Por qué las mujeres se sienten atraídas por los maduritos

Una investigación canadiense ha estudiado el poco explorado territorio del madurito o DILF. Hablamos con el investigador y doctor Cory Pedersen al respecto.

|
19 Marzo 2019, 4:45am

Matthew Berninger, vocalista de The National y prototipo de DILF. Foto de la página de Facebook de The National.

La imagen del padre sensual en el parque empujando el carrito del bebé con una sola mano es sinónimo de DILF (Dad I’d Like to Fuck, padre al que me tiraría), el término menos popular que se corresponde con el extendido MILF (Mom I’d Like to Fuck, madre a la que me tiraría) (el tercer término más buscado en PornHub en 2018). El fenómeno del madurito o DILF ha disparado su popularidad en los últimos años. De una búsqueda rápida de DILF en Google surgen 5 860 000 resultados y las cuentas de Instagram como dilfs_of_disneyland cuentan con cientos de miles de seguidores. Además, según los datos de 2016 de PornHub, "es un 96 por ciento más probable que las mujeres busquen “papi” y “madurito” en comparación con los hombres".

Pero ¿por qué la fantasía del madurito atrae a las mujeres? ¿Se trata de alguna emocionante combinación de problemas no resueltos con la figura paterna, el hombre mayor, el proveedor? ¿O se trata simplemente de una reconfiguración del antiguo orden patriarcal? ¿Por qué el hombre con muchos niños y con todas las complicaciones que eso conlleva, se convierte de repente es un prospecto atractivo?

La Dra. Cory Pedersen, psicóloga del desarrollo que trabaja en el laboratorio de investigación de Las observaciones y la investigación sobre género y sexualidad importan (O.R.G.A.S.M., por sus siglas en inglés) en la Universidad Politécnica Kwantlen, en la Columbia británica (un laboratorio dedicado al estudio científico en el campo de la sexología) ha intentado cuantificar las respuestas a la pregunta sobre el fenómeno del madurito . Su estudio, The Appeal of the DILF (El atractivo del DILF), presentado en la Sociedad para el Estudio Científico de la Sexualidad en Montreal el año pasado, busca definir por qué las mujeres se sienten atraídas por los padres de familia y si estos padres resultan más atractivos para las mujeres que otros hombres igual de atractivos pero sin hijos.


MIRA:


VICE: ¿Qué fue exactamente lo que tuvo en cuenta tu estudio del fenómeno del DILF y qué estabas tratando de averiguar?
Cory Pedersen: Estábamos viendo qué factores pueden hacer que los hombres mayores sean más atractivos para las mujeres. Probablemente conozcas el fenómeno de las MILF, y ahora hay un interés creciente en los DILF, pero no hay bibliografía empírica sobre qué es un DILF, qué lo convierte en un DILF y qué tiene de atractivo en particular. Realmente no teníamos ninguna hipótesis porque no hay ninguna investigación al respecto, por lo que estábamos explorando qué factores pueden hacer que un DILF sea atractivo para las mujeres.

Reclutamos a nuestras participantes y las asignamos aleatoriamente a uno de dos grupos. En uno de los grupos, el del perfil DILF, se presentó a las participantes la imagen de un hombre maduro y atractivo, con apariencia de tener unos 45 años. Les dijimos: “Este es Jason, es un empleado de 45 años con dos hijos y un conocido en común os presentó hace poco”. En el otro grupo se presentó exactamente la misma imagen del mismo hombre y dijimos: “Este es Jason, es un empleado de 45 años y os presento hace poco un conocido en común” . Así que, en uno de los grupos les mostramos a Jason a las participantes y les dijimos que tenía hijos y en el otro caso no los tenía.

Lo que esperábamos encontrar aquí, dada esa diferencia, es si las mujeres se sentirían más atraídas por el hombre con hijos, lo cual sugeriría que la atracción por los DILF tiene algo que ver con el hecho de que tienen hijos. En el caso de que se sintieran atraídas por el Jason sin hijos, eso sugeriría que el hecho de que sea un hombre mayor es lo que lo hace atractivo.

