FYI.

This story is over 5 years old.

¿Qué es masterización?

"...es como subir el volumen sin que se pierda la vitalidad del sonido al cambiar de formato o medio de reproducción".
3.2.16

La masterización del sonido es el proceso final por el cual deben pasar las pistas antes de ser impresas. En este se procura dar estabilidad sónica a los temas, además de lograr un equilibrio en volumen y potencializar las diferentes frecuencias, para que la pista no pierda calidad de sonido a la hora de ser reproducida en diferentes medios.

Un tema que hace de la masterización un proceso vital a la hora de lanzar un disco es lograr una consistencia de volumen entre todas las pistas, pues puede que las dinámicas de cada una varié mucho con respecto a la otra, por lo que podría producirse un desbalance de volumen al reproducir el disco.

Publicidad

Para que esto no ocurra el encargado de hacer el master cuenta con monitoreo especializado, ecualizadores, compresores (normales y multibanda) expansores, limitadores, "calentadores" análogos, efectos, etc. Pero la herramienta de la que más dispone un técnico de master para lograr los resultados deseados es su capacidad de oír: su oído.

Masterizar es entonces dar con la calidad final de la pista, pulir sónicamente cada frecuencia para que suene lo mejor que pueda. Explotar al máximo la capacidad de las frecuencias para dar unos tonos ricos, bien distribuidos y que aumenten el volumen general sin que se pierda la vitalidad del sonido al cambiar de formato o medio de reproducción.

Acá un ejemplo. Así suena antes del master:

La masterización del sonido es el proceso final por el cual deben pasar las pistas antes de ser impresas. En este se procura dar estabilidad sónica a los temas, además de lograr un equilibrio en volumen y potencializar las diferentes frecuencias, para que la pista no pierda calidad de sonido a la hora de ser reproducida en diferentes medios.

Un tema que hace de la masterización un proceso vital a la hora de lanzar un disco es lograr una consistencia de volumen entre todas las pistas, pues puede que las dinámicas de cada una varié mucho con respecto a la otra, por lo que podría producirse un desbalance de volumen al reproducir el disco.

Para que esto no ocurra el encargado de hacer el master cuenta con monitoreo especializado, ecualizadores, compresores (normales y multibanda) expansores, limitadores, "calentadores" análogos, efectos, etc. Pero la herramienta de la que más dispone un técnico de master para lograr los resultados deseados es su capacidad de oír: su oído.

Masterizar es entonces dar con la calidad final de la pista, pulir sónicamente cada frecuencia para que suene lo mejor que pueda. Explotar al máximo la capacidad de las frecuencias para dar unos tonos ricos, bien distribuidos y que aumenten el volumen general sin que se pierda la vitalidad del sonido al cambiar de formato o medio de reproducción.

Acá un ejemplo. Así suena antes del master:

Y así suena después:

También te dejamos un tutorial para que aprendas cómo se hace el proceso de masterización:

Y así suena después:

También te dejamos un tutorial para que aprendas cómo se hace el proceso de masterización: