FYI.

This story is over 5 years old.

El régimen sirio a punto de cercar Alepo, la victoria que puede cambiar el curso de la guerra

La implacable ayuda de los bombardeos de Putin ha arrasado con todo lo que se ha puesto por delante y ha conseguido que las tropas del presidente sirio Assad estén cada vez más cerca de recuperar el control de Alepo, la ciudad más grande del país.
Une photo fournie par l’agence de presse syrienne SANA montre le ministre de la Défense syrienne Fahd Jassem al-Freij (à droite) pendant une visite près de Homs en Syrie, le 17 décembre 2015. (SANA / EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La inestimable colaboración de las Fuerzas Aéreas de Vladimir Putin ha permitido que el ejército sirio y sus aliados hayan conseguido cortar la fundamental línea de suministro que conecta a los rebeldes sirios con Turquía. La intervención, consumada este pasado miércoles, supone uno de los reveses más incontestables para las tropas rebeldes en la sangrienta lucha por controlar el norte de Siria, y podría suponer una maniobra definitiva para cambiar el curso de la devastadora guerra que lleva destruyendo la nación de Oriente Medio durante los últimos cinco años.

La fuerzas del régimen y las milicias aliadas apostadas en sendas aldeas chiíes lograron invadir el núcleo de la ruta rebelde que desfila rumbo al Norte de Alepo, y arrebatársela. Alepo es la ciudad más grande de Siria y un enclave estratégico hacia la frontera con Turquía. Las fuerzas del régimen ya habían desplegado una primera ofensiva en la zona el pasado lunes, tal y como habían informado las fuerzas del gobierno y las de la oposición. Para el miércoles, el avance de las tropas de Assad les dejó a las puertas de sendas aldeas parcialmente sitiadas, Nubl y Zahraa. Una vez allí, el ejército del régimen pudo interceptar a las fuerzas rebeldes en el corazón de la estratégica ruta.

Publicidad

La vital línea de suministro rebelde que discurría entre Alepo y la aldea fronteriza de Bab al-Salameh, que conectaba con Turquía, ha sido efectivamente cortada por las tropas del régimen. Fuentes rebeldes y civiles han contado a VICE News que los intensos bombardeos y el incansable fuego de la artillería rusa se han cebado de manera indiscriminada con los vecinos de la zona. Algunos habían conseguido huir rumbo al norte, pero se han quedado varados en el paso fronterizo, que todavía se encuentra cerrado; o han acampado en las tierras de cultivo colindantes.

'Necesitamos armas para defendernos de los bombarderos lo antes posible'.

"El régimen está confiando las ofensivas a las fuerzas aéreas rusas. Sus cazas sobrevuelan el cielo constantemente", cuenta el coronel Ahmed Uthman, comandante militar de la facción rebelde local conocida como Firqat al-Sultan Murad.

Los vecinos han descrito las ofensivas de la artillería y de los bombardeos aéreos como una estrategia de "tierra quemada".

"Hay un clamoroso desequilibrio entre el poder de los cazas rusos y de los recursos de los rebeldes", cuenta Firas Pasa, comandante de la brigada Liwa al-Mu'tasem Billah, desplegada en Alepo. "Necesitamos armas para defendernos de los bombarderos lo antes posible".

Por si fuera poco, además de la potencia aérea rusa, el ejército árabe del régimen sirio también ha contado con el apoyo inestimable de varios grupos paramilitares, como las unidades chiíes iraquíes. "Ya no solo nos enfrentamos contra el ejército de Assad, sino contra el ejército de Abu y sus chancletas", ha comunicado un promotor mediático que lucha con una brigada rebelde en el norte y que ha preferido recurrir a un nombre burlesco para preservar su anonimato y subrayar el agotamiento que también afecta a las tropas del régimen.

Publicidad

'Te lo digo sin ambages: los jóvenes y los viejos lucharán por sus tierras y por su honor'.

