13 millones de documentos desclasificados de la CIA fueron subidos a internet

La CIA estaba perdiendo dinero, porque un heróico ciudadano estaba utilizando la tinta y el papel de la agencia para imprimir los documentos uno a uno.

|
20 Enero 2017, 6:23pm

Estos cuatro computadores eran el único lugar en que se podía acceder a CREST. Imagen: Michael Best

Una organización sin fines de lucro, un agitador y su abogado pro bono, lograron que la CIA subiera los contenidos completos de su base de dato de archivos desclasificados, lo que significa que ahora es posible acceder a 13 millones de documentos de la CIA, los que datan desde comienzos de la guerra fría.

Desde el año 2000, la CIA ha mantenido la herramienta de búsqueda de archivos (o CREST, por sus siglas en inglés) en los archivos nacionales de College Park, Maryland. La base de datos de CREST contiene todos los archivos de "valor histórico" que fueron desclasificados gracias a una orden ejecutiva de Bill Clinton en 1995. Se podía acceder a ellos públicamente, pero sólo utilizando cuatro computadores y durante horas muy limitadas.

En junio del 2014, MuckRock, una organización sin fines de lucro que ayuda a las personas a hacer solicitudes bajo la ley de libertad de información, demandó a la CIA con el argumento que la base de datos era "técnicamente pública, pero en la práctica es muy difícil acceder".

La CIA escribió en su sitio web que las visitas al archivo "pueden ser inconvenientes y presentan un obstáculo para muchos investigadores".

Kel McClanahan, un abogado que trabaja con los consejeros de seguridad nacional —un grupo que se especializa en leyes de transparencia— representó a MuckRock pro bono. En el intertanto, el usuario de MuckRock, Michael Best, comenzó otro proyecto para presionar a la CIA . Best planeaba pasar cientos de horas en el archivo nacional, imprimiendo, escaneando y subiendo los documentos, para que estuvieran públicamente disponibles.

El proyecto de Best fue genial: debido a que la CIA no cobra por el uso de papel o la tinta de impresión, iban a perder dinero con esta misión. Mientras tanto la demanda seguía avanzando y el tiempo que la CIA estimó que necesitaría para subir los archivos se redujo de 28 años a seis años. Eventualmente, la agencia se rindió por completo y en octubre anunciaron que pondrían los archivos en línea lo antes posible.

"La esperanza era que la presión financiera, la prensa negativa y hacer que poner estos archivos este en línea no fuera no sólo legal, también una inevitabilidad práctica , forzó a la agencia a apurar el calendario de la agencia", escribió Best en un post.

El martes, la agencia puso los archivos en línea. Los archivos incluyen papeles de Henry Kissinger, documentos de desarrollo e investigación de la CIA, estudios científicos, reportes de inteligencia fotográfica, archivos de noticias e innumerables documentos. Todos pueden ser leídos aquí.