Les pedimos a las participantes que evaluaran el atractivo de Jason con una serie de cualidades; características como la masculinidad (por ejemplo: Jason es fuerte, Jason es atlético); otras cosas relacionadas con su emotividad (¿Es cariñoso? ¿Es empático? ¿Es amable?) y algunas más relacionadas con su sociabilidad (¿Cuánto le gusta salir? ¿Cuánto le gusta divertirse?). Les pedimos que indicaran en qué medida estaban de acuerdo con esto, tomando como base esta información y el perfil.

Lo que descubrimos fue que, cuando describimos a Jason como un hombre con hijos, las mujeres le dieron calificaciones más altas en el área que denominamos "emotiva"; las cosas relacionadas con ser cariñoso, empático, diligente, amable, divertido. El Jason sin hijos obtuvo calificaciones más altas en cualidades de sociabilidad; por lo que al parecer, le gusta divertirse y viajar, es espontáneo. No hubo diferencias entre las condiciones con respecto a las medidas de cosas como la masculinidad (fuerte, guapo, etc.).

En general, descubrimos que el Jason con hijos obtuvo calificaciones más positivas en sus atributos que el Jason sin hijos, lo que sugiere que tener hijos es lo que vuelve más atractivo a Jason.

¿Crees que es una cuestión de preselección? ¿Ya ha criado niños, lo que significa que sería un buen padre para los míos? ¿O más bien buscaban un encuentro de corta duración?
Les preguntamos a las participantes por cuánto tiempo estarían dispuestas a involucrarse en un encuentro sexual a corto plazo con alguno de estos hombres (dependiendo del grupo en el que estuvieran), o en qué medida les interesaría tener una relación a largo plazo con él. No encontramos diferencia entre los grupos.

Así que, a corto y a largo plazo, calificaron a ambos hombres como igualmente atractivos. Entonces, lo que sospechamos es que lo que las mujeres realmente valoran en una pareja son las cualidades emocionales (ser gracioso, amable, generoso, amoroso). Cuando los hombres tienen hijos, nuestra percepción es que seguramente ya cuentan con esas cualidades.

Otra posible explicación es que las mujeres usan a los hombres con niños como una estrategia de selección de pareja. Así que si un hombre ya tiene hijos, ya ha demostrado su fertilidad. Entonces, si quieres hijos, este hombre es una apuesta segura porque ya los tiene. Sabes que es un hombre fértil.

Pero el hecho de tener hijos nunca le restó atractivo a Jason. ¿Crees que en el caso de las MILF esto es cierto? ¿Los hombres encuentran más atractivas a las MILF que a mujeres similares sin hijos?
Analizamos los estudios que hay sobre las MILF para tener una guía en nuestro estudio sobre los DILF. Lo que encontramos fue que a los hombres les parecen atractivas las MILF a pesar de tener hijos. Así que las pruebas sugieren que los hombres se sienten atraídos por las MILF debido a su edad, no a sus hijos. Hay algo en el hecho de ser una mujer mayor; exuda confianza, tiene una base de conocimientos sobre sexualidad que una mujer más joven no tiene.

Así que los hombres solo usan a las MILF de manera intercambiable con mujeres mayores.
Correcto, mientras que en el caso de las mujeres lo que parece importar son los niños, no la edad.

¿Las mujeres fueron capaces de precisar por qué les resultaron más atractivos los DILF, más allá de la calificación numérica?
Hubo una opción abierta para que las mujeres dijeran qué era lo que les parecía particularmente atractivo de Jason. A simple vista, mencionaron cosas como “tiene mirada amable, tiene una sonrisa cálida, parece una buena persona”. Esto parece sugerir que estamos interesadas en estos valores de la personalidad; rasgos como la calidez, la amabilidad y la generosidad.

