de vitrina, en el control room, viendo como nos comportábamos, como tocábamos y fluíamos. Fue un reto para ellos, pero lograron sacar la interpretación que se expresa bien en el disco.

¿Por qué editarlo en casette?
Pablo DC: Por que no había plata. Hacer copias de discos cuesta mucho y mas siendo una banda independiente, entonces tocó ponerse la mano en el bolsillo y ponerse creativos, empezamos a pensar en ideas y vimos que habían varías bandas que volvieron a editar casettes, nosotros crecimos escuchando casettes ya que comprar discos era bastante caro. Fue algo nostálgico y aprovechamos que esta de moda. Con nuestro manager buscamos a alguien que haga copias de buena calidad en Santiago y encontramos a una copiadora de unos viejitos que hacen compilados de cueca y cumbia, hablamos con ellos y empezamos. A la gente le gustó y lo encontró bastante original. Además nuestras canciones se encuentran en las plataformas digitales mas importantes.

Cuéntenme sobre su experiencia en Los Ángeles.
Pablo DC: Nos motivó la idea de ir a Los Ángeles por la música que hacemos y para entender como funciona la escena allá. Tocamos como en 3 lugares pero de esos shows recordaría 2, el primero que fue una tocada de muchas bandas en Golden Box donde había buen público y dentro de ellos estaba Joaquin Phoenix, no soy para nada fanático de Hollywood pero los demás del grupo conocían muy bien sus películas. Otro show que recuerdo con mucho cariño fue uno en el club  ¨ The Lost Knight ¨ , donde  habían más bandas independientes y más cercanas a lo que nosotros hacemos.

El viaje fue una tremenda experiencia, todas las giras te hacen crecer como banda y como persona Y en esta oportunidad creo que crecimos mucho, porque no solo tuvimos la oportunidad de tocar para la gente que queríamos, también compartimos momentos increíbles, como ver de cerca la grabación del disco de nuestros amigos We Are The Grand, compartir rutina esas semanas en la misma casa y el simple hecho de vivir la experiencia Hollywood, una noche salimos a ver bandas y terminamos encontrándonos con Alain Johannes en un bar, nos presentamos, charlamos,  le gusto nuestra música y terminó siendo una gran noche.

En definitiva creo que Los Ángeles marcó el fin de nuestra primera etapa como banda, habíamos tocado ya en Lollapalooza Chile y teníamos muchas ganas de mostrar nuestra música fuera del país y pensamos que california podría ser el lugar idóneo. Fue el lugar perfecto para recibir inspiración y volver a Santiago a grabar lo que fue Heaven & Hell.