FYI.

This story is over 5 years old.

¿Era vegetariano Juan Gabriel?

Más allá de lo que comiera o no, Juan Ga nos dejó más de 1,500 canciones registradas. Una herencia musical, que al igual que los tacos, nos une como mexicanos.
Foto de la Página Oficial del artista.

Juan Gabriel, el más grande de todos los cantautores mexicanos, murió ayer a las 11:40 AM en Santa Mónica, California, a los 66 años. Entre mucha de la información que ha circulado, resurgió su condición de vegetariano.

En una nota de la revista Proceso de 1995 ya se mencionaba su vegetarianismo. En el artículo titulado "Un Juan Gabriel apolítico, religioso y vegetariano", hablaba de su poco interés por la política o sus posibles y rumorados vínculos con el PAN: "Bueno, tengo amigos carnívoros y otros vegetarianos. También del PRI y algunos del PAN". Más adelante en la entrevista habla de la alimentación de los niños y la falta de una cultura alimenticia en las escuelas y en las casas. "Júrelo que una buena alimentación con pollo, carne, huevo, leche, queso, frutas y verduras que se les dé dosificada y con una adecuada información cambiaría a nuestros niños. Por ejemplo, los padres le ponen fruta a las piñatas y es nutritiva. Si a los niños los sueltan en un mercado en donde hay puestos de frutas y otros de carne, los niños se van a los de fruta. Sin embargo, somos los padres los que los echamos a perder, obligándolos a comer únicamente carne".

Publicidad

Alberto Aguilera Valadez, nombre real de Juan Gabriel, era muy hermético con su vida diaria, pero hay reportes que apuntan a que en 2011 declaró en una entrevista: "No como nada de carne porque respeto mucho la vida de los animales. Mi platillo favorito es la morisqueta (arroz blanco) y todos los platillos vegetarianos", según información de Univisión.

En un reportaje publicado hoy por Animal Político, la periodista Ana Dávila relata un encuentro con el cantante en San Miguel de Allende y dice que Juan Gabriel le dijo que eran "iguales" porque ambos llevaban una dieta vegetariana. Sin embargo, más adelante en la misma crónica Dávila cuenta: "Meses más tarde comíamos en su casa de Acapulco. Él pescado y yo frijoles con arroz porque se le había olvidado que yo no comía ningún tipo de carne". Lo que indica que si comía carne animal, pero quizás no roja.

Durante su niñez su relación con la comida se vio marcada por la pobreza. Su madre, sin alimento suficiente para sus diez hijos –Juan Gabriel el menor–, decidió mandarlo a un internado para que pudiera comer. A los 14 años, una vez fuera del mismo, comenzó a vender burritos, típicos del norte mexicano, en las calles de Ciudad Juárez junto con su hermana y su mamá. Después comenzaría su carrera artística en los bares de la ciudad fronteriza y por supuesto en el Noa Noa, al que le compuso una mítica canción.

Una vez que alcanzó el éxito no volvió a faltar la comida. Sin embargo su evidente cambio de peso hicieron crecer los rumores de que padecía varias enfermedades, entre ellas, la diabetes nunca confirmada.

El "Divo de Juárez" murió de un ataque al miocardio del corazón según la información (hasta el momento) de la policía de Santa Mónica. Se bloqueó el flujo de la sangre hacía su corazón y un momento bastó para apagar la voz del cantante de música popular más famoso de México y Latinoamérica. Si hubiese sido vegetariano –al 100 por ciento como lo dijo en 2011, o por lo menos pescetariano– quizás también era por salud. No se sabe.

Más allá de lo que comiera o no, Juan Gabriel nos dejó más de 1,500 canciones registradas. Una herencia musical que, tan pocas cosas como los tacos o la selección de futbol, nos une como mexicanos.

Lo extrañaremos.