¿Hubo alguna correlación entre la edad de la mujer o su deseo de tener hijos y su nivel de atracción hacia el DILF?
Les preguntamos al respecto. Les preguntamos si tenían hijos, y si decían que no, les preguntábamos si querían tener hijos en el futuro, y si decían que sí, les pedíamos que calificaran ese deseo con una escala que iba de "no" a "definitivamente". No encontramos diferencia entre los grupos. No importó si a las mujeres les gustaba el Jason con hijos o sin hijos; no fue relevante en ninguno de los grupos. Lo mismo ocurrió con la edad.


MIRA:


¿Te sorprendió algo en esta investigación?
Me sorprendió que no encontráramos diferencia alguna entre el encuentro sexual de corto plazo y la relación a largo plazo. Esperaba encontrar algún efecto ahí; que las mujeres estuvieran más interesadas en el hombre con hijos para una relación a largo plazo y en el hombre sin hijos para una relación a corto plazo. Así que eso me sorprendió.

También me sorprendieron las respuestas que dieron cuando preguntamos a las participantes si este hombre les resultaría más atractivo si fuera más joven o más viejo, o si estaba perfectamente bien como estaba. Y cuando les pedimos que indicaran la edad que preferirían que tuviera su pareja. Contrariamente a la opinión popular de que las mujeres prefieren a los sugar daddies más mayores, ese no fue el resultado que obtuvimos. Descubrimos que esas mujeres estaban interesadas en personas dentro de su propio rango de edad, hasta con una diferencia de cuatro años más o menos. Tanto para relaciones a largo como a corto plazo.

Otra cosa que me pareció interesante; probablemente has oído que Sigmund Freud postuló que los hombres se sienten atraídos por las mujeres que se parecen a sus madres, y las mujeres por los hombres que se parecen a sus padres. Les preguntamos a las participantes sobre la calidad de su relación con su figura paterna. Les preguntamos porque queríamos cubrir este aspecto como una posible explicación de por qué las mujeres podrían sentirse atraídas por los hombres mayores (porque podrían recordarles a sus padres). Así que les preguntamos a las participantes sobre su relación con su padre y en qué medida creían que este perfil les recordaba a él y no encontramos ningún efecto en ese sentido. Así que la idea de que las mujeres se sienten atraídas por los hombres mayores debido a algún problema relacionado con sus padres no parece tener ninguna credibilidad.

¿Qué dicen estos resultados sobre nuestro clima social actual? ¿Crees que los DILF seguirán de moda?
Creo que sí. Creo que esto solo es el principio. Especialmente si tomamos como indicativo la tendencia de las MILF (que ya lleva bastante tiempo vigente). A medida que las mujeres en nuestra cultura se sienten más cómodas con su sexualidad, más abiertas al respecto y la sociedad acepta cada vez más el hecho de que las mujeres son seres sexuales, veremos una mayor apertura [hacia los DILF]. Los estudios sugieren que estamos viendo cada vez a más y más mujeres admitir que ven pornografía. Estoy segura de que siempre lo han hecho, pero no creo que siempre lo hayan admitido debido a la censura existente en torno a la sexualidad de las mujeres.

Al mismo tiempo, creo que el hecho de que nuestros hallazgos sugieran que las mujeres están interesadas en cualidades como la personalidad, la calidez y la afectividad demuestra que ni las mujeres ni los hombres están buscando solo parejas que sean ideales en términos de cosas como dinero, apariencia o estatus. Creo que demuestra que las mujeres (y los hombres) están interesados y se sienten atraídos por lo que realmente importa, ya sea para relaciones a corto o a largo plazo. Cualidades como la bondad, la calidez y la generosidad. Tanto los hombres como las mujeres, a fin de cuentas, buscan lo bueno de las personas.

Sigue a Tiffy Thompson en Twitter.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.