cerveza

En busca de la temperatura perfecta de la cerveza

Helada, fría, medio tibia... o "muerta" como se pide en el norte de México. La temperatura a la cual se debe beber una cerveza es mucho más complicado de lo que crees.

por Jesse Farrar
22 Mayo 2017, 11:00pm

¿Cómo encuentras la temperatura perfecta para beber una cerveza? Bueno, "la perfección es el duende de algunas mentes pequeñas". Al menos así lo hubiera descrito si fuese Ralph Waldo Emerson. Pero él era un cuáquero que vivía en el bosque, mientras que yo soy un bloguero que ama Gamer Fuel, así que hacemos las cosas de manera diferente, y eso está bien. Igualmente él era mejor escritor que yo, por una marcada y enorme diferencia, es por eso que escribió la frase original de esa cita, misma que terminó en estampitas y yo escribiré cosas que serán olvidadas de inmediato.

Entonces, ¿por dónde comenzar? Bueno, si lo que quieres es meter una bolsa de chelas sin etiquetar en el refrigerador, podrías aspirar a los 4 grados, considerando que estarás dentro de la temperatura para casi todo tipo de cerveza, desde Pilsners a Dubbels, o por lo menos según la Homebrewers Association. Es solo un promedio, por supuesto, y generalmente podrás contar con información más específica sobre tu cerveza, así que esa cantidad podría necesitar ciertos ajustes.

LEER MÁS: Guía para entrarle a la cerveza artesanal

Desafortunadamente, las normatividades de la marca y estilo específicos que existen allá afuera no son más útiles que el consejo genérico ya mencionado. Justin Clark de Cigar City, por ejemplo dice respecto a sus cervezas artesanales: "No pasteurizamos ninguno de nuestros productos. Almacenar nuestra cerveza ayudará a que los amantes de la cerveza disfruten de nuestro producto como pretendíamos".

Pero también agrega que "el frío enmascara los sabores, queremos que seas capaz de saborear nuestra cerveza".

Así que tienes que almacenar la cerveza en el frío y luego beberla menos fría. Bueno, reconozco que la física se encargará de eso. Pero seguimos sin tener un medida. Seguí los consejos de Cigar City, y el representante Neil Callaghan me dijo que la cervecera necesita que los distribuidores la transporten a menos de 4 ºC, tan cerca a los 0 ºC como sea posible.

"Al final del día, la temperatura de transportación y almacenaje es una cuestión de calidad y vida útil, mientras que la temperatura para servir es una cuestión de preferencias", dijo Callaghan. "Usualmente prefiero mi Jai Alai IPA cerca de los 10 grados para liberar el aroma de los lúpulos, pero me gusta beber la Cigar City Lager mucho más fría, cerca de los 4 grados para acentuar la efervescencia y la carbonatación. De nuevo, la temperatura para servir es una cuestión de gustos".

En el otro extremo del espectro, el Rey de las Cervezas quizá sea lo más cerca que estemos de encontrar una recomendación sólida para la temperatura adecuada: entre los 3 y 4 grados para las latas y botellas. Anheuser Busch parece conceder que desde los 2 grados y menos es el anatema para los grandes sabores de la cerveza. Pero eso solo aplica para las cervezas con más agua, cualquier cerveza artesanal más alta en ABV será mejor a temperaturas más cálidas, ¿cierto?

LEER MÁS: Cinco cervezas artesanales de ediciones ultra limitadas en México

No es tan sencillo, dice Brewers Association, porque la forma en cómo almacenas tu cerveza y qué vaso usas para consumirla quizá es tan importante (y variable) como la temperatura a la que vas a servir, por lo cual no vale la pena preocuparse. Si bebes una cerveza que ha estado a temperatura ambiente durante un mes, sabrá tan horrible como una que permanecido en el refrigerador durante casi un año.

Muy bien. Necesitamos almacenar la cerveza a temperatura fría y servirla un poco fría, pero en un vaso a temperatura ambiente de buena forma. Y quizá necesita estar menos fría si tiene alto contenido alcohólico (pero no necesariamente). Entre 3 y 15 grados es óptimo, genial, buena, mala o terrible, dependiendo de la cerveza y a quién le preguntes. Nadie sabe, de hecho. Ni siquiera los chicos que elaboran o venden las cervezas.

Te diré algo: acabo de abrir una y registré la temperatura. Empezó a 9.5 grados y terminó en 37. Si me preguntas, ése es el número que importa. De cualquier manera, aquí algunas de las cervezas frías o medio frías que beberé esta semana.

