La Guía VICE al ahora

Un grupo de científicos creó ratas cyborg a las que controlan con la mente

El equipo científico chino descubrió la manera de tomar el control de una rata y "dirigirla" a través de un laberinto con el pensamiento.
LC
traducido por Laura Castro
25.2.19
Rata con implante cerebral.
No es una de las ratas usadas en el experimento; es solo otra rata con un implante cerebral de control remoto. Imagen vía YouTube/TBU News.

Artículo publicado originalmente por VICE Australia.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Zhejiang publicó este mes un artículo titulado “Control mental humano de la locomoción continua de una rata cyborg con interfaz inalámbrica cerebro-cerebro”, en el que revelaron que habían logrado controlar ratas con el poder del pensamiento humano.

En el artículo, los autores explican que las interfaces cerebro-computadora (ICC) ya les permiten a los humanos controlar los dispositivos externos con sus mentes de varias maneras: las prótesis controladas por la mente son un ejemplo. Ciertos estudios han llevado esa idea un poco más lejos y han postulado que se podría crear una interfaz cerebro a cerebro utilizando métodos similares. Pero nadie había usado una interfaz cerebro-cerebro para tomar el control de otra criatura viviente y dirigirla a través de un laberinto complejo, y eso es precisamente lo que los académicos de Zheijang se propusieron lograr.

Para llevar a cabo el experimento, los investigadores implantaron microelectrodos en el cerebro de una rata viva, lo que la convirtió en una "rata cyborg", y los conectaron al cerebro de un "manipulador" humano que estaba conectado a una interfaz cerebro-computadora. Los pensamientos relacionados con el movimiento en la mente del manipulador enviaron señales a la computadora, la cual luego las tradujo en instrucciones y las envió al cerebro de la rata. Entre el manipulador, la interfaz cerebro-computadora y la rata cyborg, se creó una Interfaz cerebro-cerebro.

Publicidad

"Con esta interfaz, nuestros manipuladores pudieron controlar mentalmente a una rata cyborg para completar sin problemas la tarea de recorrer un laberinto", afirman los autores. "Las instrucciones de control… fueron enviadas de forma inalámbrica a la rata cyborg a través de la estimulación microelectrónica de su cerebro".

Cuando el manipulador humano pensó en mover su brazo izquierdo, la rata recibió la orden de girar a la izquierda; cuando pensó en mover su brazo derecho, la rata giró a la derecha; mientras que el parpadeo le enviaba la señal de avanzar. La revista Discover señala que los laberintos que la rata tuvo que recorrer se fueron volviendo cada vez más complejos: primero eran unos pocos tubos, y luego fueron estructuras más complicadas con giros cerrados, múltiples niveles y una ruta prescrita específica. Con el tiempo, las seis ratas cyborg del estudio se volvieron más hábiles para recorrer el laberinto y "se desarrolló una comprensión tácita entre el humano y la rata cyborg".

"Los resultados mostraron que las ratas cyborgs podían ser dirigidas por la mente humana sin problemas y con éxito para completar la tarea de recorrer un complejo laberinto", escribieron. "Nuestros experimentos indicaron que la cooperación a través de la transmisión de información multidimensional entre dos cerebros con ayuda de una interfaz cerebro-computadora es prometedora".

Vale la pena señalar que las ratas no son los primeros animales en haber sido convertido en cyborgs controlados por la mente. Recientemente, se usó una interfaz cerebro-cerebro para implementar el control del movimiento de una cucaracha cyborg y dirigirla por una pista en forma de S. En el futuro, los investigadores de Zheijang esperan que "el flujo de información se vuelva bidireccional y comunicativo entre dos individuos humanos".

Andrea Stocco, el investigador del cerebro de la Universidad de Washington quien calificó los resultados del estudio con las ratas cyborg como "impresionantes pero creíbles", considera que la ciencia puede ir aún más lejos.

"El santo grial de la interfaz cerebro-cerebro sería lograr compartir el rico contenido que no puede ser expresado adecuadamente con palabras, como las emociones y los sentimientos", le dijo a Discover. "Todavía estamos muy lejos de eso, pero, por supuesto, ese es el sueño".

Sigue a Gavin en Twitter o Instagram.