WhereHouse: el repentino nacimiento de un espacio electrónico en Tijuana
Machino en Boiler Room

FYI.

This story is over 5 years old.

WhereHouse: el repentino nacimiento de un espacio electrónico en Tijuana

Había una vez en un club del norte...

Tijuana, a pesar de ser capital histórica del rock y de la música electrónica, nunca ha sido generosa con sus artistas. Detrás de cada Javier Bátiz o Colectivo Nortec hay espacios o clubs que vinieron y fueron. Detrás de cada Soul of Hex o Macuanos hay algún promotor o dueño de espacio que da prioridad a otras cosas antes que la música. Pero al final de todo, la música siempre gana.

La Chupitería, La Sexta House of Music, Don Loope, Centro Bar, Club A, El Tentáculo, The Last Temptation, El Palladium y decenas más han sido lugares en Tijuana que ya no existen pero que por ahí pasaron todos esos nombres que en los últimos 20 años han situado a la ciudad fronteriza como una de las mecas musicales del país.

Publicidad

Pero lo importante a entender es que en realidad muchas de estas manifestaciones tienen poco que ver con los espacios, sino con una dinámica social, urbana y fronteriza que permite que relaciones musicales se desarrollen de una manera casi espontánea. Es una condición energética e invisible que permite que en Tijuana se den las cosas de manera orgánica, sin orden, sin pretensión y sin nada que las sostenga y contenga. Un día estuvieron ahí y de repente ya no existen, solo permanece una estela brillante que se va desvaneciendo poco a poco en la memoria colectiva de la ciudad.

Es esta serie de circunstancias que dan origen a un espacio como WhereHouse, que cumpliendo oficialmente su primer aniversario logran una nueva etapa al reestrenarse y reinventarse con la influyente DJ rusa Nina Kraviz. Es el triunfo de la nada, de los sueños, del romanticismo ante la constante agresión establecida en Tijuana por un sistema recaudatorio lleno de mañas que no está diseñado para promover cultura musical ni creatividad. Los dólares y pesos por encima de contribuir a los hitos musicales que son los que realmente crean el soft power cultural detrás de la marca Tijuana.

Detrás del club WhereHouse está Damián Andrés Rodríguez, que viniendo de una familia dedicada a los antros decide -de manera inadvertida- crear su propio espacio, situado en la Zona Río de Tijuana, en las orillas de la mítica Plaza Fiesta. Damián, un chaval transfronterizo con un increíble parecido a Ronald Mael de Sparks, ha financiado mucha de la operación de WhereHouse con dólares de su trabajo en San Diego, en FEDEX. Esto es normal para muchos Tijuanenses, by the way, el cruzar la frontera para ganar dólares y vivir como reyes en el lado mexicano (o viceversa).

Publicidad

El impulso de Damián por abrir un club de música electrónica nace al tomar un curso de producción musical en AMP, la academia de música que se gestó en las oficinas de Radioglobal, la entrañable estación de radio digital que también causó revuelo cultural a principios del nuevo siglo. Damián conoció en AMP a Gerardo Cedillo (Soul of Hex)y se hicieron mejores amigos, una amistad que deviene en el sello de house y techno Vicario Musique Recording y en el club WhereHouse.

"Fuimos, tal vez, la última generación que salió de la escuela AMP de Radioglobal", confiesa Damián. "El Wero de Radioglobal me puso el documental Pump Up The Volume, sobre la historia del house y me voló el cerebro. A pesar de tener un background de música top 40 y música buchona, me obsesionó la onda del paradise garage, lo de Larry Levan, eso me dejó wow. Las clases del profesor musical Sajjad en AMP era lo único que me hacía cruzar a Tijuana, era lo único que realmente me hacía sentir en casa", explica con entusiasmo Damián.

Tomando uno de los espacios abandonados de su familia en Plaza Fiesta, Damián y amigos establecen ahí por un par de años las oficinas no oficiales deVicario Musique Recordings, un espacio muy "panco", sucio, que también se convirtió en un lugar para afters y llevar a las morritas para seguirla después de una larga noche en Tijuana. A sugerencia del productor y DJ César Coronado, el espacio irregular formalizó su actividad y empezó hacer fiestas en serio. "No había spots para hacer afters cool. Ahí vivía yo a veces, ahí llegó César Coronado, a darme clases privadas de producción musical y me convenció de hacer del espacio, un lugar muy feo, un verdadero 'joint'. Me convenció de hacer su club Beatness Room ahí en WhereHouse. Tocó Rubinskee, fue el primer DJ en tocar en WhereHouse", recuerda Damián. El espacio también fue el lugar en donde se realizó el primer Boiler Room en Tijuana a finales del 2015, en una noche histórica en donde tocó Dani Shivers, Grenda, Fax, Machino, Antigravity y Ford Proco. También han tocado en WhereHouse: Audiofly, Adana Twins, Zombies in Miami y Daniel Troberg.

Al parecer, sigue sin haber un plan realmente concreto para WhereHouse. Las cosas suceden, como siempre en Tijuana, por que algo las hace suceder, de una manera espontánea y casi inexplicable que le da ese halo de autenticidad que ningún dólar americano puede comprar. "A la fecha", explica Damián, " no entiendo como fue que llegamos a un primer aniversario oficial. Es como si WhereHouse tuviera una alma propia que solita se mantiene. Es un spot noble, no hay un team sólido, no es negocio, todo es por amor al arte".

Glauben y Wherehouse presentan Nina Kraviz, con Lee K y Rivka M. Viernes 22 de abril en Wherehouse, Tijuana BC.