FYI.

This story is over 5 years old.

Frankie Knuckles es honrado durante los Grammys mientras la música Dance es hecha a un lado

El mayor ganador de la noche llegó al escenario con un track para el club, pero durante la transmisión no hubo ningún DJ a la vista.
9.2.15
Este artículo apareció originalmente en THUMP US.

Para el momento en que Diplo y Madonna se pavonearon por la alfombra roja antes de los Premios Grammy del día de ayer, tres preseas relacionadas con la música dance ya se habían entregado. Tiësto, Clean Bandit y un Aphex Twin in-absentia, ganaron en sus respectivas categorías, la mayoría tal y como se esperaba. Oficialmente, eso había sido todo para los artistas de la electrónica y el dance durante "la noche más importante para el mundo de la música". Unas horas después, sin embargo, la sonriente cara de Frankie Knuckles apareció en la pantalla, apenas por un segundo, como parte de un tributo In Memoriam para artistas que fallecieron durante el año pasado, como ocurrió con Knuckles a los 59 años de edad.

Publicidad

Knuckles fue el primer receptor del premio como Remezclador del Año en 1998, en ese entonces le fue dado debido a su obra, más que por un disco en específico, como es el caso del actual premio a Mejor Grabación Remezclada. Varios de los nominados de anoche -incluyendo a Kaskade, Disclosure and Deadmau5- han dicho abiertamente acerca de la influencia que Knuckles ha tenido sobre su trabajo. Como el "padrino del house", y el originador del género, su impacto no puede ser pasado por alto. La aparición de su rostro y nombre en un estimado de 25-30 pantallas de televisión es un honor digno, pero insuficiente.

Como la mayoría de los shows de premiaciones, los Grammys están en una constante batalla por su propia relevancia. La transmisión de este año incluyó una serie de presentaciones que aludieron la lucha con problemas sociales (Katy Perry, Eric Church, John Legend y Common), se mostraron imágenes cuasi-religiosas del cielo o el infierno (Madonna, AC/DC, Hozier), y se incluyeron coros de estilo eclesiástico (Sam Smith, Beyoncé, Legend and Common). Dejando la política de lado, y sin pasar por el alto la sorprendente actuación de Annie Lenox, como Crystal Waters publicó en Twitter durante el show, "Demasiado canto para mí. Todos necesitan un DJ".

Fácilmente podrían haber tenido uno. A pesar del hecho que el Álbum del Año pasado, Random Access Memories de Daft Punk, también ganó como Mejor Álbum de Dance/Electrónica, la categoría seguía relegada a una pretransmisión, realizada por internet en medio de las premiaciones por Mejores Notas de Álbum y Mejor Álbum Tropical Latino. El gran vencedor de la noche, Sam Smith, fue presentando al mundo por los dos veces nominados Disclosure a través de su primer sencillo, "Latch", pero los Grammys no tendrían algo así. Aunque Mary J. Blige fue nominada por su colaboración en "F For You" con Disclosure, su poderosa actuación con Smith fue mucho más para la mañana del domingo que para la noche de sábado.

Para los productores como Tourist y Jimmy Naples, aparecer en el escenario con Smith mientras su tema, "Stay With Me", ganó como Canción del Año y posteriormente Mejor Grabación del Año, es algo muy importante para la música dance. Demuestra, de nuevo, lo indeleble que es la marca del género sobre la cultura en general, incluso si la Academia no lo comprende completamente en estos momentos.

Wow I won 4 Grammys tonight truly can't believe it
A photo posted by Jimmy Napes (@jimmynapes) on Feb 8, 2015 at 10:01pm PST

Para cualquier labor creativa, la competencia es una parte secundaria o más bien absurda y post-facto del proceso. Aún así, como miembros de la audiencia, disfrutamos el aspecto narrativo de los shows de premiación; al final, siempre habrá un ganador. Nos obliga a observar, de esa forma fortaleciendo la plataforma del show y el valor de su audiencia masiva aún más. Tener a los artistas y la música que nos importa dentro de carrera afirma nuestra participación. En los Grammys, los artistas dance y electrónicos siguen siendo tratados como artistas de fondo. Cualquiera que haya visto a Tiësto con su traje Balmain o Clean Bandit y Jess Glynne dar sus discursos de aceptación no tendrían ninguna preocupación con respecto a la asimilación de estos artistas en medio de las estrellas pop y rock del primetime.

Es una pena que Frankie Knucles no viviera para ver su rostro en la televisión. Aún así, cuando un DJ eventualmente aparezca en la transmisión para aceptar su premio por Mejor Grabación Dance o el Grammy por Mejor Álbum Dance/Electrónica para ser visto por todo el mundo, será por el trabajo que él realizo durante toda su vida. Aquellos de nosotros que hemos estado animando desde los ascientos baratos esperamos escuchar su nombre en la lista de agradecimientos de los ganadores.