Ni la inflación ni la educación superior gratuita: lo mejor de Argentina es y será el Fútbol

Ni la inflación ni la educación superior gratuita: lo mejor de Argentina es y será el Fútbol

Un trío argentino de punk explica el balompié, la actualidad política, su idiosincrasia nacional y las independencias latinoamericanas con un violín, una guitarra sin pedales y el volumen como máxima variable tecnólogica.
3.5.17

Mi amigo dice: "¿Conoces a Fútbol? Estoy pensando en Fútbol… en su maldito violín". Y está bien: para hablar de los argentinos Fútbol —no se aventuren a googlearlos— hay que hablar del violín, de un tándem de guitarra y batería como aplanadora nerviosa y de la explícita violencia urbana y rural que son principio y fin de sus letras.

Pero más que eso. Y por eso hay que hablar de:

Ricardo Iorio: Piedra angular del heavy metal nacional argentino.

Leonardo Favio: Cantante POP, director ícono de cierto cine popular argentino y militante peronista

Juan Domingo Perón: Tres veces presidente, catalizador de la mitad de las conquistas sociales que hoy goza el pueblo argentino y la infinidad de migrantes que viven allí y no doy te otra nomás porque mi abuelita vino desde Chile y mi mamá de Paraguay.

Publicidad

Manuel Puig: Genio de la literatura popular que escribió obras bellísimas que cualquiera de tus tías también podría disfrutar. Y era gay en los años 60 y se exilió y murió en México, donde también escribió bastante, pero eso es otra historia…

Juan Manuel de Rosas: Gobernador de Buenos Aires que supo reunir la genkidama del poder público total durante 20 años para defender, según alguien que algo entendía del tema, la soberanía nacional.

Roberto Arlt: Escritor que bien podría ser considerado pionero a nivel regional en conceptualizar literariamente las paradojas del primer capitalismo democrático e industrial que en su versión argentina creaba, además de gobiernos inestables, incontables parias que vivían al margen no sólo de la economía, sino de la moral, lo legal, lo sano… No, Trainspotting no, aquí hay universidades públicas, sol y vino en cajita, ¿saben?

Diego Armando Maradona:

¿Por qué?

Por la misma razón que para hablar de The Clash hay que hablar de Margaret Tacher o para hablar del Expresionismo hay que hablar de las guerras mundiales ¿Qué tan fiel y conscientemente puede expresar su tiempo una banda de rock? Pues, si esa banda es Fútbol, bastante más de lo que ellos podrían creer.

Y aunque esa expresión provenga de Buenos Aires, no deja de estar elaborada desde América Latina y desde el laberinto cotidiano del capitalismo tardío. Por lo tanto, la intensidad del continente —en ambos sentidos de la palabra— de Fútbol te sonará cercana. Bastante cercana. Con motivo del lanzamiento de su último disco, Favio, Noisey entrevistó a Juan Pablo Gambarini, guitarrista, vikingo pampeano y, en esta ocasión, portavoz de Fútbol.

Noisey: ¿Cómo el concepto y el sonido Fútbol puede funcionar fuera de Argentina?
Juan Pablo Gambarini: Por un lado, somos Fútbol porque buscábamos un nombre que significara algo, que sonara y tuviera un peso específico y una representatividad. Pero al mismo tiempo queríamos que fuera algo ajeno a la música y que fuera parte de nuestra vida. Los tres Fútbol somos hinchas de un club y llegamos a pelear por eso. Así nació. Somos un trío que toca hace 13 años con guitarra, violín y batería. Canta el baterista, como sucedía en la vieja escuela de blues y rock argentino, como en Manal. Pero aquí hay un violín haciendo las veces de guitarrista líder y un guitarrista haciendo las veces de bajista y guitarrista rítmico. Ese sonido tal vez crudo y particular puede que sea lo más llamativo. Por qué no estamos a la moda en relación a los efectos o a la parafernalia…

"No somos como los putos de Tame Impala", diría Ricardo Iorio…
¡Claro! Somos una guitarra que, básicamente, su único efecto es el volumen. Y tenemos que ser cuidados con eso. No podemos tocar con equipos muy grandes porque tenemos un violín, que es un instrumento acústico y maneja otros matices.

Las letras de Fútbol, como "Sangre y Vino" son muy particulares en relación a la lírica de rock argentino ¿Ese sentido se diluye si se pone en juego en otros países?
Creo que nuestras letras son lo más interesante que tenemos. Los personajes de esas letras son argentinos, del área metropolitana de Buenos Aires o de las zonas rurales. Hay historias rurales, de la Patagonia, del Norte argentino, de los aborígenes… Así que no sé cómo puede llegar a reaccionar alguien ajeno. Si hablamos de México, es muy interesante pensar en su revolución. Pancho Villa, la primera Constitución socialista…. Una revolución hecha por -no sé si será correcto el término- los "caudillos locales". Aquí también fue similar. A Fútbol le gusta mucho la historia y rescatamos a esas figuras que se opusieron a la perpetuidad de la colonia y liberaron a los pueblos tal como estaban conformados en ese momento. Y también nos interesa la historia de alguien que vive en la ciudad y está "afuera del sistema" o de un barquillero que vende en la playa. Nos interesa rescatar las historias locales y cotidianas, plasmar nuestra visión y a su vez jugar con la ficción y el surrealismo.

Y eso ya se ve desde la tapa de su último disco.
En la tapa está Leonardo Favio. Está nuestra visión de él. El cómo nos influyó con sus películas. Films que mezclan la ficción con lo histórico con lo surrealista. Favio es uno de los artistas más grandes que dio Argentina. No sólo como músico, sino como cantautor que utilizaba su figura pop para financiar lo que él amaba, el cine. Entonces como cantor popular y peronista vendía ese arte popular para costear su real viaje artístico que era el cine. Cosa que plasmó en muchas de las mejores películas del cine nacional: Juan Moreira, El Dependiente…. Y, a su vez, nunca ocultó su peronismo. Estuvo en el regreso de Perón en el '73, tomó las armas….

Si todo arte, conscientemente o no, es político ¿Cómo puede entender alguien el momento que atraviesa Argentina a través de un álbum como este?
Este disco se compuso a partir de un grupo de Whatsapp para pasarnos ideas. Cosas que vemos. Entonces encontrás situaciones de violencia donde la policía interviene y termina todo mal, por ejemplo. También se habla de lo que ves cuando tomas el metro. Yo lo tomo todos los días y comparto las cosas que veo todo el tiempo. Los tres somos de Buenos Aires y transitamos la ciudad. Entonces aquí está lo que vemos a diario. Así como tuvimos la suerte de viajar y tocar afuera, también tenemos la suerte de que nos inspire esta ciudad y este país. Entonces vamos a tocar a todos los pueblos que podamos a cambio de asados para conocer mejor la región que habitamos. Eso es una inspiración. Se refleja en la música. Y si en esas historias hay violencia…o intensidad es porque así vivimos y lo plasmamos en la música. Hay que tener en cuenta que este disco se planta en determinado lugar político. Y la figura de Leonardo Favio resaltaba eso y lo condensaba. Entonces lo pusimos en la tapa. Con un chumbo. En una situación de futuro oscuro, sin color… casi como un personaje de ciencia ficción justiciero. Justicialista. Nos parecía que era el momento histórico del país para ponerlo. Y creo que el tiempo nos da la razón.

(Sigue a Noisey en Facebook).