Por qué esta cervecera ya no le regalará cerveza a sus empleados

Desde que Labatt abrió su cervecera en Edmonton en 1962, la compañía regala una caja de 12 cervezas a sus exempleados cada semana, situación que pronto cambiará.
17.11.16
Photo via Flickr user Daryl Fritz

Quizá el tema central que llevó a Donald Trump hacia la victoria en la elección de 2016 fue la nostalgia por revivir la prosperidad de Estados Unidos, la época en que tener un puesto en una fábrica significaba recibir un salario constante y creciente, seguridad financiera de por vida. "Make America Great Again" (Devolvamos su grandeza a Estados Unidos) decían y, para sorpresa de muchos, los votantes fueron en masas a votar y a darle la victoria.

Publicidad

El tiempo dirá cuáles son las consecuencias. Más al norte aún, en Canadá, uno de los mejores vestigios de dichos tiempos está llegando a su fin. Según la Canadian Broadcasting Corporation, la cervecera Labatt ya no ofrecerá cerveza de por vida a sus trabajadores retirados.

LEER MÁS: Trump podría generar grandes problemas para las cervezas mexicanas

Desde que Labatt abrió la cervecera de Edmonton en 1962, la compañía había mantenido la política de darles una tarjeta de regalo a los pensionados de la empresa, la tarjeta ofrece el beneficio de recibir una caja de 12 Labatts cada semana hasta el fallecimiento. Este beneficio podía extenderse más allá de la vida del pensionado para cubrir a su esposo o esposa, quien heredaría la tarjeta con cerveza semanal hasta morir. Pero ahora, Labatt hará un recorte en dicha distribución a la mitad en 2018 antes de desaparecer gradualmente y por completo para 2019.

"Con el incremento de los costos asociados al mantenimiento del paquete completo de beneficios, Labatt renuente tomó la decisión de descontinuar la cuota de cerveza a todos sus empleados retirados en Canadá", Charlie Angelakos, vocero de Labatt, escribió en una declaración por correo electrónico para MUNCHIES. "Solo llegamos a esta decisión luego de evaluar comparativamente una variedad de compañías canadienses de cervezas y productos de consumo regular".

Pero no todos los empleados creen que lleven a cabo esta decisión, debido a las ventas crecientes de Labatt.

LEER MÁS: Esta cerveza de maíz inca te acerca a los dioses

"Solo pienso que están ahorrando en nuestros retirados quienes han puesto tanto trabajo durante muchos, muchos años", comentó a la CBC Jim Stirr, el presidente de la unión local [de empleados]. La póliza generó un crédito de buena voluntad por la marca más allá de los años que tiene funcionando y Stirr dijo que se sentía orgulloso de servir como una especie de vendedor para la marca, regalándola a sus amigos y llevándola a fiestas.

Labatt, empresa independiente hasta 1995, ahora es propiedad de Anheuser-Busch InBev. En años recientes, los salarios por hora han bajado $10 dólares para nuevas contrataciones hasta establecerse en $24 dólares la hora.

Labatt no es la única cervecera canadiense que decidió que es momento de despedirse de las cervezas gratis para los retirados. En 2009, Molson anunció que iba a reducir su cuota mensual de cerveza para exempleados de seis docenas (¡oh!) a una docena al mes. Molson dejó de ofrecer cerveza gratis a sus empleados retirados en 2014, pero se aseguraron de informar que los trabajadores vigentes seguirían recibiendo una caja de frías cada semana.

LEER MÁS: Ya existe la cerveza de nopal

En Labatt, los empleados vigentes también seguirán disfrutando de una caja gratis a la semana; una excelente ventaja, pero no tan buen negocio como recibir un pase dorado para recibir cervezas de por vida. Es momento de brindar con una cerveza por una era extinta.