FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

El mundo alcanza la cifra récord de 60 millones de refugiados y España se desentiende

El número de desplazados y refugiados alcanzó en 2014 la cifra récord de 60 millones a causa de la gran cantidad de conflictos. España ofreció protección internacional a 1.585 personas, de las cuales sólo se les concedió el estatuto de refugiado a 38...
19.6.15
Imagen por David Meseguer/ VICE NEWS

El número de desplazados y refugiados alcanzó en 2014 la cifra récord de 60 millones de personas a causa de la gran cantidad de conflictos existentes en el mundo. Así lo indica el informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), un organismo que se siente sobrepasado por este drama que no para de crecer.

La agencia de la ONU para los refugiados constata un sobrecogedor aumento del número de personas obligadas a huir, con 59,5 millones de desplazados a finales de 2014, en comparación con los 51.2 millones de 2013. Más de la mitad de los refugiados son menores de edad.

Publicidad

Según datos de Acnur, hace diez años la cifra de refugiados alcanzaba los 37,5 millones de personas y constata que el aumento producido en 2014 es el mayor registrado jamás en un solo año. De hecho, como constata el informe, en 2014 cada día 42.500 personas se convirtieron cada día en refugiados, desplazados internos o solicitantes de asilo.

"No tenemos la capacidad ni los recursos para asistir todas las víctimas de los conflictos", destacó António Guterres, Alto Comisionado para los refugiados, en la presentación del informe. Guterres incidió en la "impotencia de las agencias humanitarias para actuar".

España rechaza refugiados mientras concede permisos de trabajo a extranjeros por dinero. Leer más aquí. 

Acnur da cuenta de al menos 15 conflictos en estos últimos cinco años: ocho en África (Costa de Marfil, República Centroafricana, Libia, Malí, norte de Nigeria, República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Burundi), tres en Oriente Medio (Siria, Irak y Yemen), uno en Europa (Ucrania), tres en Asia (Kirguistán, varias regiones de Birmania y Pakistán).

Los tres países más afectados son Siria con 7,6 millones de desplazados internos y 3,88 millones de refugiados a finales de 2014, Afganistán con 2,59 millones de personas en total y Somalia con 1,1 millones de personas.

Este importante incremento anual de refugiados viene produciéndose desde 2011, año en que se inició la guerra civil de Siria que viene generando el mayor número de desplazamientos de personas nunca antes registrados en el mundo.

Publicidad

España se desentiende

"Pese a esta dramática situación, la Unión Europea sigue sin facilitar vías legales para las personas que huyen de estos conflictos, lo que obliga a las personas refugiadas a arriesgar sus vidas en peligrosas travesías en el Mediterráneo", aseguró Estrella Galán, secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), durante la presentación del informe que recoge los datos de 2014.

'En Alemania es mucho más fácil conseguir el estatuto de refugiado y las condiciones son mucho mejores'.

Como ejemplos de vulneraciones sistemáticas de los derechos humanos, el documento de CEAR pone énfasis la fortificación de las fronteras europeas a través del incremento de vallas, el uso de la violencia, las devoluciones ilegales y la drástica reducción de las operaciones de rescate en el Mediterráneo.

CEAR destacó que desde el año 2000, más de 22.000 personas que buscaban refugio en Europa murieron ahogadas en el Mediterráneo. Una cifra que en 2014 alcanzó las 3.419 personas.

"Si las cifras de 2014 son terribles, el primer trimestre de 2015 es el peor en cuanto a muertos en travesía desde que se contabiliza esta cifra", explica a VICE News Pascale Coissard, miembro de CEAR.

"Este verano a causa de la mejora de las condiciones climatológicas se prevé que aumente todavía más el flujo migratorio. Y la UE no está preparada en absoluto para ello. Debe actuar y tomar decisiones", señala Coissard.

Publicidad

El informe de CEAR sitúa a España a la cola de la Unión Europea en el compromiso con las personas refugiadas, ya que recibió solo el 0,95 por ciento de las 625.000 solicitudes que llegaron a la UE.

En 2014, España ofreció protección internacional a 1.585 personas, provenientes principalmente de Siria y Ucrania, de las cuales sólo se les concedió el estatuto de refugiado a 384. CEAR pone acento sobre el alto número de resoluciones desfavorables, que alcanzó un 56%.

'Bruselas y España deberían replantearse su política migratoria y en concreto la de acogida'.

Perseguido por su activismo kurdo, el joven de 28 años Siwar Ala llegó a España en 2008 después que los servicios secretos del régimen de Bashar al-Assad le dieran un "toque de atención" tras averiguar que enseñaba kurdo en la clandestinidad a sus compañeros en la Universidad de Alepo.

Tras cinco interminables años de burocracia, las autoridades españolas finalmente concedieron en 2013 a Siwar el asilo político que venía demandando. Ahora, la dramática situación que vive Siria ha forzado a su hermano Bawar Ala a emprender el mismo camino.

"Mi hermano Bawar llegó hace unos meses a España. De Siria viajó a Estambul, de allí al Magreb desde donde le facilitaron la llegada a España", cuenta Siwar a VICE News desde Ciudad Real.

"Aquí ha estado muy poco tiempo porque España no da ninguna facilidad a los refugiados y además corría el peligro de ser detenido y deportado", destaca Siwar.

Publicidad

"Actualmente España concede la condición de refugiados a muy pocas personas, por lo que rápidamente viajó a Alemania donde es mucho más fácil conseguirlo y las condiciones son mucho mejores", añade este kurdo de la provincia de Alepo.

Ahora su hermano Bawar reside en ciudad alemana de Saarbrücken. "Allí es más fácil obtener el estatuto de refugiado y además Alemania ofrece una gran cantidad de ayudas sociales. Mi hermano, por ejemplo, tendrá una beca para poder estudiar en la universidad", explica Siwar.

El plan de recolocación de emergencia impulsado por Bruselas para 2015 y 2016 tiene como objetivo distribuir a un total de 60.000 refugiados entre los países miembros de la eurozona. De este cantidad, 24.000 procederían de Italia, 16.000 de Grecia y 20.000 del norte de África, con el objetivo de evitar que se embarquen en viajes de alto riesgo.

De estos 60.000 a España le tocaría acoger a 5.837 refugiados en los próximos dos años, cuota que el Gobierno español rechazó.

Por el contrario, el ejecutivo de Mariano Rajoy presentó a principios de junio treinta enmiendas parciales al proyecto de ley de Segunda Oportunidad, por el que los extranjeros que inviertan en España un mínimo de dos millones de euros en deuda pública o fondos de inversión, o compren un inmueble por un valor mínimo de 500.000 euros obtendrán los permisos de residencia y de trabajo.

"Bruselas y España deberían replantearse su política migratoria y en concreto la de acogida. Las cuotas de acogida son del todo insuficientes", sentencia Coissard.

Mira este documental de VICE News, Europa o muere: cruzando la valla de Melilla (Episodio 1)

Sigue a David Meseguer en Twitter: @DavidMeseguer