Por su parte, los miembros del Frente al-Nusra la franquicia de Al-Qaeda en Siria, han acusado al resto de brigadas de no haberles apoyado en la lucha, una denuncia que todos los vecinos que han hablado con VICE News a través de varias aplicaciones distintas de mensajes de texto, niegan rotundamente. Al-Nusra ya había escenificado un numerito parecido cuando llegaron los refuerzos al frente de Alepo.

"Es la típica maniobra de propaganda de Al-Nusra", explica Osama Abu Zeid, asesor legal de las fuerzas rebeldes, quien asegura haber huido de Alepo rumbo a Turquía, solo unas horas antes de que el régimen cortara la carretera. "Nusra siempre intentar ridiculizar a las facciones del Ejército Libre Sirio con proclamas que dicen básicamente: "ellos no estaban allí, nosotros sí".

"Es un sinsentido" cuenta un periodista sirio desde Alepo a cambio de permanecer en el anonimato. "El problema no es de falta de números sobre el terreno. El desequilibrio se ha producido debido a la diferencia entre unas fuerzas aéreas y las otras. El que controlo el aire, termina controlando la tierra".

Los representantes de Jabhat al-Nusra se abstuvieron de hacer declaraciones a VICE News.

¿Por qué se han suspendido las conversaciones de paz sobre Siria antes de arrancar? Leer más aquí.

Los residentes de Alepo que han hablado con VICE News cuentan que ahora lo que esperan es que las tropas del régimen enfilen rumbo al sur para rodear y sitiar la ciudad por completo. A día de hoy los rebeldes apenas mantienen el control sobre la mitad de Alepo, y su suministro es abastecido por una sola carretera que discurre a través de territorio hostil rumbo al campo.

Publicidad

"El régimen está intentando… continuar su avance rumbo a las aldeas de Hreitan, Anadan y Hayyan", comenta el periodista. "Si logra hacerse con el control de esos pueblos y cortar la última línea de suministro entre la ciudad de Alepo y la zona de campo que se abre hacia el oeste de la ciudad, entonces Alepo quedará completamente sitiada".

Hay quien teme que Alepo se pueda convertir en la nueva Homs, otra gran ciudad en la que el régimen se dedicó a rodear a los rebeldes y boicotearles hasta provocar que se muriesen de hambre, hasta que se vieron obligados a rendirse a cambio de que les garantizaran un desplazamiento seguro rumbo a otras zonas rebeldes.

Pasa, en declaraciones desde la ciudad de Alepo, ha dicho que, de momento no hay signos de pánico ni de acumulación de reservas, a pesar de que sí ha afirmado que las bajas civiles durante los enfrentamientos han provocado que las reservas de sangre de los hospitales hayan disminuido considerablemente. Claro que la gente no se va a rendir sin luchar", cuenta. "Esto es Alepo. Esto no es Homs, hermano", cuenta Pasa a VICE News. "Alepo tiene algo parecido a una entera flota de rebeldes… Te lo digo sin ambages: los jóvenes y los viejos lucharán por sus tierras y por su honor".

Mira el documental de VICE News Dentro de la batalla: Al-Nusra-Al Qaeda en Siria

Más de uno de los rebeldes entrevistados también expresaron sus miedos a que las fuerzas del régimen decidan avanzar rumbo al oeste para hacerse con el control del cruce fronterizo de Bab-al-Hawa, en la provincia vecina de Idlib, la otra gran línea de comunicación de los rebeldes con Turquía. Al cortar la ruta de los campos del norte de Alepo, el régimen ha conseguido bloquear el suministro de gasolina en el noroeste de Siria, que estaba siendo enviada a través de camiones provenientes del territorio controlado por Estado Islámico.

El promotor mediático de los rebeldes ha descrito al estrategia del régimen como "dinamitar las intersecciones y estrangular la revolución", y teme estar viviendo el principio del fin.

"El corazón de la revolución está en el norte", explica. "Tan pronto como las fuerzas de Assad se hagan con el control de Bab al-Hawa y de Bab al-Salameh, puedes dar por contado que Idlib también habrá caído".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs