Publicidad
Humor

El anuncio de Campofrío, ¿castaña o genialidad?: lo debatimos

Dos de nuestros redactores discuten sobre si el anuncio navideño de la empresa cárnica es "divertido" o no tiene nada de gracia.

por Pol Rodellar y Ana Iris Simón
18 Diciembre 2018, 1:58pm

Imagen de Campofrío

En las oficinas de VICE pasa como en cualquier trabajo, que cuando notamos que nadie nos mira abrimos el WhatsApp web o el Twitter. La única diferencia es que nosotros encima podemos excusarnos en que estamos trabajando si nos pillan viendo las fotos de una pareja follando sobre las pirámides de Egipto que nos ha pasado un colega.

Hoy ha ocurrido. Pol Rodellar ha recibido el anuncio de navidad de Campofrío, lo ha visto y se ha puesto a decir que menuda castaña y que vaya mierda de casting. Ana Iris le ha respondido que si estaba del lado de la corrección política y ha ocurrido lo que seguramente haya ocurrido en muchas oficinas: un debate encarnizado de los que se dan varias veces al día en la era en la que no solo todo es susceptible de ser debatido sino de obligatorio debate.

La única diferencia es que nosotros lo hemos convertido en artículo. Porque igual que la función de Campofrío es vendernos chorizos, la nuestra es llenar Internet de "contenido". En el fondo tampoco somos tan distintos. Ahí va la conversación.

Ana Iris: A ver, Pol, ¿qué problema tienes con el anuncio de Campofrío? Así, a grandes rasgos. Yo creo que es importante que alguien nos diga que frenemos un poco con lo de no poder reírnos de las cosas. Aunque sea para vender embutido.

Pol Rodellar: Para empezar, independientemente del tema del que hable el anuncio (en este caso esto de las risas), una empresa que se dedica a triturar animales y meterlos en tubos creo que no puede ir por ahí dando consejos. Y yo soy omnívoro, que conste, pero es que esta peña convive con el horror y la muerte cada día. Son inmunes al terror.

Ana Iris: Pero de eso también se pueden hacer chistes, ¿no? Mira los de Carrero. O bueno, no.

Pol Rodellar: Es que a mí estos chistes de “colegio” no me hacen mucha gracia, aunque entiendo que es una cuestión de gustos. Pero bueno, que los hagan, pero a mí no me activan la risa ni me representa en mi concepción del humor. Y ese es el problema, este anuncio ha escogido unos referentes de mierda (en su mayoría) y los chistes que aparecen (los que vende esta empresa llamada LOL), que solo escuchamos uno, es muy malo (el chiste del funeral y el fiambre). ¿Están defendiendo entonces el humor de mierda? La empresa esta de “chistes” solo muestra, REALMENTE, un chiste de los que vende y es un zurullo. En el fondo están vendiendo y defendiendo la nada, porque no enseñan esos chistes "tan necesarios" para poder vivir feliz.

Ana Iris: ¿No has soltado ni una conato de risita? ¿Ni con el de las Azúcar Moreno y el Rober Bodegas? Joder, ahí se la han jugado, seguro que hay gitanos que dejan de comprar Campofrío esta Navidad.

Pol Rodellar: No he podido reír, lo he intentado. Cierto que me ha gustado el momento Rober Bodegas con las Azúcar, eso ha estado bien. Pero es que joder, como digo, los referentes que tienen que abanderar el movimiento de apoyo al humor y la picaresca española son bastante jodidos, podrían haber escogido mejor. Porque me jode esto precisamente, que defiendan el humor cañí, la picaresca, el "eleee, eleeeeee", la fiesta y el cachondeo español barato, y esto no representa TODO EL HUMOR. Es una parte, la más seca y enquistada, pero no es el humor. Es más, creo que son conscientes de su propia mediocridad, porque al final los chistes ya no salen, ya no los escuchamos. Están defendiendo algo que ni se atreven o no pueden mostrar. Se quedan sin chistes. Es más, EL GRAN CHISTE FINAL, el más bueno y peligroso, el “heavy metal”, NO SALE. No son capaces de concretarlo.

Ana Iris: ¿Igual era el de Dani Mateo y la bandera? Con ese no se han atrevido, es verdad. Pero, joder, ¿no te parece valiente? Me siento un chaval de Forocoches cuando esa posición deberías encarnarla tú que eres varón, blanco y heterosexual. Creo.

Pol Rodellar: Jajaja. Cierto, me ha sorprendido no ver a Dani Mateo, que ya había salido otros años. Justamente creo que se han aprovechado demasiado del momento actual que vive el humor, han monetizado un debate de Twitter, y esto es cutre, como los chistes que aparecen en el anuncio. Me parece de un oportunismo muy poco digno.

Ana Iris: A ver, que sí, tienes razón. Es publicidad. Luego soy yo la que me quejo porque las marcas mercantilizan el feminismo. Puede que haya perdido este debate, pero joder.

Pol Rodellar: ¿Y qué me dices sobre que salgan tan pocas (de hecho ninguna) humoristas? Solo hay igualdad de género en los sufragistas esos contra el humor que aparecen fuera de la tienda LOL, ahí sí que más o menos hay paridad (solo en "los malos"). Se están metiendo en un berenjenal.

Ana Iris: TIENES RAZÓN, POL. Tienes razón. Pero fíjate que podría ofenderme acusándote de mansplaining ahora mismo por esto, y por eso me gusta el un anuncio. Pero tienes razón.

Pol Rodellar: A ver, que realmente yo estoy de acuerdo con el mensaje. Creo que el humor puede y debe ir en todas direcciones. De abajo a arriba, de arriba a abajo, lo que sea. Así que más o menos estoy de acuerdo con los que defiende Campofrío, pero supongo que no han escogido mis referentes y por eso no me siento identificado. Porque el anuncio se retrata y se descubre como una absoluta basura al final, cuando sale Eugenio. Eugenio era un tipo que entendía el humor desde la tristeza absoluta, se analizaba desde dentro y sacaba las penas en forma de risa, todo eso de reírse de uno mismo y sus miserias para describir una sociedad, no es de hacer chistes de meterse con un cojo; y este humor de Eugenio no aparece en todo el anuncio. Si hubieran jugado a eso, pues bien, pero están dando ejemplos de mierda.

Ana Iris: Ya no sé qué decirte con esto, vuelves a tener razón. Han monetizado un debate tuitero, han evitado cierto tipo de humor —la bandera, joder, ahí sé que se habrían jugado caer en la bancarrota— y los humoristas, los de mierda y los otros, no les importan. Solo quieren vender mortadela. Si encima yo soy vegetariana.

Pol Rodellar: Claro, es un alegato en defensa de un humor barato, de 1 euro, como los embutidos de esta peña que me compro en EL PAKI de abajo de casa cuando se me ha hecho tarde y me han cerrado el súper.

Ana Iris: Se te van a echar encima los de la manifestación del anuncio por decir EL PAKI en vez de el ultramarinos, el colmado o lo que sea, pero bueno. Estoy contigo.

Pol Rodellar: Claro, lo he hecho expresamente. Porque en el fondo engullo muchos embutidos y tengo el cerebro lleno de chistes de mierda.