Cervecería DESTIHL, Serie Wild Sour: Lynnbrook Raspberry Berliner Weisse: Esta cerveza es un gran ejemplo de porqué a veces hacer tu propio six-pack es una espada de doble filo. Me encanta no sentirme forzado a probar un paquete completo de cervezas nuevas en cada viaje a la tienda, tomar una cerveza a la vez significa que puedes probar algo que de otra forma no comprarías.

Pero el otro lado de la moneda es que las cervezas de la excéntrica Serie Wild Sour de DESTIHL, las cuales requieren pruebas repetidas, no son tratadas justamente. La primera vez en verdad odié esta cerveza, incluso la segunda lata me pareció agria y difícil. Pero como tenía un six-pack entero, las dejé un par de días en la hielera y regresé con la boca fresca. Siguió sin ser mi favorita, ni siquiera sé si es de las mejores sours que he probado últimamente; pero mi opinión mejoró mucho desde la primera vez, creo que vale la pena probarlas si eres un fanático de esta categoría.

LEER MÁS: Esta cervecería crea cerveza rústica con fruta y nueces

Green Man IPA: La considero una IPA estándar. O quizá sus malas ventas indican algo. Digamos que solo es una prueba representativa del estilo. En primer lugar, evita los aditivos raros o los giros de sabor, es una India Pale Ale "típica". Eso significa que obtienes el perfil herbal clásico sin los aceites frutales que quedan en la boca demasiado tiempo. También significa que está bien balanceada y no tan amarga.

Desafortunadamente el enfoque conservativo también significa que Green Man IPA no es realmente una cerveza memorable, pero debo mencionar que la mayoría de las IPAs que quedan en mi memoria están ahí porque son una especie de sinsentido tipo Frankestein, lo cual probablemente sea algo bueno.

Cervecería Left Hand, Good Juju: No es extraño que las cerveceras no puedan poner "Ginger Ale", en la etiqueta a productos como Good Juju, inclusive si es precisamente eso, ¿quizá porque podrías creer que se trata de algo parecido al Canada Dry y Seagram's? Good Juju es más una cerveza que, por ejemplo, Crabbie's, la cual tiene tanto jengibre que parece agua tónica añeja. Sin embargo, sigue siendo muy fuerte, y no es para personas que no les gusta la auténtica comida china o los dulces de 1930.

Mike's Chilled Cherry Hard Lemonade: Si puedes detectar, ya no digamos explicar, las diferencias entre esta Chilled Cherry Hard Lemonade y la dominante Black Cherry Lemonade, mucho menos podrás distinguir las variantes entre Harder Cherry Lime Punch y Harder Cherry Lemonade alta en alcohol, de otra manera tu boca debería analizarse vía nanobots en el CERN. Chilled Cherry es deliciosa pero hermética, así que es un misterio alcohólico que sólo a mí me interesa.

LEER MÁS: La cerveza de calabaza es la ofrenda más refrescante

French Broad 13 Rebels ESB: Misteriosamente, esta Extra Special Bitter (ESB) es un ejemplo contrario a la teoría del six-pack de DESTIHL. Desde el primer trago estaba maravillado por el perfil complejo y el sabor único, pero para el final de la lata, ya había tomado todo lo que podía aguantar. Habiendo dicho eso, compré una lata por $1 dólar, así que posiblemente había caducado, por lo que pronto probaré un sabor más fresco.

Abita Sweet Orange: Una cerveza de naranja inusual que no trata de imitar la Blue Moon (es una lager). Desafortunadamente ésta huele mejor de lo que sabe. Huele muy bien, así que eso es algo malo. Me gustaría que fuera de un color más naranja y quizá con un toque final menos seco. Las cervezas frutales no tienen que ser demasiado dulces, pero si se vende así tiene que inclinarse en esa dirección, supongo, pero la Sweet Orange es extrañamente neutral.

Sweetwater Squeeze Box: Esta IPA con toronja añadida es exactamente el tipo de sinsentido a lo Frankenstein que Green Man logra evitar con su emblemática Ale. Es lo suficientemente rica y con solo un 45 de IBU (Unidades de Amargo Internacional) casi parece un poco diluida en comparación con la mayoría de IPAs. Es el tipo de cerveza que podría hacer Sweetwater, así que si te gustan desde antes no estarás decepcionado. Sin embargo, dejaré pasar esta cerveza de edición limitada.


Este artículo se publicó originalmente en el 2016.